CDMX: roban 40 mil pesos a iglesia en Santa María la Ribera
El párroco Abel Torres Padrón dijo que ocurrió el martes 21 a las 16:00 horas, cuando tres personas con pistola en mano amenazaron a la secretaria, la amarraron de pies y manos, y le taparon la boca.

El martes por la tarde, tres personas armadas ingresaron a la Parroquia de la Sagrada Familia, ubicada en Santa María la Ribera, amagaron a la empleada administrativa y robaron aproximadamente 40 mil pesos, indicó en un comunicado el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME).

El párroco Abel Torres Padrón explicó que los hechos ocurrieron alrededor de las 16:00 horas, minutos antes de que un grupo de vecinos llegara a la iglesia para organizar la posada del día, y justo en el momento en que Silvia García, la secretaria parroquial, regresaba de su hora de comida. 

Mencionó que al momento de abrir la oficina, fue amenazada con una pistola, la amarraron de pies y manos, y le taparon la boca. Después tomaron el dinero recaudado de limosnas y pagos de servicios religiosos del sitio donde se resguardan los valores e inmediatamente huyeron.

Explicó que uno de los responsables de guiar la posada pensó que la secretaria aún no había llegado y llamó al sacerdote para pedirle su autorización a fin de ingresar. Fue entonces cuando vio a la secretaria atada y tirada en el piso.

Comunicado completo del SIAME:

Roban iglesia en Santa Ma. la Ribera; “ya no hay respeto”, dice párroco
Jueves, 22 de diciembre de 2016, 14:00 horas
Abimael César Juarez García

El monto hurtado asciende aproximadamente a 40 mil pesos: P. Abel Torres Padrón.

Este martes 21 de diciembre, la Parroquia de la Sagrada Familia, ubicada en Santa María la Ribera, sufrió un asalto con violencia, perpetrado por tres personas armadas –dos hombres y una mujer–, quienes ingresaron a las oficinas del templo, y con pistola en mano, amagaron a la empleada administrativa para robar aproximadamente 40 mil pesos.

En entrevista para Desde la fe, el P. Abel Torres Padrón, de los Misioneros Josefinos, explicó que los hechos ocurrieron alrededor de las 16:00 horas, unos minutos antes de que un grupo de vecinos llegara a la parroquia para organizar la posada del día, y justo en el momento en que la señorita Silvia García, la secretaria parroquial, regresaba de su hora de comida para incorporarse a sus labores. Al momento de abrir la oficina, fue amenazada con una pistola, la amarraron de pies y manos, y le taparon la boca. Después tomaron el dinero recaudado de limosnas y pagos de servicios religiosos del sitio donde se resguardan los valores, e inmediatamente huyeron.

Explicó que uno de los responsables de guiar la posada, al llegar a la oficina para tomar las imágenes de los peregrinos y ver que la puerta estaba cerrada, pensó que la secretaria aún no había llegado y llamó al sacerdote para pedirle su autorización a fin de ingresar. Fue entonces cuando vio a la secretaria atada y tirada en el piso. Comenta el sacerdote: “inmediatamente me llamó para contarme lo sucedido, así que me trasladé rápidamente a la parroquia para comenzar las diligencias necesarias”.

El sacerdote no descarta la posibilidad de que los asaltantes conocieran los movimientos operativos parroquiales, así como el de los empleados, porque durante el ultraje los delincuentes no hicieron más desorden que el necesario para inmovilizar a la secretaria y abrir el lugar exacto donde se encontraba el dinero.

Agregó que al lugar acudieron policías de Seguridad Pública en respuesta a una denuncia ciudadana, y posteriormente él mismo se presentó en la Agencia del Ministerio Público adscrita a la coordinación territorial de la Delegación Cuauhtémoc para ratificar la denuncia. Más tarde llegaron los Agentes de Investigación para tomar conocimiento de los hechos, acordonar la oficina e iniciar las indagatorias.

El P. Abel Torres dijo que las oficinas permanecerán cerradas hasta que los peritos hayan recopilado toda las evidencias y la información necesaria para dar con los responsables de este acto delictivo. De igual forma recomendó a sus compañeros sacerdotes tener mucho cuidado en estos días “porque nadie se escapa de la delincuencia”.

La señorita Silvia García explicó al P. Abel Torres Padrón que al llegar a la oficina vio a unas personas que la esperaban para solicitar información sobre el sacramento del Bautismo. En el momento en que estaba abriendo la puerta, la ladrones se colocaron detrás de ella, le apuntaron con el arma en la espalda y la inmovilizaron. Asegura que no pudo ver el rostro de los asaltantes, pero sí se dio cuenta, por las voces, de que eran dos hombres y una mujer.

 






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]