Cancelación de planta cervecera, “arbitraria, autoritaria y unilateral”, señala el CCE
La agrupación empresarial argumentó que la empresa había cumplido con todos los permisos y obligaciones, por lo que no se justifica la cancelación de la obra.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) manifestó que la decisión del Gobierno Federal de negar los permisos subsecuentes de Conagua a la empresa Constellation Brands, requeridos para continuar con la construcción de su planta cervecera en Mexicali, “es arbitraria, autoritaria y unilateral”.

El pasado fin de semana, 6 mil 781 personas participaron en una consulta ciudadana realizada en Mexicali, capital de Baja California, para decidir si se continuaba con la construcción de la fábrica cervecera de Constellation Brands; el resultado fue: 76.1 por ciento en contra y 23.2 a favor.

A través de un comunicado, el CCE declaró que la consulta “violenta la legalidad y el Estado de Derecho; daña a la comunidad y a los trabajadores; y es una pésima señal hacia la sociedad y el mundo de que las reglas democráticas no se respetan en México”.

“El Gobierno Federal está empeñado en destruir la posibilidad de generar confianza a los inversionistas nacionales y extranjeros, lo que finalmente afectará a la población más vulnerable de nuestro país, que tendrá menos acceso a oportunidades de empleo y bienestar”.

La agrupación empresarial argumentó que la empresa había cumplido con todos y cada uno de los permisos y obligaciones que el Estado le solicitó, por lo que no existe ninguna razón que justifique la cancelación de la obra ni la inversión, ya que “la democracia tiene reglas”.

“Se trata de una inversión privada y extranjera, que tenía todos sus permisos en regla y que estaba en proceso avanzado de concluirse”.

Considera también que la decisión es violatoria del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y el futuro T-MEC.

Cancelación genera incertidumbre jurídica

Por su parte, el Consejo Consultivo del Agua manifestó su preocupación por la forma en la que fue realizada y el resultado de la consulta de la planta de Constellation Brands en Mexicali, ya que el problema no es el líquido, sino uno político, que genera incertidumbre jurídica en México.

La problemática no se sustenta científicamente en temas derivados de un problema de abastecimiento de agua que provocaría la operación de la planta, ni ningún tipo de estrés hídrico”, aseguró la asociación civil integrada por los sectores social, académico, económico, y por grandes usuarios del agua en México.

En su opinión, tampoco iría contra el derecho humano al agua para las comunidades marginadas, como lo han establecido la Comisión Nacional de Derechos Humanos, algunos medios de comunicación y otros grupos.

“Por el contrario, es muy probable que esta inversión hubiera significado un mejor estado de bienestar en la región, incluyendo el acceso al agua. El movimiento en contra del establecimiento de esta empresa en Mexicali es violatorio del marco legal vigente y genera un entorno de incertidumbre jurídica en México”.

Y es que, precisó, información del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA) señala que el proyecto de la cervecera no implica un riesgo para el abastecimiento o disponibilidad de agua en la región.

El volumen anual que existe en el Valle de Mexicali y en la ciudad, explicó, equivale a 2.95 mil millones de metros cúbicos, mientras que la compañía utilizaría 1.75 millones de metros cúbicos, es decir, 0.016 por ciento.

Con información de Notimex.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.