Trump se aleja de su promesa de “drenar el pantano”
“Se me dijo que lo está desconociendo. Ahora dice que fue (una frase) linda, pero que ya no quiere usarla”, señaló uno de sus más cercanos asesores y ex presidente de la Cámara Baja, Newt Gingrich.

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, está alejándose de su dicho de “drenar el pantano”, a pesar de que fue una de sus principales promesas de campaña, reveló este miércoles uno de sus más cercanos asesores y ex presidente de la Cámara Baja, Newt Gingrich.

Trump utilizó el slogan a lo largo de su campaña como una metáfora de la corrupción y la influencia de los “lagartos” de la clase política de Washington, pero al igual que otras de sus promesas pareció empezar a tomar distancia.

Durante sus actos de campaña Trump entonó con frecuencia el coro de “enciérrenla, enciérrenla”, en alusión a su promesa de encarcelar a Hillary Clinton, pero desde su triunfo electoral descartó un proceso judicial contra su ex rival presidencial.

“Él (Trump) está en un papel diferente y quizás siente que como presidente de Estados Unidos, debe ser marginalmente más dignificado que hablar de los lagartos en los pantanos. Personalmente (…) me gusta lo de lagartos y pantano”, explicó Gingrich.

El ex presidente de la cámara de representantes recordó que Trump llegó al poder gracias a votantes que consideraron que en Washington existía demasiado poder y que la burocracia federal era demasiado “arrogante e imperial”.

“Si Trump continúa siendo honesto y parece una persona auténtica, llegará muy lejos, pero si debido a la presión de la ciudad empieza a retractarse y a decir cosas que no son verdad decaerá tanto como lo hizo Barack Obama”, advirtió Gingrich.

Desde su triunfo en las elecciones del 8 de noviembre, Trump ha sido criticado por demócratas y grupos liberales por integrar un gabinete compuesto por empresarios multi-millonarios.

Las críticas se incrementaron tras revelarse que sus hijos Donald y Eric Trump, participan en la organización de un evento de recaudación de fondos en que cobran desde medio millón hasta un millón de dólares a las personas que quieren convivir con su padre.

El evento, organizado mediante la Fundación Opening Day para el próximo 21 de enero, tiene la supuesta intención de recaudar fondos para organizaciones de caridad vinculadas con la cacería en Estados Unidos, así como celebrar la toma de posesión de Trump.

Aunque el equipo de transición deslindó a ambos del evento, Gingrich señaló que es fundamental que el presidente electo clarifiqué exactamente el tema de los posibles conflictos de interés.

“Este no es un país en que andas por allí confiándole a la gente el poder. Éste es un país que quiere rendición de cuentas”, dijo Gingrich.

El ex presidente de la Cámara de Representantes reconoció sin embargo que se trata de un caso único porque ninguno otro presidente ha sido propietario de campos de golf o de hoteles e indicó que no apoya la idea de que ponga sus propiedades en un fideicomiso.

“Eso va a requerir pensemos cómo lidiar con este tema de una manera que sea efectiva y que sirva al interés del país pero también que satisfaga una prueba práctica de sentido común”, añadió. (NTMX)






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a comentariosyquejas@aristeguinoticias.com