Empresarios textileros y proveedores de gobiernos estatales, dueños de la aeronave accidentada en Puebla
Servicios Aéreos del Altiplano SA. de CV comenzó una relación de negocios con el gobierno de Puebla en el sexenio de Moreno Valle, se mantuvo con Tony Gali y siguió con Martha Érika Alonso.

Por Juan Omar Fierro

Dos empresarios textileros que son proveedores de los gobiernos de Baja California Sur, Tlaxcala y Puebla, Rafael Torre Mendoza y José Antonio Torre Mendoza, son los únicos accionistas de Servicios Aéreos del Altiplano SA. de CV., empresa que era propietaria del helicóptero que se desplomó este lunes, provocando la muerte de la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso, de su esposo, el senador Rafael Moreno Valle, y de tres personas más.

De acuerdo con el Registro Público de Comercio de la Secretaría de Economía, la empresa SAASA fue creada por los hermanos Rafael y José Antonio Torre Mendoza el 8 de agosto del 2005, con el fin de prestar servicios de transportación aérea para pasajeros y traslado de carga, así como para operar talleres aeronáuticos, dar clases de vuelo y capacitar a pilotos.

La empresa se constituyó con un capital de 2 millones de pesos, cifra que fue aportada por partes iguales por los hermanos Torre Mendoza y que a lo largo de 13 años ha realizado al menos 10 movimientos legales que han sido registrados ante las autoridades, incluyendo la designación del contador público, Jesús Armando Díaz Hermoso como comisario de la sociedad.

SAASA ha tenido dos domicilios: el primero estuvo en el municipio de Apetatitlán, Tlaxcala; mientras que el actual se localiza en el Aeropuerto Internacional Hermanos Serdán que se localiza en la alcaldía de Puebla, Puebla.

La compañía de aviación ya había prestado servicios de transportación aérea para el ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, quien presuntamente arrendó la aeronave el 4 de agosto del 2016 para viajar a Taxco, Guerrero, municipio en el que realizó un evento proselitista para promover sus aspiraciones a la candidatura presidencial del PAN.

La revista Proceso dio cuenta del hecho, a través de una nota de su corresponsal en la entidad, Ezequiel Flores Contreras: el helicóptero particular usado por el entonces gobernador era una unidad Agusta Westland 109 con matrícula XA-BON, es decir, la misma aeronave que se desplomó este lunes 24 de diciembre en el municipio de Santa María Coronango, a tres kilómetros de la ciudad de Puebla.

La relación que la empresa SAASA estableció con el gobierno de Puebla se mantuvo con el que fuera gobernador interino, José Antonio Gali Fayad, a quien acompañó el pasado 6 de diciembre de 2018 en una ceremonia en la que se hizo entrega del Certificado de Aprobación del Sistema de Gestión de la Seguridad Operacional Aérea a los servicios aéreos del gobierno de Puebla, dependencia que era dirigida por el piloto Roberto Coppe, otro de los fallecidos en el accidente de este lunes.

El gobierno poblano emitió un boletín al respecto e incluso, subió una fotografía en la que aparece el empresario Rafael Torre Mendoza.

Otras empresas de los hermanos Rafael y José Antonio Torre Mendoza son Grupo Textil Providencia, empresa que ha sido proveedora de los gobiernos de Puebla, Tlaxcala y Baja California Sur.

Esa compañía fue sancionada por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) el 15 de mayo del 2015 tras detectarse que era responsable de tres descargas clandestinas de agua contaminada que afectaban de manera directa al Arroyo Ahuehuetitla, afluente del río Zahuapan.

De igual forma, esa dependencia se negó a renovarle el Certificado de Industria Limpia que poseía la empresa textilera, por lo que ese documento se dio por concluido el 17 de junio del 2015.

 








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.