Cancelación de planta cervecera e Inversión Extranjera Directa a la baja | Columnas Financieras 24/03/2020
Si Napoleón Gómez Urrutia intenta madrugar esta tarde con su mismo dictamen de la Ley de Subcontratación, será rechazado por la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores, escribe Darío Celis en El Financiero.

Los diarios de circulación nacional presentan opiniones y editoriales con información y trascendidos relevantes en materia económica.

Dinero, de Enrique Galván, en La Jornada:

Sin reversa, la cancelación de la cervecera

La cancelación de la planta cervecera Constellation Brands en Mexicali no tiene reversa, como tampoco la tuvo la del aeropuerto de Texcoco. El ruido que está haciendo la empresa es, probablemente, porque busca la mayor indemnización posible del gobierno mexicano. (¿Debería destituir a sus ejecutivos que la metieron en tamaño enredo?) Sólo que no cuentan con que las organizaciones civiles cachanillas presentarán denuncias por presuntos actos de corrupción cometidos en la gestión y obtención de los permisos.

Aparecen como principales sospechosos el panista Kiko Vega de Lamadrid, exgobernador de Baja California y, para variar, funcionarios del gobierno de Peña Nieto. Así que los probables rendimientos del ruido pudieran ser decepcionantes. Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, tiene sus motivos personales. Quiere ser candidato a algo, ya sea gobernador de Baja California o –nada cuesta soñar– hasta Presidente de la República. ¿Por cuál partido? El PAN, obviamente. Sin embargo, acaba de resucitar Ricardo Anaya, ahora convertido en defensor del pueblo ante los peligros de la pandemia del coronavirus. 

Capitanes, en Reforma:

IED a la baja

Fue al comienzo de 2016 cuando Constellation Brands, que en el país preside Daniel A. Baima, demostró su confianza en México: anunciaba una nueva planta en Mexicali,’ Baja California, y la ampliación de su operación en Nava, Coahuila. Para 2018, la apuesta de la empresa estadounidense creció con nuevas inversiones para su planta en Ciudad Obregón, Sonora.  ¿Y ahora qué? La pregunta va dirigida hacia la Secretaría de Economía, donde manda Graciela Márquez, pues tendrán que revisar cómo se viene el conflicto internacional y la desconfianza que genera a inversionistas echar por tierra la planta de Mexicali con un avance de obra importante.

Para que se dé una idea, solo en bebidas y tabaco, la Inversión Extranjera Directa (IED) en México de 2016 a 2018 superaba los 4 mil millones de dólares y, hasta mediados de 2019, se registraron otros mil 200 millones. ¿Qué harán en la Comisión Nacional de Inversiones Extranjeras? Está integrada por 10 Secretarías de Estado y es presidida precisamente por la titular de Economía Por lo pronto, a quitarle ceros al registro de la IED.

Coordenadas, de Enrique Quintana, en El Financiero:

Punto de quiebre

Varios funcionarios públicos, como los secretarios de Hacienda, de Relaciones Exteriores y de Economía, seguramente han dormido mal desde que el gobierno federal avaló la “consulta patito” del pasado fin de semana. Los empresarios organizados sufrieron probablemente la peor de las decepciones.

Todos los intentos, de muchos meses y decenas de reuniones, del CCE, del Consejo Mexicano de Negocios, del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales, para convencer al presidente de que alentara la inversión privada, se vinieron al piso tras el anuncio de ayer en la conferencia mañanera. Estamos en un punto de quiebre y en el peor momento posible. Veremos en las semanas siguientes cómo los indicadores económicos, en cuanto vayan apareciendo, nos indican que vamos directos al precipicio.

La Cuarta Transformación, de Darío Celis, en El Financiero:

Napito quiere dar albazo hoy

Si Napoleón Gómez Urrutia intenta madrugar esta tarde con su mismo dictamen de la Ley de Subcontratación, será rechazado por la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores. El senador Ricardo Monreal va a honrar su palabra: el dictamen se debe modificar e incluir las conclusiones del Parlamento Abierto y las sesiones de senadores con el grupo de expertos en tercerización.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar, puso en alerta a la Secretaría del Trabajo y a la Oficina de la Presidencia para detener la burla que Napito pretende hacer al Senado y al sector privado. Otras fuentes del gobierno federal aseguran que el dictamen no va a pasar si la Comisión del Trabajo no lo modifica sustancialmente. Y si es necesario rechazarlo 100 veces, eso se hará.

Ricos y poderosos, de Marco Mares, en El Economista:

Constellation, tiro en el pie

La cancelación por parte del gobierno mexicano de la construcción de la Compañía Cervecera de Baja California —de la poderosa compañía internacional Constellation Brands—, implica para México darse un tiro en un pie. La decisión tomada con base en una consulta pública, avalada y ejercida por el presidente Andrés Manuel López Obrador, representa una señal muy negativa para los inversionistas internacionales y nacionales.

Es como si México hubiera hecho estallar una bomba en contra de la confianza de los inversionistas y justo cuando padece una sequía de inversiones. En medio de una negativa jornada en los mercados financieros, provocada por la pandemia del coronavirus, la cancelación de la construcción de la planta (avanzada en 70%), con una inversión programada de 1,400 millones de dólares, provocó que la depreciación del peso fuera mayor.

Activo Empresarial, de José Yuste, en Excélsior:

Constellation Brands: es la confianza para invertir

Un grupo de activistas señaló a la compañía cervecera Constellation Brands de llevarse el agua en Mexicali, una ciudad que ha tenido problemas por el suministro de agua potable para la población. Sin embargo, la forma de resolverlo fue la peor que se pudo haber encontrado: una consulta popular. México está enviando una señal donde, aunque cumplas con las reglas, las leyes, con las autoridades, se puede tumbar cualquier inversión productiva.

Desde luego, Mexicali tiene un problema con el suministro del agua. La compañía cervecera estaba dispuesta a un programa para el tratamiento de agua de Mexicali. Pero no bastó. Había platicado con las autoridades, ya teniendo los permisos de la Conagua y de la Semarnat. No bastó. Llevaba invertidos 900 millones de dólares para su nueva planta, dejando esa derrama en la ciudad. Tampoco bastó. Iba a generar 750 empleos permanentes. Tampoco fue suficiente. Lo de menos será indemnizar a Constellation Brands. La confianza en la inversión es la que se está esfumando.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.