Investigan por abuso sexual a 158 miembros del clero católico en Chile
Los casos hacen referencia a 144 investigaciones sobre hechos ocurridos desde 1960 a la fecha e involucran a 266 víctimas, 178 de ellas niños y adolescentes.
Foto: Hilda Ríos/ Cuartoscuro

Un total de 158 miembros de la Iglesia Católica chilena -obispos, sacerdotes y laicos- son investigados como autores o encubridores en casos de abuso sexual a menores y adultos que se extienden por casi seis décadas, de acuerdo con un censo estadístico revelado por la Fiscalía Nacional, mediante la Unidad Especializada de Derechos Humanos.

En el registro se incluyen los casos investigados desde el inicio de la reforma procesal, en el año 2000, ocurridos desde el comienzo de la Reforma Procesal Penal (2000), pero que ha recabado antecedentes y denuncias desde 1960 a la fecha.

En total, son 158 personas investigadas asociadas a 144 investigaciones. De ellas se deglosan 74 casos de obispos, sacerdotes y diáconos que no pertenecen a una congregación; 65 obispos, sacerdotes, diáconos que sí pertenecen a una congregación (destacan 16 salesianas y 15 maristas); 10 laicos a cargo de pastorales parroquiales o pertenecientes a colegios. Asimismo, se mencionan otras 9 indagatorias en las que no fue posible obtener adscripción o función.

En su gran mayoría, los hechos denunciados corresponden a delitos sexuales cometidos por sacerdotes, párrocos o personas vinculadas a establecimientos educacionales. “También existen 5 casos por encubrimiento u obstrucción a la investigación contra superiores de congregaciones u obispos a cargo de una determinada diócesis”, señaló la Fiscalía en su informe.

En tanto, el reporte identificó 266 víctimas, que incluye 178 niñas, niños y adolescentes, 31 adultos y 57 sin precisar, que se encuentran relacionados a casos denunciados antes del año 2000.

En suma, 36 de ellas se encuentran vigentes con diligencias pendientes y 108 concluyeron de diferentes formas: 22 casos terminaron con sentencias condenatorias, 2 con absolución, 4 en suspensión condicional del procedimiento y 7 con sobreseimiento definitivo.

Asimismo, 43 casos finalizaron por archivo provisional o decisión de no perseverar, al no existir antecedentes suficientes para continuar una investigación o para acusar a una persona; 6 casos terminaron por decisión de no iniciar una investigación, dado que los hechos no eran constitutivos de delito; 2 terminaron por otros motivos; y 22 fueron remitidos a la justicia penal antigua (Juzgados del Crimen), dado que los hechos se cometieron antes de la entrada en vigencia de la Reforma Procesal Penal.

Al respecto, Luis Torres, jefe de la unidad de delitos sexuales, anunció un protocolo para que se lleven a cabo las investigaciones ligadas a abusos sexuales. “El fiscal nacional ha recomendado a todos los fiscales regionales que designen un fiscal preferente para la investigación de estos casos o una contraparte regional para facilitar la investigación de los mismos”, aseguró.

Del mismo modo, tras la revisión de todas las causas ingresadas en el registro, se estimó en algunos casos solicitar al Estado Vaticano más antecedentes sobre las personas investigadas.

Por su parte, la conferencia episcopal también se refirió al tema. El vocero de la institución, Jaime Coiro, lo calificó como una traición y contradicción al interior de la Iglesia.

“Lo que la iglesia nos pide hoy, es poner nuestra primera mirada en las víctimas”, añadió.

(Con información de Biobio Chile)



Temas relacionados:
América Latina
Chile
Iglesia





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.