En Morelos, servidores públicos arremeten contra mujeres periodistas
16 organizaciones de periodistas y feministas, así como más de 100 periodistas de distintas entidades lanzaron una alerta y expresaron su preocupación por lo que ocurre en esta entidad.
(Foto: Margarito Pérez Retana / Cuartoscuro)

Por Estrella Pedroza

Organizaciones civiles, feministas y periodistas denunciaron que en Morelos, diputados, servidores públicos y hasta el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo se han mostrado intolerantes al periodismo crítico, lo que ha generado un clima que limita la libertad de expresión, el ejercicio periodístico y fomenta actitudes de discriminación por razones de género hacia las mujeres periodistas de la entidad.

Desde 2015 se decretó para este estado la Alerta de Violencia de Género (AVG) por el alto índice de agresiones contra las mujeres y por los feminicidios acumulados en más de una década. En los últimos años, la violencia se han agudizado contra este sector.

Por ello, este miércoles 16 organizaciones de periodistas y feministas, entre ellas la Red Nacional de Periodistas, la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género, Comunicación e Información de la Mujer A.C. (CIMAC), Centro de Investigación y Capacitación Propuesta Cívica A.C, la Red Puebla de Periodistas, así como más de 100 periodistas de distintas entidades lanzaron una alerta y expresaron su preocupación por lo que ocurre en esta entidad.

En el documento se informa que estas organizaciones han registrado un incremento en los incidentes que atentan contra las comunicadoras del estado de Morelos y que, por razones de seguridad, se reservan sus nombres.

“Las periodistas refieren que han sido víctimas de amenazas, bloqueo informativo, campañas de desprestigio y actos intimidatorios por parte de los equipos de gabinete del gobierno municipal y estatal, mientras realizan entrevistas y coberturas de las actividades de distintos actores políticos y funcionarios públicos”, se destaca en la misiva.

Entre los incidentes más recientes destacan el del gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo quien acusó a una periodista de “ser enviada por sus opositores para desestabilizar su gobierno” por preguntar respecto a las diferencias que mantienen distintos actores políticos de los equipos de los gobiernos municipal y estatal.

Minutos después, el vocero del gobierno estatal, Francisco Reyes, arremetió contra la periodista, además de acusarla de ser poco profesional y ética. Asimismo, le advirtió a gritos que “para la próxima se fija a quién se dirige y qué es lo que dice”.

En este caso se advierte que se ejerció violencia institucional y de género contra la trabajadora de los medios de comunicación.

También una fotoperiodista fue víctima de violencia física ejercida por parte de un elemento de seguridad privada del presidente municipal, Antonio Villalobos Adán, para impedir que obtuviera una entrevista del funcionario.

Otro o incidente fue protagonizado en redes sociales el diputado del Partido del Trabajo, José Casas González, cuando acusó a una periodista de tener “amnesia” por un comentario crítico acerca de la división que existe en el Congreso con respecto al tema presupuesto asignado en la entidad.

Coordinadores de comunicación social del Congreso Local, del Poder Ejecutivo y de los Ayuntamientos municipales, han incurrido en bloqueos informativos y algunos servidores públicos han impulsado campañas de desprestigio en contra de periodistas.

Las organizaciones firmantes y periodistas demandaron en siete puntos respeto a la libertad de expresión y al ejerció periodístico, pero también piden que los funcionarios públicos sean capacitados con perspectiva de género.

Puede revisar el pronunciamiento completo, aquí.



Temas relacionados:
Morelos
Periodistas
Violencia



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.