Desmiente SAT condonación de impuestos a narco; explica que aplicó cancelación de crédito
El SAT explicó que una cancelación de crédito significa una baja contable porque está ilocalizable o no tiene bienes, pero cuando vuelve a tener movimiento, se le da de alta otra vez.
FOTO: NOTIMEX/GUSTAVO DURÁN

El presidente Andrés Manuel López Obrador aclaró que su gobierno no aplicó una condonación de impuestos a un narco como publicó Reforma el lunes. En un texto de Raúl Olmos de Mexicanos contra la Corrupción, el diario reportó que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) canceló una deuda de 92 millones de pesos a una empresa propiedad del presunto operador financiero del cártel de Los Zetas, Juan Manuel “El Mono” Muñoz Luévano, quien se declaró culpable de narcotráfico y lavado de dinero durante un juicio en Estados Unidos.

“Como que se les pasó un poquito la mano”, dijo AMLO durante la conferencia de prensa.

En Palacio Nacional lo acompañó la jefa del SAT, Margarita Ríos-Farjat, quien sostuvo que entre las atribuciones del fisco está poner algunos créditos fiscales como una baja contable porque son inexistentes o porque no se pueden cobrar.

“Nosotros no hemos condonado, no hemos perdonado impuestos a nadie. Lo que se hace es una obediencia al 146 A del Código Fiscal de la Federación, que nos indica en qué casos tenemos la obligación de estar revisando constantemente la cartera”, señaló.

“El código nos da los supuestos de por qué lo podemos hacer una baja contable. Cuando hacemos una baja contable no significa que el crédito sea perdonado o que sea una especie de trato preferencial, es todo lo contrario. Lo que hacemos es ponerlos a parte para podernos dedicar a los créditos que podemos cobrar y esto lo ponemos a parte porque cumple con uno de los dos requisitos: está ilocalizable o no tiene bienes, pero en el momento que aparece un bien, se le vuelve a dar de alta”, abundó.

Explicó que al realizar bajas contables, le envían la información a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y a la Procuraduría Fiscal de la Federación “para que mantengan un monitoreo en el sistema financiero y levanten la banderita en caso de que las personas que aparentemente para nosotros están ilocalizables o no les encontramos bienes, aparezca que están moviéndose y nosotros llegar en ese momento y la sacamos de la baja contable”.

Por su parte, el administrador general de Recaudación del SAT, Héctor Vázquez Luna, detalló que la cartera que actualmente tiene el SAT es de un monto de 797 mil 924 millones de pesos, equivalente a un millón 595 mil 301 créditos fiscales y aclaró lo que significa una cancelación de créditos.

El tema cancelación se oye, y así lo han tomado y malinterpretado, que es un perdón de deuda y de ninguna manera es un perdón de deuda, es simplemente una baja contable. No libera de la obligación de pago, en el momento en el que nosotros localizamos bienes se reinventa el adeudo y cobramos”, afirmó.

Respecto a lo efectos que tiene una cancelación de crédito indicó que con esto, un contribuyente se envía a buró de crédito; también se le cancelan sellos digitales, “es decir que una empresa a la que se le aplicó la cancelación, fiscalmente queda muerta”; si tuviera cuentas, se congelan y se envía la información a la UIF y a la Procuraduría Fiscal de la Federación.

“Queda imposibilitado para seguir operando, pero se sigue la investigación para localizar bienes y para los socios o accionistas de esas empresas eventualmente se prevé una posible responsabilidad solidaria”, argumentó.

¿Por qué cancela el SAT?

Vázquez Luna reiteró que el propósito de esta acción es depurar cartera y dedicarse a carteras, sanas, manejables, que sean cobrables, que tengan bienes.

“Desafortunadamente, de toda esta cartera antigua que se viene arrastrando, solamente es recuperable 5% por eso es necesario depurarla, también porque no podemos tener una cartera inmanejable. Más de millón y medio de adeudos no es manejable con el personal que tenemos, no nos da abasto”, expresó.

No hay perdón, la condonación sí extingue el adeudo fiscal sí libera del pago, la empresas siguen funcionando después de liberarlas del pago. En este caso la empresa fiscalmente ya desapareció, murió porque no le permitimos que siga haciendo acciones de facturación”, finalizó.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.