Presentan el libro ‘Antonieta Rivas Mercado. Obras’, de Tayde Acosta
El objetivo es que se reconozca al personaje y a la escritora, afirmó la autora.
(Siglo XXI/Secretaría de Cultura).

Fue mecenas, directora, actriz, promotora cultural, fue la mujer que, junto a los Contemporáneos, fundó el Teatro de Ulises, pero más allá de llevar a cabo una laboriosa difusión y promoción de las letras y la cultura mexicanas, Antonieta Rivas Mercado quería ser, mano a mano, junto a los hombres de su generación, la gran escritora mexicana.

La biografía mítica de Rivas Mercado sombreó su gran deseo, coincidieron Adriana Malvido, Vicente Quirarte y Anthony Stanton durante la presentación de libro Antonieta Rivas Mercado. Obras (Siglo XXI), el cual recoge no sólo las creaciones literarias hasta ahora conocidas de la mecenas, sino que agrega un gran caudal de correspondencia. El objetivo, dijo la autora de la publicación, Tayde Acosta, es para que no sólo se reconozca al personaje, sino que realmente se conozca a la escritora.

“Me interesaba que el libro saliera en este 2018, ya que se cumplen 90 años de los grupos Ulises y los Contemporáneos, a los que perteneció Antonieta. Para entender su figura, hay que entender a los grupos a los que ella perteneció, me dijo mi gran maestro Miguel Capistrán y tenía razón”.

“En 1987, Luis Mario Schneider publicó, por primera vez, una edición de la obra completa de Rivas Mercado; a 30 años de ésta era necesario volver a publicarla, sobre todo con los nuevos documentos descubiertos y con la nueva información con que contamos”, dijo Atayde Acosta.

“Esta es la finalidad de mi libro: que se conozca a la escritora, se descubra a la mujer de teatro, su gran vocación. Ella se reconocía a sí misma como escritora y como una mujer dedicada al teatro. El objetivo es que se le reconozca como una integrante más del grupo de Los Contemporáneos, dejando atrás los mitos que hay de ella”.

Por su parte, Anthony Stanton, quien hizo un recorrido por la obra de la escritora mexicana, dijo que esta edición está más completa y depura las anteriores ediciones.

“Debido a cómo decidió terminar su vida en la Catedral de Notre Dame, su lectura ha sido condicionada. El resultado fue el empobrecimiento de su figura, construyendo un mito que no ha facilitado para nada el conocimiento de su obra, sin ninguna ponderación ecuánime de sus aportaciones a la literatura mexicana”.

De acuerdo con el investigador, Rivas Mercado fue una dramaturga de gran altura: Su obra es un ejemplo del mejor teatro político. Ella entendía el teatro como los Contemporáneos, pero, a diferencia de ellos, tiene la habilidad de incorporar el pensamiento político”.

Fue cuentista, ensayista, dramaturga, novelista, cronista, diarista, a lo que Stanton refirió: “Tenemos dos novelas incompletas, la última, El que huía, escrita en Burdeos, es impresionante por la seguridad en la construcción, los diálogos, los rápidos cambios de enfoque y las memorables sentencias de los personajes”.

Su crónica, La campaña de Vasconcelos, originalmente titulada La democracia en bancarrota, va más lejos de lo periodístico: Es una narración muy pulida basada en los hechos históricos que presenció a partir del momento en que conoce a Vasconcelos en 1929”. También destaca su trabajo como diarista, que está a la par de los escritos por figuras como Virginia Wolf.

Adriana Malvido recordó que Rivas Mercado, fue una mujer que estudió “latín, alemán, lingüística y música; pasa las tardes con su hijo de 11 años, quiere concluir su novela, trabaja ocho horas diarias, aspira a un lugar en las letras hispanoamericanas, medirse con las estrellas más altas. Y se esfumó del mundo como las estrellas fugaces, dejando un reflejo que hoy recoge Tayde Acosta.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Libros



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.