Carstens se va; pide no buscar respuestas fáciles, sino ir a a fondo (Nota y video) - Aristegui Noticias
Carstens se va; pide no buscar respuestas fáciles, sino ir a a fondo (Nota y video)
Roberto Del Cueto sería gobernador interino de la institución, si el próximo 1 de diciembre no se hubiera procesado la designación.
Foto: Moisés Pablo/ Cuartoscuro

En economía, como decía Napoleón, hay que ir despacio, pero de prisa, con respuestas de fondo a temas que afectan el desempeño del país, para evitar terminar con “el saco mal abrochado”, expresó el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.

A ocho días de asumir su nuevo cargo como gerente general del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), con sede en Basilea, Suiza, el banquero central retomó un pasaje del militar y emperador francés para hablar sobre la economía y las necesidades de la población.

Al encabezar por última vez como gobernador del Banxico la presentación del “Informe Trimestral”, indicó que en México hay una gran premura de mejorar la situación de la gran mayoría de la población, sobre todo de aquellos de menores recursos.

Ante ello, dijo, hay que hacer lo que decía Napoleón cuando un miembro de su ejército que le ayudaba a abrocharse los botones de su abrigo, que como se ve en las fotografías de la época, era muy complicado, pues tenía muchos botones.

“Ve despacio porque voy de prisa”, recomendaba el general republicano a su subalterno, con lo cual, explicó Carstens, quería decirle: “No te vayas a equivocar, porque si vas muy rápido puede salir con el saco chueco”.

Así es en economía, agregó el banquero central mexicano de 59 años, “hay que hacer las cosas bien, de manera sostenible, no buscar respuestas fáciles, sino ir a respuestas de fondo, a temas que desde un punto fundamental afectan el desempeño del país”.

Muchas de esas respuestas no generan un efecto inmediato pero ya si se suman a través del tiempo, se logra el objetivo, aseguró en el edificio ubicado en la calle Cinco de Mayo número 18, el Centro Histórico de la capital mexicana, donde por casi ocho años cada trimestre presentó el informe con las principales expectativas del Banxico.

“Muchas veces nos corren las prisas, entonces podemos terminar con el saco mal abrochado y tenemos que empezar de nuevo. Para políticas públicas es muy importante ir con calma, ir de manera bien pensada, pero en la dirección correcta”, subrayó Carstens.

El doctor en Economía por la Universidad de Chicago, quien a partir del 1 de diciembre encabezará el llamado “banco de bancos centrales”, acotó que aún faltan algunos días para que el Ejecutivo Federal pueda nombrar a su sucesor en el Banxico, “espero que todo quede en su lugar para el momento en que inicie mis labores en el Banco Internacional de Pagos”.

Casado desde 1984 con la economista y escritora Catherine Mansell, fanático del béisbol, y amante del jazz y los perros de raza pug, comentó que la fecha de su partida para encabezar el BIS será hasta en el último momento que le permita llegar el 30 de noviembre a Basilea, Suiza.

“Todavía estamos optimizando para que pueda estar el máximo tiempo posible aquí (en México)”, añadió el también exsecretario de Hacienda al lamentar que por cuestiones aduanales no puede llevar en sus maletas a Basilea algunos productos.

Me gustaría desde chicozapotes, aguacates, tomate verde, todo eso no hay allá, tortillas, todo eso es lo que voy a extrañar, no es tanto que no me quepan (en las maletas), simplemente no las puedo pasar, esa es mi preocupación, pero por otro lado eso me va a traer más a México, o sea que tiene su factor positivo”, expresó.

En sus palabras de despedida en su último acto público como banquero central, dijo que para él ha sido un privilegio haber encabezado el Banxico por casi ocho años, destacó la presencia de la mujer en distintos ámbitos, que en algunos casos son mayoría, como en los medios de comunicación que cubrieron sus actividades, a los cuales agradeció su labor,

“Los voy a extrañar, siempre los recibiré bien en Basilea, sobre todo si me llevan unos chilitos”, agregó Carstens con una sonora carcajada.

En el acto, el subgobernador del Banxico, Roberto Del Cueto, confirmó que como decano la Junta de Gobierno del banco central, por ley le correspondería ser el gobernador interino de la institución, solo en caso que el próximo 1 de diciembre no se hubiera procesado la designación de quien pueda ser el siguiente gobernador del Banxico, en sustitución de Carstens.

“Lo que dice la Ley es que hará las veces de gobernador interino la persona que esté en la Junta de Gobierno con más antigüedad, en este caso, de nosotros cuatro subgobernadores yo fui el que llegó antes a la Junta de Gobierno, como les dije yo llegue en el año de 2007, antes que mis otros tres compañeros.

Recordó que entró a trabajar al Banxico el 3 de septiembre de 1973, es decir, hace casi 44 años, aunque por edad no podría ser designado como gobernador permanente del Banxico, pues tiene 67 años y la edad límite para ocupar el cargo es de 65 años.

“Prudente” aumento al salario

El incremento otorgado la víspera a los salarios mínimos, a 88.36 pesos a partir del 1 de diciembre, fue “prudente” y será de utilidad para aumentar el salario real sin interrumpir el actual proceso de reducción de la inflación, afirmó el gobernador del Banxico.

Al encabezar por última vez como banquero central la presentación del Informe Trimestral julio-septiembre de 2017, dijo que en esta administración el salario mínimo ha registrado un alza de 20 por ciento, lo cual es una “cifra significativa”.

Carstens expresó que si bien el alza a los minisalarios podría generar “leves presiones inflacionarias”, no cambia la perspectiva de este indicador para 2018.

Comentó que en agosto pasado, la inflación anual alcanzó su nivel más alto, cuando fue de 6.66 por ciento, y si bien continúa por arriba de 6.0 por ciento se prevé que en lo que resta del año registre cambios moderados a la baja.

Para 2018, dijo, el Banxico prevé que se acentúe la tendencia a la baja, conduciendo a la convergencia al objetivo de inflación de 3.0 por ciento hacia finales de 2018, y para 2019 se espera fluctúe en alrededor de ese objetivo.

Respecto a los pronósticos de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), informó que el Banxico mantuvo en un rango entre 2.0 y 3.0 por ciento su pronóstico de crecimiento para 2018 y para 2019 prevé una tasa de expansión de entre 2.2 y 3.2 por ciento.

No obstante, informó, el instituto central revisó a la baja la expectativa de crecimiento económico para 2017 a un intervalo entre 1.8 y 2.3 por ciento, desde 2.0 y 2.5 por ciento en el informe trimestral previo.

Carstens explicó que este ajuste se debió a que en dicho periodo la actividad económica mostró una desaceleración mayor a la esperada en el informe previo, en buena medida por los efectos de los sismos de septiembre y a la contracción de la plataforma petrolera ese mismo mes.

Resaltó que las consecuencias sobre la actividad económica de los terremotos parecerían haber sido moderadas y transitorias.

Sobre el empleo, apuntó que para 2017 se anticipa un aumento de entre 720 y 790 mil puestos de trabajo afiliados al Seguro Social, desde entre 660 y 760 mil en el reporte previo, y para 2018 se estima un aumento de entre 680 y 780 mil puestos de trabajo, contra entre 670 y 770 mil en el informe previo.

Respecto a la negociación actual del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), estimó importante que tenga una conclusión adecuada, pues ha sido el factor que más presión le ha metido al comportamiento del tipo de cambio.

Hasta ahora el proceso de negociación ha ido bien, sobre todo con respecto a las expectativas que se tenían hace seis o siete meses, pues ha sido serio y se están abordando los temas fundamentales.

Afirmó que ante los beneficios económicos que traería la modernización del Tratado para los tres países, sería incuestionable la posibilidad de llegar a un acuerdo, además las fuerzas económicas se irían manifestando si se llegara a una negociación positiva.

De lo contrario, advirtió Carstens, afectará la cotización de la moneda nacional y el tipo de cambio se depreciaría, comportamiento que tendría que ser cuidado por el Banxico para que se dé de manera ordenada.

También calificó como relevante el plan fiscal que pueda aprobar el gobierno de Estados Unidos, pues afectaría en diferentes dimensiones a México, entre estas a las inversiones o el nivel de las tasas de interés, si éste implica un déficit muy abultado.

Por último, calificó como adecuada la decisión de adelantar la liberalización del precio de las gasolinas al 30 de noviembre en todo el país, pues permitirá una mayor competencia en el sector y que los factores transitorios y temporales no afecten tanto al precio. “Hacia adelante, los temas de los precios de los energéticos deberían dejar de ser un factor de sorpresa importante dentro del comportamiento de la inflación”, agregó. (NTMX)



Temas relacionados:
Banxico
Dinero y Economía
Poderes



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]