Con Lozoya al frente, Pemex “puso en vilo” planta privada de fertilizantes: empresario
Cuando Pemex -con Emilio Lozoya al frente- decidió recuperar la producción nacional de fertilizantes, “puso en vilo” la construcción de una planta privada suizo-alemana, que había rechazado comprar Agro Nitrogenados.

En enero de 2012, la empresa Gas y Petroquímica de Occidente (GPO), filial de la empresa suizo-alemana, Proman, comenzó a interesarse en la producción de fertilizantes en México. Una de las primeras opciones que exploraron fue comprar la planta de Agro Nitrogenados en Veracruz.

Al ver el avanzado deterioro de las instalaciones, y la escasez de gas natural requerido para el proceso de producción, decidieron construir su propia fábrica en Sinaloa; sin embargo, la viabilidad del proyecto requería que Pemex les rentada o vendiera su puerto de embarque en Topolobampo.

Esto no sucedió, pues en 2013, con Emilio Lozoya al frente, la petrolera decidió recuperar producción nacional de fertilizantes, y clasificó como competidores a los productores particulares, negándole a los inversionistas europeos la venta o renta de las instalaciones portuarias requeridas.

La decisión “puso en vilo” la inversión programada de 5 mil millones de dólares de Proman, y retrasó el inicio de construcción de la planta particular, que tenía programado comenzar a producir amoniaco (componente esencial de los fertilizantes) a finales de 2019.

Durante su entrevista en Aristegui en Vivo, Arturo Moya, director de GPO, sostuvo que será en octubre de este año cuando comience la construcción de la planta, y hasta finales de 2022 cuando comience a producir 800 mil toneladas anuales.

“Nuestro país requiere suministro de fertilizantes, tanto por la parte occidental, como por la parte del Golfo. Existen inversiones (agrícolas) muy importantes que hoy en día dependen al 100 por ciento de la importación”.

Moya recordó que México fue el principal productor y exportador del amoniaco a nivel mundial durante la década de los ochenta. Lo hacía a través de siete plantas de amoniaco, de las cuales, actualmente no opera ninguna, debido al mal estado de sus instalaciones, aunado a la falta de gas natural utilizado para su fabricación.

Actualmente, los fertilizantes y materias primas requeridas son traídas a México desde países lejanos como Ucrania, Rusia y China, lo que incrementa sustancialmente su precio, aunado al costo de su importación y distribución en territorio nacional.

A pesar de contar con los permisos ambientales y de edificación requeridos, el proyecto aún presenta resistencias. Por un lado, las empresas importadoras y distribuidoras de fertilizantes extranjeros se han opuesto a la construcción de la planta. Aunque asegura que es sólo “un pequeño sector”, estos empresarios “se han encargado de ponernos ‘piedritas en el camino’”, sostuvo Moya.

El empresario aseguró que técnicos e inversionistas alemanes han tenido acercamientos con funcionarios de la nueva administración federal para ofrecer sus servicios de asesoría para revitalizar la industria y producir hasta dos millones de toneladas anuales de fertilizantes, echando a andar plantas productoras como la de Veracruz, comprada a Agro Nitrogenados, a pesar de que fue considerada como chatarra, gracias a los millones de pesos invertidos por Pemex.



Temas relacionados:
Emilio Lozoya
Pemex





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.