Bizcochos mexicanos para todos los gustos
Para cualquier mexicano, la debilidad de un desayuno o una merienda son los famosos panes de dulce o bizcochos, una costumbre que une a las familias de antaño y las de hoy
Panaderías mexicanas ofrecen gran variedad de bizcochos (Foto: Shutterstock)

¿Quién no se remonta a su infancia cuando prueba un delicioso “moño”, una “magdalena” o un “churro” acompañado de un café de olla o un chocolate caliente?

Dicen que “En la casa donde no hay pan, pocas cosas se dan”, no hay mesa más completa sino aquella en donde la familia se reúne para compartir el pan y ¡Qué mejor que sea de dulce!

Banderillas, conchas, chilindrinas, trenzas, chuz, novias, cocoles, orejas, bísquets, ladrillos, donas, polvorones, corbatas, gusanos, calzones, nidos, bigotes, cochinitos, rehiletes, soles, panqués, cuernitos, mariposas, nubes, ojos de buey, limas, mantecadas, rollos, y una gran variedad de galletas, son parte de la dieta de Enriqueta.

Los nombres más divertidos no hacen pensar en historias que nuestros abuelos cuentan, como aquella en donde la señora le dice al panadero mientras le despacha el pan: “Páseme mejor aquel gendarme que está junto al semáforo” o “Quíteme los calzones y mejor deme un beso para llevar”.

pan_de_dulce_c

Canasta Mexicana de Pan (Foto: Wikimedia Commons)

Estas y otras recreadas anécdotas son parte de la picardía que suele acompañar a los panaderos que incluso vacilan al preparar la masa: “Lo que dice el panadero, siempre es verdadero”.

Pero no solo hablaremos de refranes, se trata de degustar un delicioso bizcocho esponjoso y de buen sabor, algunos son más especiales que otros en su elaboración, quizás lleven crema pastelera, mermelada, miel, canela o queso, estos últimos con sabor a beso. También los hay con grajeas, chochitos, chispas, azúcar glas o con coco.

Hay para todos los gustos, para los que prefieren algo suave como una deliciosa “concha” ya sea con costras de vainilla o chocolate o los que prefieren panes duros como las “piedras” y los “ladrillos” bien sopeados con un buen vaso con leche.

Tampoco pueden faltar a la cita de cada casa u oficina los deliciosos panes elaborados para celebrar las tradiciones como el “Pan de Muerto” –con todo y sus huesitos- o la corona con sus joyas de fruta seca mejor conocida como la “Rosca de Reyes”.

pan_de_dulce_d

Rosca de reyes, tradicional bizcocho (Foto: Shutterstock)

La costumbre se extiende cuando en un viaje visitamos alguna feria y compramos para llevar los famosos panes de pueblo elaborados con huevo, con nata o algunos espolvoreados con azúcar rosa que son una verdadera delicia.

La popularidad del pan también está presente en el cortejo, dicen que “el pan de la vecina es medicina” anteriormente la llamaban bizcocho al pasar, y aunque los tiempos han cambiado, todavía se utiliza cierto piropo en donde se hace referencia de invitar a alguien con un simple, ¿A qué hora sales por el pan? sin faltar la sonrisa pícara de quien lo propone.

Así que si deseas un “sol de piña” para la niña, una “pellizcada” en lugar de una “rebanada” o si prefieres junto a la “oreja” un “mazapán”, dejémonos de tanto refrán y ¡Vamos a buscar el pan!

Si deseas leer más artículos de viaje visita www.elsouvenir.com sección: Al dente

Sigue a El Souvenir: Facebook facebookmx y Twitter @el_souvenir

seccion-viajes1

 



Temas relacionados:
Viajes



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]