Libros de la semana: Neruda, Ramírez, Tiscar…
Las crónicas del argentino Osvaldo Baigorria y el oportuno estudio de Suzette Daniela Celaya Aguilar, se suman a nuestras recomendaciones.
(El Colegio de Sonora, Caja Negra, Edaf, Océano, Seix Barral).

Cada nueva edición de la poesía de Pablo Neruda es digna de atención. El interés se duplica cuando descubrimos que se trata del primer tomo de su Poesía Completa. La prosa de Armando Ramírez es urbana, coloquial y directa, su novela Déjame, nos asoma a una particular forma de leer la ciudad de México. En otro tenor, navega la narrativa del ibérico Jesús Tiscar Jandra, quien con La japonesa calva, se nos descubre como un autor a seguir. Las crónicas del argentino Osvaldo Baigorria son un viaje sin nostalgia a los años de la efervescencia contracultural. Cerramos con Lo que El Novillo se llevó, una investigación de Suzette Daniela Celaya Aguilar, que tiene mucho que decirnos acerca de los desplazamientos de comunidades ante una obra monumental, cualquier semejanza con El Tren Maya no es mera coincidencia.

Pablo Neruda. Poesía completa I (1915-1947). Seix Barral. 518 pp.

En este tomo se encuentran la poesía y la prosa poética de Pablo Neruda escritas entre 1915 y 1947. Se incluye su abundante obra inicial —dispersa en periódicos y cuadernos manuscritos—, en la que sorprende la madurez creativa del poeta adolescente y donde brota su poesía amorosa, que tiene una temprana culminación en Veinte poemas de amor y una canción desesperada. Se halla también el punto de partida de otras vertientes fundamentales de la obra nerudiana: aquella que penetra en los misterios del mundo material y su poesía política. Asimismo tenemos aquí la primera de sus obras cumbres, Residencia en la tierra.

Armando Ramírez. Déjame. Océano. 204 pp.

¿Fue una confusión o, más bien destino el que condujo a Armando Ramírez a la Casa España, edificio colonial de cantera y tezontle ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México? Allí, mientras prepara un reportaje para la televisión, conoce a Lucía, una misteriosa mujer que se convierte no sólo en una obsesión y en un enigma a descifrar, sino también en el vehículo que lo lleva a pasar revista a las mujeres que, a lo largo de su vida. Armando Ramírez nos ofrece una novela que mezcla crónica, guiños autobiográficos y ficción. 

Jesús Tiscar Jandra. La japonesa calva. Edaf. 240 pp.

En el extrarradio de aquella España de 2016 gobernada en funciones, la joven Kazumi Kuriwako explota lucrativamente el extraordinario poder de sus manos realizando masajes terapéuticos y eróticos en su domicilio; un guardia civil uniformado, armado y llamado Franco Baena se ajuma de amargura y ron blanco en el café-bar Ozáez. Las vidas y acciones de estos seres, entre otros, convergerán al cabo de dos hilos narrativos, a veces amargos, a veces disparatados y a veces muy duros, como es la vida y como es la sólida novela del autor ibérico.

Osvaldo Baigorria. Postales de la contracultura. Caja Negra. 183 pp.

“En enero de 1974 salí en tren y en parte a dedo en un viaje que me llevaría casi once años de búsqueda por los territorios de la contracultura que se propagaba desde y hacia la Costa Oeste norteamericana”, advierte al autor argentino. California, San Francisco, la coexistencia de hippies, yippies, poetas, Panteras Negras y comuneros con fanáticos religiosos, junkies, profetas de Silicón Valley y traficantes de todo tipo. Todo aparece reseñado estas crónicas.

Suzette Daniela Celaya Aguilar. Lo que El Novillo se llevó. El Colegio de Sonora. 224 pp.

Analizar cómo enfrentaron el desplazamiento forzado a causa de la construcción de una presa hidroeléctrica los diversos grupos que conformaban los pueblos de Suaqui, Tepupa y Batuc, y los efectos de este traslado en sus actividades de subsistencia, es el objetivo de la investigación. El trabajo abona para comprender la centralidad del modo de sustento en la decisión de los pobladores para trasladarse a un determinado territorio y para sugerir el abordaje multidisciplinario de estos procesos, pues atención jurídica e incluso sicológica son necesarias.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Libros



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.