opinión*
“Gómez, más corrupción en @CDHDF”, artículo de Ernesto Villanueva
El mundo al revés por Ernesto Villanueva
(Foto: CDHDF)

Al distinguido jurista Eduardo López Betancourt, con mi solidaridad

Por @evillanuevamx
Ya he escrito sobre Perla Gómez y los probables ilícitos y delitos en los que habría incurrido al frente de la @CDHDF. No me voy a repetir aquí. La titular de la @CDHDF es una mujer inteligente y preparada en el campo de la anticorrupción sobre lo que alguna vez investigó. A su llegada a la CDHDF dejó, empero, la teoría y se mimetizó a los usos y costumbres del gobierno capitalino. Cada día que pasa advierto nuevos actos constitutivos de probables delitos e ilícitos. Existen, por supuesto, elementos normativos que sustentan lo que aquí apunto.

Primero. El artículo 53 de la Ley General de Responsabilidades Administrativas señala que: “Cometerá peculado el servidor público que autorice, solicite o realice actos para el uso o apropiación para sí o para las personas a las que se refiere el artículo anterior, de recursos públicos, sean materiales, humanos o financieros, sin fundamento jurídico o en contraposición a las normas aplicables”. Y es probable que incurran en el delito de peculado, además de la titular de la @CDHDF, el asesor de comunicación, Guillermo Gómez, el director jurídico, Gabriel Santiago López y la Segunda Visitadora General, Monserrat Rizo Rodríguez, todos ellos de la @CDHDF al desplegar conductas de apoyo público en las redes sociales a la campaña de Gómez por ser reelecta. Es obvio que la titular de la @CDHDF sabía de antemano las consecuencias jurídicas de esas conductas por su pericia en el tema y si no lo exigió, al menos lo autorizó. Son ahora hechos consumados de sus más cercanos colaboradores quienes incurrirían en responsabilidad legal.

Segundo. En dos desplegados donde varias personas y organizaciones sociales se pronuncian por la reelección de Gómez pareciera que tiene un apreciable apoyo. Pero eso sólo es una ilusión óptica. Al revisar los citados desplegados se pueden observar cuatro elementos: a) Que hay un reducidísimo número de personas muy respetables que en conciencia avalan el trabajo de la titular en el manejo de derechos humanos, pero dudo mucho que hagan lo mismo tratándose de delitos y responsabilidades por corrupción donde hay indicios de que Gómez los ha cometido en su gestión; b) Otro pequeño grupo de personas coincide ¿casualmente? como ponentes, invitados y co-coordinadores de eventos, quienes es muy probable que no rubriquen con su firma actos de corrupción en cualquiera de sus expresiones, c) Hay una gran cantidad de organizaciones de la sociedad civil que fueron recipiendarias de recursos públicos por parte de la @CDHDF no necesariamente en dinero, sino en especie y en facilitación de insumos para llevar a cabo sus actividades; y d) Hay un marginal grupo de personas y organismos de la sociedad civil que parecen creer en conciencia en la gestión de Gómez, pero difícilmente avalarían probables actos de corrupción.

La titular de la @CDHDF se encuentra frente a dos ilícitos, uno en materia de responsabilidades (conflicto de interés) y otro en el ámbito penal, por un probable peculado a la luz de lo que, además de la Ley de Responsabilidades, establece el artículo 273, fracción II del Código Penal, que a la letra dice: “Se impondrán prisión de seis meses a cuatro años y de cincuenta a quinientos días multa, al servidor público que Indebidamente utilice fondos públicos u otorgue alguno de los actos a que se refiere el artículo 267 de este Código, con el objeto de promover la imagen política o social de su persona, de su superior jerárquico o de un tercero”.

Tercero. Asimismo, mucho indica que Gómez habría actualizado el supuesto normativo previsto en el artículo 55 de la Ley General de Responsabilidades, que dispone: “Incurrirá en utilización indebida de información el servidor público que adquiera para sí o para las personas a que se refiere el artículo 52 de esta Ley…así como obtener cualquier ventaja o beneficio privado, como resultado de información privilegiada de la cual haya tenido conocimiento”. Esta falta la habría cometido en su entrevista en la ALDF al tener información y datos que no podrían tener los demás aspirantes a presidir la @CDHDF. Es menester que de ahora en adelante tenga lugar una reforma legal para que no suceda lo que pasa con Gómez; es decir, que cualquier titular que desee ser [email protected] deba separarse seis meses antes del cargo para minimizar estas ventajas fácticas y crear en los hechos una pista pareja razonablemente.

Sumario.
1.- Este próximo lunes 30 de octubre a las 17:30 Horas. Presentaré mi libro (en coautoría con mi buena amiga y colega @Fidela_Navarro) Medios públicos, conceptos, instituciones jurídicas y prácticas en los Estados democráticos. Montevideo. Certal-UdeG. 2017 en la sala Niceto Alcalá-Zamora y Castillo del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Me acompañarán @jesicazermeno, corresponsal de Univisión en México y @raultorres70 ‏, corresponsal de Telemundo en el país. La entrada es libre

[email protected]

Ernesto Villanueva

Ernesto Villanueva es doctor en derecho y doctor en comunicación pública por la Universidad de Navarra. Investigador por oposición del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Su obra más reciente es "Parásitos del poder: cuánto nos cuesta a los mexicanos mantener los privilegios de los expresidentes de la República". Ediciones Proceso, 2015.

*La opinión aquí vertida es responsabilidad de quien firma y no necesariamente representa la postura editorial de Aristegui Noticias.


Temas relacionados:
Derechos Humanos
Opinión
Sociedad
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]