Al menos tres estudiantes de Ayotzinapa fueron asesinados en basurero; ningún temor de que se rehaga investigación: Murillo
"Jamás dije que fueran los 43" los incinerados en el basurero de Cocula, afirmó el ex procurador, quien insistió en defender que está "científicamente comprobado" que "ahí se quemaron cuerpos".
Foto: Diego Simón Sánchez/ Cuartoscuro

“No sé cuántos, Carmen, y de nombres puedo decir solamente tres (estudiantes de Ayotzinapa) que son los que está comprobado plenamente que estuvieron en el basurero (de Cocula)“, de dos de ellos (Alexander Mora y Jhosivani Guerrero de la Cruz) se obtuvo ADN y además “tenemos muy clara la presencia de Cochiloco” (Cutberto Ortiz Ramos), por lo que en los tres casos está “absolutamente comprobado” y “estoy convencido” de que -de los 43 desaparecidos- al menos tres fueron asesinados en ese lugar, sostuvo el ex procurador Jesús Murillo Karam, al defender las investigaciones realizadas durante el gobierno de Enrique Peña Nieto tras los hechos del 26 y 27 de septiembre en Iguala, Guerrero.

-¿La versión inicial se mantiene prácticamente intacta?-, le preguntó la periodista Carmen Aristegui.

“No, intacta, no. La versión inicial tal como la planteé, en tres casos estoy convencido de que fueron estudiantes de Ayotzinapa que fueron asesinados… que van a investigar, me parece bien… ningún (temor) salvo que fuera sin sustento (que se le impute algo), pero tengo confianza en que lo harán con profesionalismo“, dijo en entrevista para #AristeguiEnVivo.

“De todos los demás no puedo decir que estén muertos, son desaparecidos”, indicó.

“No tengo ningún temor de que se rehaga (la investigación), lo que va a pasar es que se va a confirmar lo que científicamente sí está comprobado: que ahí se quemaron cuerpos, que ahí se encontraron restos y que restos de ellos por ADN que identifican y uno más por la unanimidad de las declaraciones”, subrayó.

“Resulte lo que resulte yo estoy dispuesto a asumir mi responsabilidad, no tengo ningún problema”, insistió.

Respecto a las dudas que despierta la versión oficial, atajó: “Yo no recuerdo ningún caso de este tamaño que no este tipo de respuestas o de dudas, lo que tiene que prevalecer es lo que se puede probar, en eso es en lo que tengo confianza”.

En cuanto a los casos de tortura documentados, dijo que él mismo durante su gestión abrió tres averiguaciones; “las que yo supe las consigné de inmediato” y si hubo tortura deben castigarlo.

“Es una averiguación muy grande, hay cerca de 600 pruebas de todos los temas que se han discutido… la primera de si en el basurero fueron o no muertos, quemados, un grupo de estudiantes, jamás dije que fueran los 43… yo dije que este caso no se puede cerrar mientras no sepamos cuántos y quiénes”, recordó.

Refirió que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes descalificó la “verdad histórica” de los hechos con base en el peritaje de José Torero, quien “estuvo 20 minutos en el lugar, no tomó ninguna muestra y dijo: aquí no se puede quemar a nadie”, mientras hay otros peritajes que sostienen la versión, aunque el que refirió fue hecho por la misma PGR.

“No puedo decir el número, siempre dije un grupo de estudiantes… Torero es el único que dice que ahí no se pudieron quemar… peritajes señalan que es contundente la quema de individuos… tenemos casos en el país donde en condiciones más increíbles (queman cuerpos)…. el basurero es prácticamente un horno, donde no afecta el aire”, expuso.

Pero “no tengo la menor duda de que ahí quemaron un grupo de estudiantes”, aunque le pareció “una excelente decisión del gobierno actual el reiniciar la investigación del caso”.

No obstante, pidió “que no se hable sin conocimiento del expediente”, “que no se juzgue sin haber leído el expediente y la multitud de pruebas”.

Reconoció que durante su trabajo al frente de la PGR “había mucha prisa para saber lo que había pasado”, por lo que “hoy me reclaman haber actuado con velocidad”.

Sin embargo, “¿qué interés podría tener el gobierno en ocultar qué?”.

“Yo fui el primero que habló de narcotráfico… es indudable que es un asunto de narcotráfico, con complicidad de autoridades municipales”, aseveró.

“El basurero era un lugar que ocupaban los narcotraficantes… incluso impidieron el paso a los señores de la basura”, anotó.

Respecto a la sentencia de un Tribunal federal que falló a favor de Comisión de la Verdad para caso Ayotzinapamencionó que “esa sentencia se descalificó porque está totalmente fuera de lo que la ley señala“. La misma será revisada por la Suprema Corte de Justicia tras una serie de impugnaciones.

Respecto a las pruebas desechadas, como las grabaciones de Gildardo López Astudillo “El Gil”, Murillo aseguró que estasconfirman mucho de lo que dijimos “, como que era un grupo de Guerreros Unidos el que levantó a los estudiantes y hablan de “la quema de cuerpos”.

Consideró un “despropósito la liberación” de “El Gil”, un personaje “que mandaba los grupos que asesinaron a los muchachos”.

En cuanto al papel del Ejército la noche de la desaparición de los normalistas, primero dijo que no tuvo “ninguno”, pero después aceptó que “hubo un soldado que tenía una moto y tenía la función de sacar fotografías”, sin embargo “le robaron su motocicleta y se dedicó a la búsqueda de la motocicleta”; además de “cuando va el jefe de la zona al hospital a revisar que estén bien los muchachos”.

“Yo salí a tres meses de estos hechos… dejé un avance enorme… me dediqué a lo prioritario: era buscarlos”, añadió.

Por último, descartó meter las “manos al fuego” por el trabajo que hizo el entonces director de la Agencia de Investigación Criminal, aunque “yo meto la mano al fuego por lo que se asentó probado”; “Tomás Zerón, hasta donde tuve conocimiento, yo nunca supe de una actividad ilegítima“.

El pasado 15 de septiembre, el subsecretario Alejandro Encinas anunció que la Fiscalía General de la República “presentará los recursos y diligencias para responsabilizar a los funcionarios que incumplieron con sus responsabilidades en el desarrollo de la investigación, en particular contra los señores Jesús Murillo Karam, Tomás Zerón de Lucio y José Aarón Pérez, quien era el titular de la Unidad Especial para el Caso de Ayotzinapa en esos momentos de la mal llamada verdad histórica”.

Murillo Karam dijo que no tiene “ningún inconveniente” en que se revise la investigación de la anterior PGR, “estoy muy tranquilo”, “ojalá se metan a fondo”.

“Estoy encantado de eso (revisar la investigación)”, comentó.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.