Tras salida de Reino Unido, la Unión Europea invertirá más en seguridad e inmigración
Durante una reunión en Bruselas, la UE también acordó que las ayudas a sus países serán condicionadas.
(Foto: Reuters)

La Unión Europea (EU) decidió en su reunión en Bruselas destinar más fondos al combate a la inmigración ilegal, la seguridad y la defensa, en su primer presupuesto post Brexit.

El acuerdo de los jefes de Estado y de gobierno de la UE se dio en previsión de que Reino Unido deje el bloque el 29 de marzo de 2019, por lo que antes de que entre en vigor el nuevo marco presupuestario en 2021, se buscará subsanar la brecha de 17.2 mil millones dólares anuales que la salida de Londres dejará en las arcas comunitarias.

Durante la reunión de este viernes también se acordó que las ayudas a sus países serán condicionadas al respeto de los valores comunes, como el estado de derecho y la solidaridad.

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, señaló que más de la mitad de los líderes presentes dijeron estar dispuestos a incrementar los aportes nacionales al presupuesto europeo para que se pueda no sólo sanar ese déficit, sino también financiar las nuevas prioridades.

Francia, Alemania, Irlanda y Croacia fueron algunos de los países que se manifestaron abiertamente a favor.

Sin embargo, menor apoyo recibió la propuesta de Juncker de recortar los recursos destinados a las ayudas agrícolas y al desarrollo de las regiones más pobres, dos políticas que concentran actualmente el 70 por ciento de los recursos comunitarios y benefician principalmente a España, Francia, Irlanda, en el caso de la primera, y a los países del Este europeo, en el de la segunda.

“Debemos proteger y reformar programas que funcionan bien, como la CAP (Política Agrícola Comunitaria) y los fondos estructurales y de cohesión”, de acuerdo con el primer ministro irlandés, Leo Varadkar.

El jefe del gobierno español Mariano Rajoy indicó que aunque respalda las nuevas prioridades, pedirá “dotaciones suficientes” para la política agrícola y el desarrollo regional, dos áreas “prioritarias” para su país.

 

El presupuesto europeo no debe financiar a países que incumplen nuestros valores

La canciller federal de Alemania, Angela Merkel fue quien propuso a los demás imponer condiciones al pago de ayudas comunitarias.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, resumió la posición general al decir que  “el presupuesto europeo no debe servir para financiar países que incumplen nuestros valores, que son paraísos fiscales o que hacen dumping social”.

Según el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, la propuesta no ha generado controversia, al contrario de lo que se esperaba.

La idea ha sido barajada por primera vez tras la aprobación de controvertidas reformas en Polonia, acusadas por la UE de infringir los valores comunitarios y conducir el país hacia una deriva totalitaria.

El Ejecutivo europeo tiene previsto presentar el 2 de mayo próximo su propuesta oficial para el nuevo marco presupuestario.

A partir de entonces, el Consejo Europeo, el Parlamento Europeo y los gobiernos de los 27 países deberán ponerse de acuerdo con respecto a cifras y prioridades, un proceso que muy difícilmente se concluirá este año, según la valoración de Tusk. (Ntx)

 



Temas relacionados:
Brexit
Unión Europea



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]