CIDH urge evitar abusos y violaciones con caravana migrante
También reprochó la actitud de Donald Trump quien aseguró que en el contingente vienen mezclados "criminales y personas de medio oriente", sin fundamento.
Foto: @jorgeramosnews

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) urgió a los estados mexicanos que reciben a la llamada “caravana migrante” a adoptar medidas para garantizar los derechos humanos de los miembros del contingente y evitar abusos y violaciones. 

De acuerdo a la CIDH, la caravana, conformada -según diversas fuentes- hasta por 7 mil centroamericanos, principalmente hondureños, “ha desencadenado en reacciones y medidas hóstiles” por parte de autoridades en los países de transito y destino (México y Estados Unidos) hacia los migrantes y defensores de derechos humanos, como detener su avance, cerrar fronteras y deportar a los integrantes.

La comisión expresó en un comunicado que observa “con preocupación” la postura estadounidense, que categoriza a la caravana como una “amenaza a la soberanía y a la seguridad nacional”, pues según las publicaciones en Twitter del presidente de EU, Donald Trump, los “criminales y gente del medio oriente vienen mezclados”.

“La CIDH rechaza el uso de un lenguaje estigmatizante, criminalizador y de acusaciones sin fundamento en referencia con las personas migrantes y solicitantes de asilo, el cual puede fomentar actitudes xenófobas en contra de dichas personas”, aseveró la comisión. 

Agregó que lamenta que durante su recorrido, los migrantes se enfrenten a la falta de acceso a alimentación, agua, servicios de salud y albergue, y pidió a las autoridades que si más hondureños regresan a su país de origen (como más de mil lo hicieron el pasado domingo), estas se abstengan de utilizar la fuerza para la gestión de los movimientos migratorias.

Añadió que aunque los estados tienen derecho a establecer sus políticas migratorias, deben respetar y garantizar los derechos humanos de todos, y en específico, los de aquellas personas que sean parte de grupos vulnerables o minorías, como los menores de edad, mujeres embarazadas, personas mayores, personas con discapacidad y personas LGBT. 

Asimismo, la CIDH hizo un llamado a las personas que integran la caravana a no recurrir a acciones violentas y a respetar las leyes nacionales.

Por último, recomendó la adopción de una respuesta que respete y garantice los derechos humanos de las personas que integran la “Caravana de migrantes” y que incorpore las siguientes medidas:

1. Garantizar el derecho a solicitar y recibir asilo de las personas que requieran protección internacional o satisfacer sus necesidades humanitarias urgentes, así como respetar y garantizar los principios de unidad familiar y del interés superior del niño.

2. Garantizar, a través de procedimientos justos y eficaces, el reconocimiento de la condición de refugiado a las personas que tengan un temor fundado de persecución en caso de retorno a su país de origen, o que consideran que su vida, integridad o libertad personal estarían amenazadas debido a la situación de violencia, violaciones masivas de derechos humanos y perturbaciones graves del orden público, en los términos de la Declaración de Cartagena sobre Refugiados de 1984. En este sentido, los Estados concernidos deben fortalecer y movilizar rápidamente al personal y los recursos que sean necesarios para que los sistemas nacionales de asilo respondan de manera adecuada y eficaz a las solicitudes de asilo y protección complementaria que se presenten.

3. Respetar el principio y derecho a la no devolución (non-refoulement).

4. Respetar el principio de prohibición de rechazo en frontera y para tal efecto realizar un análisis de las condiciones particulares y las necesidades de protección internacional y de protección especial que tengan las personas que integran la caravana de migrantes a efectos de determinar si deben ser reconocidas como refugiadas o si requieren protección complementaria.

5. Respetar el derecho y principio de prohibición de expulsiones colectivas.

6. Implementar mecanismos que permitan identificar a personas que tengan necesidades específicas de protección, en particular mujeres, niños y niñas, personas mayores, personas con discapacidad y personas LGBTI.

7. Proteger y brindar asistencia humanitaria a las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiados que se encuentren en el ámbito de su jurisdicción, en coordinación con organismos internacionales como el ACNUR, así como las instituciones nacionales de derechos humanos y las organizaciones de la sociedad civil.

8. Garantizar que los retornos se lleven a cabo se realicen sobre la base de un verdadero consentimiento plenamente informado y válido de parte de las personas migrantes, de manera digna y segura, garantizando el respeto de los derechos humanos de las personas involucradas y la adopción de medidas adecuadas para la evaluación de sus necesidades y su reintegración en el país de origen.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.