El proyecto Alternativo de Morena 2018-2024, analizado por Araceli Damián - Aristegui Noticias
opinión*
El proyecto Alternativo de Morena 2018-2024, analizado por Araceli Damián
por Araceli Damián
Foto: Moisés Pablo/ Cuartoscuro

El 20 de noviembre, en el aniversario 107 de la Revolución Mexicana se celebró el Congreso Nacional de Morena, en el que se presentó y aprobó el Proyecto de Nación 2018-2024, que servirá de base para la propuesta programática de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) rumbo al 2018. Asistimos a un evento que podríamos calificar de insólito, ya que al ser Morena un partido que se identifica con la izquierda, mostró que tiene la intención de gobernar y trabajar con base en la pluralidad.

Como símbolo de apertura y respeto a las distintas formas de gobierno, fueron invitados y asistieron al evento representantes de las embajadas de Estado Unidos y Cuba, de Polonia, Gran Bretaña y Bolivia, entre otros. La pluralidad de los gobiernos ahí representados evidencia también un compromiso de este partido con sus socios comerciales y con los pueblos hermanos.

La aspiración de muchos de los que estuvimos ahí es transformar las estructuras anquilosadas y corruptas del Estado mexicano, mediante la participación concertada de diversos actores económicos, políticos y sociales. Es por ello que hombres y mujeres que no participan ni forman parte de Morena, y que tienen diversas ideologías y posturas políticas, accedieron a trabajar durante varios meses para conjuntar un Proyecto de Nación lo suficientemente amplio, que dé certeza de que, de ganarse la presidencia, se trabajará en pro de sectores amplios de la sociedad (jóvenes, adultos mayores, maestros, comerciantes, intelectuales, académicos, empresarios, enfermeras, médicos, miembros de los cuerpos policiacos y de las fuerzas armadas, etc.).

La pluralidad ahí representada fue una manifestación de la necesidad que existe en nuestro país de un cambio profundo (aunque gradual), en el que la democracia cobre plena vigencia y encontremos caminos para eliminar la corrupción, la pobreza, la desigualdad, la violencia y la falta de justica que ha caracterizado a nuestro país en las últimas décadas.

En el presídium estaban, además de AMLO, Claudia Scheinbaum, quien se ha convertido en la figura más destacada en Morena después de López Obrador; Alfonso Romo, exitoso empresario mexicano, quien fungió como coordinador de los trabajos que culminaron en el Proyecto Alternativo de Nación; Esteban Moctezuma Barragán, encargado de las propuestas de política social, quien fuera funcionario público en el sexenio del priista Ernesto Zedillo y que actualmente, al encabezar la Fundación Azteca, se involucra en proyectos desde una perspectiva del altruismo y la asistencia social, pero que tiene la experiencia de trabajo en el gobierno federal.

Es relevante el cambio en la postura de Esteban Moctezuma en términos de la política social, ya que aun cuando participó en la implementación del programa focalizado de lucha contra la pobreza Prospera (antes Oportunidades y Progresa) en el gobierno de Zedillo, en un discurso renovado, planteó que la política social debe incluir a todos en sus beneficios, dando prioridad a los indígenas, mejorando particularmente las condiciones de vida de mujeres y jóvenes, presentando para estos últimos un programa especial de becas que cubrirá a 2.6 millones; de igual forma en materia de Salud estableció que será de acceso universal.

La destacada escritora Laura Esquivel, mujer de izquierda, esbozó en su discurso los principios que regirán la política cultural y educativa, incorporando los saberes y la creatividad de los pueblos indígenas, de los barrios originarios, no sólo rurales, sino también urbanos. Planteó que no se dejará a un solo joven fuera de la educación preparatoria y universitaria, ya que se crearán los espacios necesarios para atender a este sector de la población y se eliminarán los exámenes de ingreso para que la educación se convierta en un verdadero derecho. El economista Abel Hibert, académico del Tecnológico de Monterrey, especialista en temas de telecomunicaciones, presentó el programa económico de gobierno, elaborado conjuntamente con Adrián Rodríguez. Se presentaron 20 proyectos regionales y de infraestructura, que buscan incentivar la producción nacional y recuperar la capacidad de generar empleos y riqueza para todos en el país.

Me extiendo más en la intervención de Alfonso Romo, quien aseguró que se busca lograr un México en el que prevalezca la justicia y la honradez, con progreso y desarrollo económico del que nadie quede marginado. Planteó siete criterios con los que se elaboró el Proyecto de Nación de Morena: 1) Combate a la corrupción, la cual tiene un costo de alrededor de 10% del PIB, constituyendo un verdadero freno a la economía, ya que esos recursos podrían ser utilizados en proyectos productivos y de infraestructura. 2) Respeto al estado de derecho, a la ley y a las instituciones, considerando que el balance de poder y los contrapesos son esenciales para el desarrollo de un buen gobierno. 3) La seguridad física, que implica lograr la tranquilidad y la paz, sin las cuales las personas y la economía no pueden desarrollarse plenamente. 4) Cumplimiento de la ley, planteando que no será necesario hacer reformas sino cumplir las leyes. 5) Ejecución realista y responsable del gasto público, con criterios de austeridad y honestidad, sin endeudar más al país y sin subir impuestos, sino reasignando el gasto corriente. 6) Libertad como condición humana para progresar, crear riqueza, abatir la pobreza y realizar el sueño de cada quien, con un estado laico y con pleno respeto al derecho a la propiedad privada y social, estableciendo mejores condiciones de trabajo. 7) Prioridad a la educación y a la cultura, en donde se requiere un cambio consensado, ya que no se puede seguir con el modelo educativo actual, que lograría la cobertura total de secundaria y preparatoria hasta 2060 y 2100, respectivamente, y en el que sólo 7% de los que entran a la primaria terminan la universidad.

Estas son las líneas generales, algunas de las cuales requieren de un mayor desarrollo y de una crítica constructiva, ya que, por ejemplo, no basta con una reestructuración del gasto para hacer frente a los retos que tienen el país, no basta con doblar la pensión de adultos mayores para lograr cobertura efectiva de la seguridad social. Lo cierto es que no está de más considerar nuevas propuestas, ya que se necesita romper la inercia que ha sumido a México en un marasmo económico, con pobreza, en el que prevalece una constante violación a los derechos humanos.

Araceli Damián

Es Diputada Federal por Morena y preside la Comisión de Seguridad en la Cámara de Diputados. Es Profesora-Investigadora con licencia del Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales de El Colegio de México. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Es Doctora en economía urbana por la Universidad de Londres, Inglaterra.

*La opinión aquí vertida es responsabilidad de quien firma y no necesariamente representa la postura editorial de Aristegui Noticias.




    Contenido Relacionado


  1. Este es el Proyecto de Nación 2018-2024 de AMLO (Documento)
    noviembre 21, 2017 8:48 am
  2. Que se apure Fox, porque estamos arriba en las encuestas: AMLO
    noviembre 20, 2017 4:26 pm
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]