opinión*
Equidad de la publicidad oficial (Artículo)
El mundo al revés por Ernesto Villanueva
(Foto: Especial)

Por Ernesto Villanueva

Es verdad que es un acierto reducir el abultado gasto en publicidad oficial, particularmente en medios electrónicos (donde existen los famosos “tiempos oficiales”) como lo ha anunciado el virtual presidentes Andrés Manuel López Obrador, lo es menos, empero, la reducción arbitraria que quedó intacta en sus principales rubros con la Ley Reglamentaria del artículo 134 constitucional que el Congreso de la Unión aprobó bajo mandato judicial.

Es menester hacer una reforma a esa ley reglamentaria que es parte de la picaresca mexicana de la simulación. En esa eventual reforma deben establecerse en forma clara, que no dé lugar a tramposas interpretaciones, al menos los rubros siguientes:

a) Quién debe decidir la asignación de la publicidad oficial. Hasta ahora el equipo de AMLO ha dicho que habrá una sola dirección u oficina de comunicación social y no más de 40 incluyendo dependencias y entidades de la Administración Pública Federal como ahora sucede. Esa decisión puede ser muy buena o muy mala en función de la existencia de elementos para decidir a quién se le debe asignar publicidad oficial y a quién no. En estricto sentido por lo que hace a criterios de austeridad en el número de comunicadores institucionales es una medida plausible. Hay inquietud, sin embargo, por cuanto se refiere a los cómos;

b) En consecuencia, debe haber criterios razonables y ajustados a las mejores prácticas internacionales de los medios beneficiarios de publicidad oficial en razón y medida de su impacto en las poblaciones objetivos a las que van dirigidas las campañas. Hace algunos años vi un efecto perverso de la intervención del gobierno en el mercado. A la revista Proceso se le asignaban pautas simbólicas de publicidad a pesar de tener, con datos comprobables, una circulación varias veces superior a la revista Vértigo de Televisión Azteca que recibía cantidades de inserciones de publicidad oficial inversamente proporcionales a su circulación. En la misma tesitura estaba la revista Siempre como medio orgánico o semi orgánico del PRI. Hoy algunos medios críticos, que se perciben empáticos con AMLO, como Aristegui Noticias, Proceso y SDP Noticias (es de recordarse que Federico Manuel Arreola fue el artífice del clip “despacito” que le dio mucho impulso a AMLO en los inicios de campaña) pareciera que van a recibir un trato “justo”, el cual, no obstante, es difícil que dure mucho por la naturaleza crítica del poder, sea quien sea, que da sentido a esos medios y es lo que esperan sus audiencias en mayor o menor medida. Más temprano que tarde es posible avizorar un desencuentro de esos medios (ojalá me equivoque) con el gobierno federal. Y los medios y columnistas afines al poder, van a mimetizarse, como siempre lo han hecho, a la política editorial que decida el gobierno federal, de ahí la importancia de fijar reglas claras en la ley desde ahora y no estar a la ilusa expectativa de la buena voluntad de una o varias personas que van a entrar en posiciones de primer nivel que las cosas son diferentes porque ellas piensan que será así;

c) Debe establecerse de manera limitativa el universo de contenido de la publicidad oficial como lo ha hecho la ley española del 2005, por citar un ejemplo atendible, en donde como es lógico y lo establece el artículo 134 constitucional, no debe haber promoción de gobernantes y programas de gobierno, ajenos a los rubros estrictamente informativos como las campañas de vacunación, entre otras;

d) Debe tratarse igual a los iguales y desigual a los desiguales lo que no se ha hecho y los medios como la revista Zócalo, etcétera, entre otros deben competir en circunstancias precarias por su propia naturaleza y objetivo al ser medios de medios que cumplen funciones de recepción crítica de contenidos informativos que, como todo, pueden ser del gusto de algunos y de la crítica de otros, pero ese tipo de expresiones deben tener un cauce de salida y circulación para hacer de la pluralidad informativa una realidad concreta.

Es de esperar que haya sensibilidad a la razón y a la lógica en MORENA para hacer lo que se debe hacer en esta importante materia.

@evillanuevamx

[email protected]

Ernesto Villanueva

Ernesto Villanueva hizo un postdoctorado en derecho en la Universidad Complutense de Madrid. Es doctor en derecho y doctor en comunicación pública por la Universidad de Navarra. Tiene un master en salud mental por la Universitat de Valencia y otro en Neurociencias con énfasis en psiquiatría por la Universidad Europea Miguel de Cervantes. Es licenciado en derecho por la Universidad Autónoma Metropolitana. Es Investigador titular C por oposición definitivo del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Es miembro nivel 3 del Sistema Nacional de Investigadores de Conacyt. Su obra más reciente es "El derecho de armarse. Lo que todo mexicano debe saber sobre posesión y portación legales de armas de fuego en México”. Ediciones Proceso, 2017.

*La opinión aquí vertida es responsabilidad de quien firma y no necesariamente representa la postura editorial de Aristegui Noticias.




    Contenido Relacionado


  1. Sólo reducir gasto en publicidad oficial y centralizarlo no resuelve el problema: #MediosLibres
    julio 19, 2018 5:40 pm
  2. Admite Corte 3 acciones de inconstitucionalidad contra “Ley Chayote”
    junio 21, 2018 4:10 pm
  3. Presenta CNDH acción de inconstitucionalidad contra #LeyChayote
    junio 13, 2018 11:03 am
  4. Senadores presentan acción de inconstitucionalidad contra #LeyChayote
    junio 8, 2018 8:02 am
  5. EPN desoyó llamado a revisar #LeyChayote… ya se publicó
    mayo 11, 2018 3:48 pm
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]