Argentina: Piden prisión preventiva contra Cristina Fernández de Kirchner por caso de sobornos
Fernández de Kirchner no ha sido detenida gracias a que, como es senadora, goza de fueros parlamentarios, beneficio que el juez Claudio Bonadío ha solicitado se le retire en diversas ocasiones.
Foto: Reuters

La Cámara Federal de Argentina confirmó este jueves el procesamiento contra la expresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, quien está acusada de encabezar una asociación ilícita que cobró sobornos millonarios.

Los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi emitieron un fallo que complica la situación judicial de la exmandataria, quien es la principal aspirante opositora a la Presidencia en las elecciones generales del próximo año.

El dictamen quedó envuelto en la polémica ya que los jueces decidieron quitar los cargos de asociación ilícita a un grupo de empresarios, entre ellos Ángelo Calcaterra, primo del presidente Maurico Macri.

Además de Fernádez de Kirchner, también fueron ratificados los procesamientos del exministro de Planificación, Julio de Vido, y del exsubsecretario Roberto Baratta, quienes actualmente se encuentran con prisión preventiva.

Fernández de Kirchner no ha sido detenida gracias a que, como es senadora, goza de fuero parlamentario, beneficio que el juez Claudio Bonadío ha solicitado se le retire en diversas ocasiones.

La senadora respondió en las redes sociales al fallo, al asegurar que la decisión que anunció la Cámara Federal este jueves es idéntica a la que anunció la semana pasada el diario Clarín, férreo opositor de la expresidenta y del kirchnerismo.

“Mira, y por favor leé detenidamente, lo que publicaba Clarín el jueves pasado sobre el fallo de la Cámara Federal en la causa de las fotocopias”, señaló la mandataria al publicar un artículo del diario.

Otros imputados en esta causa son el exsecretario José López, quien fue detenido hace dos años mientras intentaba ocultar 9 millones de dólares en un convento; el financista Ernesto Clarens, y el extitular de la Cámara de la Construcción, Carlos Wagner.

Por el contrario, a los poderosos empresarios Angelo Calcaterra, Aldo Roggio, Luis Betnaza, Gabriel Romero, Juan Chediack y Enrique Pescarmona se les retiraron los cargos de asociación ilícita, aunque seguirán procesados.

La causa comenzó a principios de este año cuando el periodista de La Nación, Diego Cabot recibió una caja con ocho cuadernos escritos por Óscar Centeno, quien fuera chofer de Roberto Baratta, uno de los exfuncionarios más influyentes durante el kirchnerismo.

En esas páginas, el chofer registró durante años, y al mejor estilo de los servicios de espionaje, a dónde, cuándo y con quiénes llevaba a Baratta presuntamente para recoger unos 200 millones de dólares que entregaban empresarios y que, según él, terminaron en manos de los expresidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

Aunque el periodista de La Nación tuvo los cuadernos del chofer en sus manos y los escaneó y digitalizó, cuando la causa estalló Centeno afirmó que los había quemado, razón por la cual todo el caso se ha basado a nivel judicial en fotocopias.

Los cuadernos reportan el cobro de por lo menos 200 millones de dólares que los empresarios más influyentes del país pagaban para obtener contratos con el Estado.

La investigación por la existencia de una presunta asociación ilícita entre políticos y empresarios en Argentina ya dejó un saldo de un millón 250 mil dólares decomisados, 26 detenidos, 17 “arrepentidos” y allanamientos, así como embargos millonarios a Fernández de Kirchner.

(NTX)



Temas relacionados:
Argentina
Corrupción
Mundo



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.