Avanza paquete presupuestal para evitar cierre del gobierno en EU; no incluye dreamers ni muro
La discusión del presupuesto de gasto por 1.3 billones de dólares avanzó en la Cámara de Representantes y podría excluir a los dreamers y privar de recursos a Trump para la construcción del muro fronterizo.

La Cámara de Representantes aprobó este jueves un paquete presupuestal por 1.3 billones de dólares que aumenta el gasto militar, excluye a dreamers y priva de recursos a Donald Trump para la construcción del muro fronterizo.

Con 256 votos a favor y 167 en contra, el paquete de más de 2,300 páginas de extensión incluyó 641 millones de dólares para la construcción de 33 millas de nuevas bardas y diques en la frontera pero no para el propuesto muro del presidente Donald Trump.

Los recursos para las bardas y diques forman parte de una asignación de 1.6 mil millones de dólares en seguridad fronteriza, incluidas mejoras tecnológicas, reparación de bardas existentes, barreras secundarias y peatonales.

A pesar de ello, el presidente Donald Trump tuiteó el miércoles por la noche: “Obtuve $ 1.6 mil millones para comenzar el Muro en la Frontera Sur, el resto estará disponible (…) Se tuvo que gastar dinero en obsequios a los demócratas para el aumento al pago de los militares y nuevo equipo”.

Por su parte, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, señaló en una declaración que el pacto presupuestal incluía “100 millas de nuevas construcciones para el muro fronterizo”.

El acuerdo establece con precisión que las barreras físicas corresponden a bardas y diques, pero no al muro de concreto propuesto por el presidente. De hecho, la construcción de las bardas había sido contemplado desde la Ley de Bardas Seguras de 2006.

Setenta y siete demócratas votaron en contra de la legislación, algunos de ellos en protesta por la exclusión de cualquier tipo de alivio migratorio para los 690 mil beneficiarios del Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), la mayoría mexicanos.

También votaron en contra 90 republicanos, incluidos algunos opuestos al incremento del déficit federal de Estados Unidos y otros que se quejaron de no habérseles dado el tiempo suficiente para leer el voluminoso paquete.

El paquete debe ahora ser enviado al Senado, donde podría enfrentar la oposición del republicano Rand Paul. De no ser aprobado en el Senado, el gobierno federal podría volver a quedar semi paralizado a partir del primer minuto del sábado.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.