No existe emergencia en la frontera sur, afirman 58 ex altos funcionarios de EU
Las acciones "unilaterales y provocadoras" de la Casa Blanca han tensado la relación con México, lo que podría afectar los esfuerzos regionales para atender la crisis en Venezuela, dijeron.
(Foto: Reuters).

Cincuenta y ocho ex altas funcionarias y funcionarios del gobierno de Estados Unidos, entre ellos la ex embajadora en México Roberta Jacobson, la ex secretaria de Estado Madeleine Albright y la ex secretaria de Seguridad Interior Janet Napolitano publicaron una declaración conjunta para rechazar la declaratoria de emergencia emitida por el presidente, Donald Trump, respecto de la migración ilegal en la frontera con México.

“Las acciones del presidente están en contra de la abrumadora evidencia basada en información pública, incluyendo las estimaciones y los datos de la propia administración. Hemos vivido y trabajado durante emergencias nacionales y apoyamos el poder del presidente para movilizar al Poder Ejecutivo y responder ágilmente a genuinas emergencias nacionales, pero bajo ninguna evaluación verosímil de evidencia existe actualmente una emergencia nacional que le otorgue derecho al presidente para destinar fondos ya etiquetados, a la construcción de un muro en la frontera sur”, afirmaron.

Destacaron que los cruces ilegales en la frontera con México están en mínimos históricos, que no existen evidencia documentada de terrorismo en la frontera sur y que el tráfico de drogas y personas ocurre actualmente a través de los puertos de entrada legales, por lo que un muro en la frontera no atacaría el problema.

Las y los ex funcionarios citaron un análisis de información criminológica realizado por el Instituto Cato, en el que se afirma que los inmigrantes indocumentados son 44 por ciento menos proclives que los ciudadanos nacidos en Estados Unidos a ser encarcelados, y que las tasas de incidencia delictiva de inmigrantes ilegales son más bajas que las de los nativos estadounidenses.

La declaratoria de emergencia “solo exacerbará las preocupaciones humanitarias que sí existen en la frontera sur”, aseguraron los ex servidores públicos, quienes expresaron que la emergencia actualmente existente en la frontera con México no es de seguridad sino humanitaria.

Además, la dispersión de fondos previamente etiquetados para asignarlos a la construcción del muro minaría la seguridad nacional de Estados Unidos, al difucultar el financiamiento de mejoramiento de hospitales militares, construcción de caminos y renovación de cuarteles.

“Adicionalmente, las acciones unilaterales y provocadoras de la administración están aumentando las tensiones con nuestros vecinos al sur, en un momento en el que necesitamos su ayuda para atender preocupaciones del hemisferio occidental”, agregaron.

Llamaron la atención particularmente sobre que la Casa Blanca ha tensado de manera especial las relaciones diplomáticas con México, una relación que es vital para los esfuerzos regionales que van desde inteligencia regional y acciones conjuntas de aplicación de la ley, hasta los esfuerzos de cooperación para atender las crecientes tensiones con Venezuela.

 






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.