En un audio, Aburto se niega a decir “quién es la persona que conozco en el partido” #MesaDeAnálisis
Laura Sánchez Ley, quien tuvo acceso a videos de los primeros interrogatorios a Mario Aburto, afirma que las evidencias sobre el asesinato no fueron preservadas en forma adecuada.
Foto: Cuartoscuro

Las evidencias sobre el asesinato del frustrado candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Luis Donaldo Colosio, no fueron preservadas adecuadamente, por lo que fotografías y videos han sido dañados por el polvo, dio a conocer Laura Sánchez, periodista de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

En la #MesaDeAnálisis, la periodista comentó que tuvo acceso al expediente y a las evidencias del caso Colosio resguardados en el Juzgado Primero de Procesos Penales del Estado de México, localizado en Toluca.

“Es penoso, es triste, porque me parece que es evidencia histórica. Moviendo uno de los sobrecitos me salieron la ojiva y los casquillos. Me parece que no es como debe preservarse esta información histórica. Ahí están los negativos originales de las fotografías que se aprobaron como prueba el día del magnicidio y pues, francamente, yo creo que ya no sirven, yo creo que ya se echaron a perder”, abundó.

Sánchez Ley añadió que MCCI sólo logró reproducir 100 fotografías, ya que el juzgado apenas les dio tres horas para retratar las evidencias.

“Los videos fue otra labor muy complicada porque son 300 videos en formato Beta, muchos de ellos fueron dañados por el polvo que descompuso la imagen. Esa fue una labor en conjunto con el Poder Judicial, sobretodo con el área de transparencia, que entre dos personas tratamos de pasar a formato reproducible la mayor cantidad de esas imágenes”, detalló.

De acuerdo con la periodista, lo rescatable de esos videos son los careos, “porque finalmente podemos darnos una idea de cómo se llevó a cabo el proceso judicial, y ahora sí tener una perspectiva informada y nosotros como ciudadanos, y sobretodo los especialistas, evaluar a nuestras autoridades porque creo que si bien se hizo una labor formidable, sí quedaron muchos huecos y quedan definitivamente”.

“Encontramos cuatro audio inéditos en la caja de cuando están interrogando a Mario (Aburto) en la camioneta y le van diciendo: ‘tú dinos con qué gente importante -se refería a un político la gente que lo detuvo-, y nosotros te llevamos con él’, y la narración exacta que recibió la policía donde los otros policías que estaban en Lomas Taurinas dicen ‘es una emergencia, es una emergencia’ y van recreando cómo pasaron exactamente los hechos cuando se enteran que le dieron un disparo en la cabeza a Luis Donaldo Colosio en Lomas Taurinas, así como los interrogatorios en la Procuraduría General de la República de Tijuana, los primeros interrogatorios que son vitales para reconstruir cómo sucedió esa historia“, explicó.

La periodista narró que en uno de los audios Aburto dice “no confío, no confío, me torturaste, yo no quiero decirte nada, tú aquí me puedes matar sin ningún problema y decir que quise escapar, entonces yo no confío en decirte cómo sucedieron los hechos, ni confío en decirte quién es la persona que conozco en el partido”.

Por otra parte, agregó, tres días antes de ser sentenciado, Aburto Martínez dijo en la ampliación de su declaración que cuando estaba siendo torturado, un agente se acercó para pasarle comunicación de parte de la Presidencia, en ese entonces de Carlos Salinas De Gortari, donde le ofrecen un trato a cambio de que diga que lo mandó un partido político.

Sánchez Ley anticipó que además de estas evidencias, MCCI tendrá acceso a las declaraciones de 700 testigos o gente que estuvo relacionada a los expresidentes Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, así como a las de otros autores involucrados como Manlio Fabio Beltrones y Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, que vivieron de cerca ese día.

“Finalmente vamos a saber por qué se descartó su participación y qué dijeron”, adelantó.

Por su parte, el escritor Fabrizio Mejia se dijo sorprendido de que durante años se hayan dirigido las miradas a tratar de ver el complot en las escena de Lomas Taurinas y no el de afuera.

“Hablo de complot porque en la autopsia de Colosio tiene dos balazos, nos quisieron convencer del ‘giro mágico’ para que Aburto hubiera hecho los dos disparos, pero evidentemente son dos orificios de bala, de calibres distintos y ahí ya tenemos un complot… La investigación debió haber sido sobre el entorno de Colosio”, comentó.

En su opinión, un asunto a esclarecer es qué tuvo que ver Manlio Fabio Beltrones, ex secretario particular Fernando Gutiérrez Barrios, en la escena de Lomas Taurinas de Tijuana, por qué llegó él primero a interrogar a Aburto cuando todo mundo estaba en unas reuniones convocadas por el Instituto Federal Electoral (IFE).

Por su parte, la periodista Ana Lilia Pérez comentó que el caso Colosio es un pendiente en la historia de México porque no hay suficiente claridad en el entorno, de dónde surgió el complot.

Destacó que las palabras de Colosio eran muy interesantes, porque rompían con el discurso oficial y se asumía como un hombre sí del partido, pero distinto.

“Escuchamos a un Luis Donaldo Colosio que nos habla de que México necesita justicia y de esa cultura del esfuerzo, de que él no es un privilegiado dentro del partido sino un hombre hecho por sí mismo, y él esta ofreciendo, reconoce la circunstancia del país, pero está ofreciendo un tiempo de cambio“, subrayó.

Por su parte el también periodista Salvador Guerrero Chiprés, quien en 1994 escribía para La Jornada, recordó que trabajó dos días en la maquiladora Cameros Magnéticos, donde Aburto laboraba, para contactar a la familia.

Cité a la mamá de Aburto y ganamos su confianza a tal grado que en algún momento nos brincamos la barda de la frontera junto a la familia, porque deseaba pedir asilo ante las presiones diversas de la Procuraduría y de los periodistas, y encontramos varios datos en el camino”, señaló.

Según la investigación de Guerrero, Aburto era un joven de 22 años, tremendamente frustrado e inteligente que “había decidido comprar una pistola 38 Taurus y utilizó solamente cuatro recámaras de esa pistola aquél día, y lo hizo así porque estaba emulando a su papá quien había asesinado a su propio hermano (al tío de Aburto) hace algunos años”.

Incluso, afirmó, la madre de Aburto reconoció a su hijo en la televisión, en el lugar de detención en la PGR y en la cárcel donde fue recluido.

En ese sentido, comentó, “la hipótesis para mí es que Mario Aburto en su frustración, en su tremenda inteligencia y capacidad de decisión que muestra desde que tenía 11 años, al irse a buscar a su papá a Tijuana, en ese carácter, en esa personalidad que él tiene, decide dos cosas: hacer algo extraordinario, que es al mismo tiempo dramático, durísimo, y si ustedes quieren también cruel, y pasar a través de esa ‘hazaña criminal’ a la historia, donde no iba a pasar de ninguna otra manera”.

Durante su conferencia mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que cenó con Luis Donaldo Colosio Murrieta dos días antes de que lo mataran.

“Lo conocí y nos vimos dos días antes de que lo asesinaran. El 21 de marzo (de 1994) cenamos en casa de una amiga en común, de Clara Jusidman”, dijo.

Al respecto, Guerrero observó que Colosio “buscaba distanciarse de la imagen negativa que tenía el PRI“.

Ana Lilia Pérez consideró que el caso Colosio es un gran tema pendiente, por lo que es necesario poner atención a las pruebas que están en los juzgados.

En tanto, Fabrizio Mejía indicó que es necesario abrir todas las posibilidades de la investigación.

A continuación la #MesaDeAnálisis:






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.