opinión*
Alvarez y Lovera: Nuevos tiempos para mujeres en conservación de biodiversidad
por Columnista [email protected]

Por Isis Alvarez & Simone Lovera – Coalición Mundial por los Bosques

 

El viernes pasado concluyó en Cancún, la 13ra Conferencia de las Partes al Convenio en Diversidad Biológica (CDB-COP13), tras dos semanas de negociaciones. Participantes del mundo entero y de distintos sectores se reunieron durante este período en donde se discutieron varios asuntos relacionados con la conservación de la biodiversidad y su uso sostenible, así como la implementación del Plan Estratégico para la Biodiversidad 2011-2020 y las Metas de Aichi. El tema central para esta COP13 fue el de ‘la integración de la conservación y uso sostenible de la biodiversidad en los planes, programas y políticas sectoriales e intersectoriales con énfasis en los sectores de la agricultura, los bosques, la pesca y el turismo’.

En la COP10 de 2012 en Corea del Sur, el CDB en su Decisión XII/7 sobre la transversalización de consideraciones de género,[1] logró la inclusión de un Plan de Acción sobre Género (PGA). Esta decisión llamaba a las Partes (gobiernos que han ratificado el Convenio) a reportar sobre los avances de este Plan de Acción. Sin embargo, ha sido muy poco lo que los países han reportado al respecto. Un estudio reciente acerca de la inclusión de género en las Estrategias y Planes de Acción Nacional sobre la Biodiversidad (NBSAPs, por sus siglas en Inglés) entregados desde 1993 hasta Mayo de 2016, encontró que el 56% de los NBSAPs contenían al menos una referencia a ‘género’ y/o ‘mujer’, mientras que el 44% restante no hacía ninguna referencia[2]; además se encontró que dichas referencias siempre se relacionaban a ‘vulnerabilidad’ o ‘marginalización’.

Contrario a lo que usualmente sucede, esta vez la Declaración Ministerial se realizó previo al inicio de las negociaciones. Los distintos grupos de mujeres y demás trabajando el tema de género, se pronunciaron respecto a la falta de inclusión de referencias a género dentro de la Declaración[3], especialmente debido a que ha sido precisamente el Convenio en Diversidad Biológica, uno de los primeros instrumentos de política ambiental internacional, en ‘reconocer abiertamente el rol vital que tienen las mujeres en la conservación y uso sostenible de la diversidad biológica, y en afirmar la necesidad de la total participación de las mujeres en todos los niveles del diseño e implementación de políticas para la conservación de la diversidad biológica’ (tal como parece en el preámbulo del documento original) [4].

Felizmente, el resultado de la última ronda de negociaciones de la COP misma resulta altamente satisfactorio y representa el cambio profundo que está sucediendo a nivel mundial (y en distintas esferas), respecto a temas de género. Han sido cerca de 28 decisiones en esta COP, las que han tenido en cuenta a la mujer en los distintos ámbitos.

La decisión referente a involucrar distintos actores en la transversalización de la biodiversidad[5], por ejemplo, reconoce el papel importante que las mujeres pueden lograr en este aspecto además de tener en cuenta sus derechos, necesidades y aspiraciones. De manera similar, se hace el enlace con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 5 sobre igualdad de género, y la integración de mujer indígena en el Plan de Acción en Género, además de la integración de género en los NBSAPs y políticas y acciones relacionadas a la biodiversidad.

La decisión sobre el progreso en la implementación del Plan Estratégico del CDB 2011-2020 y las Metas de Aichi[6] hace un llamado a la transversalización de consideraciones de género en los NBSAPs y los mecanismos de reporte de acuerdo al Plan de Acción en Género, y la decisión en cooperación con otros acuerdos y organizaciones internacionales[7] establece que los acuerdos relacionados a biodiversidad deben contar con la participación de las mujeres en todo nivel al finalizar e implementar los NBSAPs. También establece que debe existir un mecanismo oficial de coordinación entre los distintos puntos focales nacionales y autoridades relevantes de los distintos acuerdos, y facilitar la participación de las mujeres. Mientras que la decisión sobre la estrategia de comunicaciones[8] reconoce a las mujeres como parte de la audiencia y la necesidad de incluir consideraciones de género en todos los compromisos teniendo en cuenta el rol de la mujer en conservación y uso.

En cuanto a la decisión sobre biodiversidad y salud humana[9] es muy importante pues reconoce los diferentes roles de hombres y mujeres en el manejo de los recursos naturales y la salud de la familia y hace referencia específica a la dependencia de las mujeres sobre los ecosistemas para el alimento, el agua y la salud.

La decisión sobre biodiversidad y cambio climático [10] reconoce los enfoques de género mientras que la decisión sobre el plan de acción para la restauración de ecosistemas [11] establece la participación de las mujeres en todas las fases del proceso de restauración y reconoce a las mujeres como agentes de cambio, además de la importancia de su liderazgo para revitalizar las comunidades y el manejo renovable de recursos. También hace un llamado al balance de género en la participación de las partes interesadas, y llama a la capacitación acerca de derechos de las mujeres para la implementación de la restauración.

Las decisiones sobre la implementación del CDB, [12] y la biodiversidad marina y costera[13] hablan de balance de género dentro de los grupos de expertos también.

Respecto a las decisiones acerca de los lineamientos voluntarios para repatriar el conocimiento tradicional, [14] y los lineamientos de Mo’otz kuxtal,[15] en donde se alienta al GEF y otras instituciones, a brindar asistencia financiera y técnica, mencionan que se deben reconocer las consideraciones de género, hacer reconocimiento de éste tipo de conocimiento en la mujer y la necesidad de repatriarlo.

La decisión sobre mecanismos financieros [16] hace referencia al conocimiento tradicional y la asistencia técnica y financiera para que incluya a las mujeres, cree concientización y construya sus capacidades relacionadas a la implementación de los lineamientos, entre otros. También se refiere a la renovación del programa (2018-2022) y la necesidad de incluir una dimensión de género. Por esto, hace un llamado al GEF para incluir género en la financiación de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos;

La decisión acerca de construcción de capacidades, cooperación científica, transferencia de tecnologías y el mecanismo ‘clearing house’[17], llama a tomar medidas complementarias al Artículo 12 teniendo como objetivo los talleres y entrenamientos dirigidos a las mujeres, entre otros. También alienta al secretariado del CDB a catalizar y facilitar el envolvimiento de las mujeres en el plan de acción a corto plazo.

Respecto a la Meta 14, se espera que tanto a nivel regional y subregional, los talleres sobre salud y biodiversidad incluyan a la mujer indígena y sus propios sistemas tradicionales. Dentro de este marco, también se instó a colaborar con organizaciones relevantes, incluyendo organizaciones de mujeres indígenas, a desarrollar materiales y herramientas para transversalizar y crear conciencia sobre los vínculos entre salud y biodiversidad.

Para las Metas 18 y 16, se hace referencia a proveer fondos y apoyo técnico a organizaciones de pueblos indígenas y comunidades locales para organizar talleres sub-nacionales y continuar con este apoyo; como indicador, establecen el número de mujeres recipientes de capacitación. Otras actividades especificadas relacionadas incluyen: transversalizar actividades respecto a consideraciones de género en todas las metas de biodiversidad; recolectar y diseminar herramientas e información sobre género y biodiversidad; construcción de capacidades sobre el Plan de Acción de Género, especialmente para mujeres indígenas; organización de talleres preparatorios para mujeres antes de las COPs, especialmente para mujeres indígenas; brindar herramientas y guías disponibles para la transversalización de género; establecer asociaciones y redes para vincular a todos los actores nacionales (grupos de mujeres) en la promoción de la transversalización de género; realizar diagnósticos de necesidades con mujeres y expertos en género, incluyendo mujeres indígenas; y colaborar con la Asociación sobre Indicadores de Biodiversidad para desarrollar indicadores sobre género y biodiversidad, a nivel nacional y sub-nacional.

Estas decisiones, se distribuyen en diferentes áreas muy necesarias para avanzar en la igualdad de género y los derechos de las mujeres; asuntos como la participación de las mujeres en todos los niveles, han sido ignorados por mucho tiempo y ya era hora de reconocer la necesidad de dicha participación. Ha quedado cada vez más claro, que sin la participación de todos los actores involucrados, no es posible alcanzar los diferentes objetivos, como es el caso de la conservación de la biodiversidad. La construcción de capacidades debe llegar a toda la población, masculina, femenina y demás, contando con las mismas oportunidades para que se haga posible. Los programas, políticas y demás acciones realizadas a nivel sub-nacional, nacional, regional, e internacional, ciertamente deben responder a las necesidades y aspiraciones de las mujeres. Esperemos que la nueva – y primera mujer- Secretaría Ejecutiva del CDB, Cristiana Paşca Palmer de Rumania, brinde mayores y mejores oportunidades para la transversalización de género en las discusiones sobre biodiversidad a nivel mundial. Es muy importante que se estén tomando decisiones respecto al balance de género y que se quiera que en las distintas esferas, tanto hombres como mujeres, gocen de las mismas oportunidades de participación y de voz, ya que, como bien ha sido reconocido, tenemos roles diferenciados y merecemos también ser escuchadas.

 

[1] es decir, que dichas consideraciones deberían ser tenidas en cuenta a lo largo de los planes, proyectos, documentos y demás del CDB.

[2] https://www.cbd.int/doc/meetings/cop/cop-13/official/cop-13-08-add3-en.pdf

[3] http://globalforestcoalition.org/women-biodiversity-united-nations-summit/

[4] https://www.cbd.int/doc/legal/cbd-en.pdf

[5] UNEP/CBD/COP/13/L.31

[6] UNEP/CBD/COP/13/L.16

[7] UNEP/CBD/COP/13/L.36

[8] UNEP/CBD/COP/13/L.25

[9] UNEP/CBD/COP/13/L.26

[10] UNEP/CBD/COP/13/L.8

[11] UNEP/CBD/COP/13/L.10

[12] UNEP/CBD/COP/13/L.5

[13] UNEP/CBD/COP/13/L.35

[14] UNEP/CBD/COP/13/L.14

[15] UNEP/CBD/COP/13/L.38

[16] UNEP/CBD/COP/13/L.37

[17] UNEP/CBD/COP/13/L.16

Columnista [email protected]


*La opinión aquí vertida es responsabilidad de quien firma y no necesariamente representa la postura editorial de Aristegui Noticias.
Temas relacionados:
Medio Ambiente
Opinión
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]