PyeongChang dio una oportunidad para alcanzar la unión: Thomas Bach
El presidente del Comité Olímpico Internacional resaltó la importancia del deporte para tender puentes de diálogo y respeto en el caso de las dos Coreas.
(Foto: Twitter @silver_light21)

PyeongChang 2018, considerados como los “Juegos de la Paz”, lograron unificar situaciones políticas y la familia olímpica deberá recordarlos como un evento en donde reino la armonía y la paz.

Durante su intervención en la ceremonia de clausura, Thomas Bach,  presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), enfatizó que estos juegos fueron un homenaje al pasado, cuando hace tres mil años se logró una tregua olímpica y eso se vio reflejado en la actualidad con el desfile de las dos Coreas.

“Con su marcha (las dos Coreas) han compartido un futuro de fe pacífico con todos nosotros. Nos han mostrado cómo el deporte reúne a la gente en este mundo tan frágil. Con el deporte se construyen puentes de unión, y el COI seguirá con el diálogo, incluso, después de que la llama olímpica se ha extinguido”, destacó Bach.

De la misma manera, destacó que el deporte ha mostrado cómo los atletas de Corea del Sur y de Corea del Norte han compartido su amistad al mundo y dejaron a un lado las diferencias de raza, religión y políticas.

Además, añadió que los Juegos Olímpicos de PyeongChang marcaron la nueva era de la tecnología digital, ya que se logró una cifra récord y fue visto en todo el mundo, “puedo decir que estos Juegos son los Juegos de los nuevos horizontes”.

El deporte tiene alcances superiores. Quiero agradecer a todos los que hicieron posible esta ceremonia”, destacó el dirigente deportivo.

Mientras tanto, el presidente del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de PyeongChang 2018, Hee Beom Lee, destacó que la justa invernal marcó una pauta en la paz mundial, porque cuando las dos Coreas participaron juntas se “sembró la semilla de la paz. Los atletas edificaron un camino de amistad que va más allá de deporte”.

Asimismo, definió que en dos semanas de intensas competencias se dejó momentos de alegría, “ahora estamos para decir adiós, nunca nos hemos dicho que despedirse es también una satisfacción, estos juegos serán recordados por su nobleza y momento inolvidables”.

Comentó que los ideales olímpicos son de respeto y excelencia tanto en los deportistas que ganaron como de aquellos que participaron, “todos son verdaderos ganadores, porque el que no lo intenta, nunca sabrá hasta dónde puede llegar”.

Luego vino el momento del espectáculo, una enorme figura de una tortuga, sinónimo de seguridad de Corea, apareció en un gran mosaico multicolor que se conjugó con la música de la banda de k-pop surcoreana EXO, para cerrar el show con el DJ holandés Martin Garrix y los tradicionales fuegos artificiales.

(Con información de Notimex)
banner-deportes








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.