Se niega México a ser tercer país seguro para migrantes: Gobierno Federal a EU
Sin embargo, afirmó que recibirá a un grupo de centroamericanos, por razones humanitarias.
Foto: Cuartoscuro

México ratificó a Estados Unidos su negativa de convertirse en tercer país seguro (para recibir a extranjeros solicitantes de asilo en esa nación); sin embargo, aceptará por razones humanitarias –y en respeto al principio de no devolución- a un grupo de 20 centroamericanos que en las próximas horas el vecino país enviará a México por la garita de Tijuana.

Después de distintas consultas, tras el anuncio de Estados Unidos en diciembre pasado, de su ley de inmigración, el gobierno mexicano subrayó a su contraparte que se trata de una medida unilateral, de ahí que una vez que los extranjeros obtengan una respuesta a su petición de asilo, su estancia física será entonces responsabilidad de Washington, aun cuando los migrantes apelen el resultado de su trámite.

De acuerdo con La Jornada, los extranjeros ingresaron a Estados Unidos a través de territorio mexicano, por lo que se presume que tengan una tarjeta de visitante por razones humanitarias para entrar y salir de nuestro país.

“México reitera que no acepta un acuerdo de tercer país seguro con el gobierno de Estados Unidos; un acuerdo de esa naturaleza implicaría un compromiso vinculante de procesar en nuestro territorio todas las solicitudes de asilo a Estados Unidos de migrantes que pasen por nuestro país y responsabilizarnos de lleno por su situación jurídica”, se indica en la posición oficial del Gobierno Federal.

En un mensaje a medios, el vocero de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Roberto Velazco, dio lectura al documento elaborado por ambas dependencias federales y señaló que México suscribe y respeta el principio de no devolución consagrado en el Derecho Internacional.

Recordó que de acuerdo con ese principio, ningún Estado podría poner a ningún solicitante de asilo en el territorio de cualquier país en el que su vida esté en peligro por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social o por sus opiniones.

Lo anterior, debido a que ambas instancias habían sido informadas por la Embajada de Estados Unidos que en las próximas horas ese gobierno presentaría de manera unilateral en la Garita de San Isidro, en Tijuana, Baja California, a un grupo de 20 personas extranjeras.

Expuso que los integrantes de ese grupo serían originarios de diversos países de Centroamérica que iniciaron su trámite para obtener asilo en Estados Unidos, y que ingresaron a esa nación a través de territorio mexicano y al parecer cuentan con una visa humanitaria expedida por nuestro gobierno, la cual permite entradas y salidas múltiples del territorio nacional.

Roberto Velazco mencionó que el 20 de diciembre de 2018, Estados Unidos anunció la implementación de la medida unilateral y desde entonces México ha manifestado que con base en el compromiso con los derechos humanos y en beneficio de los migrantes, admitiría el ingreso de ciertas personas extranjeras provenientes de Estados Unidos que hayan recibido un citatorio ante un juez migratorio.

Lo anterior, mediante permisos de ingreso por razones humanitarias que de manera temporal permitan a esas personas su estancia regular en México, “el gobierno de México no coincide con la medida unilateral implementada por el gobierno de Estados Unidos, no obstante, y en congruencia con nuestra nueva política migratoria, reiteramos el compromiso con las personas migrantes y los derechos humanos”.

El vocero de la SRE recordó que como se había anunciado el mes pasado, solicitaron más información al gobierno estadounidense sobre la medida antes mencionadas, por lo que en enero se han realizado tres reuniones técnico-operativas en las que fueron analizados los escenarios y complejidades que supondría la implementación de la decisión unilateral del vecino país del norte.

En dichas reuniones, la parte estadounidense informó de su intención de que en una primera fase de implementación presentaría en la Garita de San Isidro hasta 20 personas por día para su retorno a México, aunque “su pretensión es que esa medida se extienda paulatinamente a los demás puntos de entrada en la frontera con México”.

En tanto, la parte mexicana comunicó que en cualquier caso la entrega de las personas devueltas a México debe realizarse cumpliendo las formalidades que establecen las leyes mexicanas, aunado a que no se aceptará a menores no acompañados o personas con problemas de salud, mientras que en el caso de la eventual devolución de familias, el tema será considerado por separado dada la complejidad de su recepción en México.

“En todo caso, una vez que el proceso de solicitud de asilo en Estados Unidos haya concluido, la ubicación física de los solicitantes será responsabilidad exclusiva del gobierno de Estados Unidos, lo que significa que el gobierno de México no aceptará la devolución de personas extranjeras que hayan apelado la negativa a su petición de asilo en Estados Unidos”, expuso.

De esta manera, la Secretaría de Gobernación informará de la situación a los gobiernos de Baja California y del municipio de Tijuana a fin de coordinar las acciones que, en su caso, se requieran adoptar.

“Sostenemos que la solución de fondo a la migración se alcanzará potenciando el desarrollo de las comunidades de origen de los migrantes, la migración debe ser una elección y no una necesidad”, por ello, indicó, “seguiremos impulsando nuestra visión de desarrollo humano tanto con el gobierno de Estados Unidos como con otros países y organismos internacionales”.

 (Con información de Notimex y La Jornada)



Temas relacionados:
Estados Unidos
Migrantes
Segob
SRE



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.