Michael Cohen, ex abogado de Trump, se declara culpable en tribunal de Nueva York
Si esos pagos fueron un crimen para él, entonces ¿por qué no serían un crimen para Donald Trump?: Lanny Davis, abogado de Cohen.
Fotografía: Reuters

Casi cuatro horas después de entregarse al Buró Federal de Investigaciones​ (FBI) para iniciar las negociaciones de un proceso de declaración de culpabilidad, Michael Cohen, el exabogado personal del presidente Donald Trump, se declaró culpable por ocho cargos, entre ellos evasión fiscal, fraude bancario y violación de leyes de financiación de campaña. Aseguró que actuó por órdenes de su cliente.

De los cargos, cinco corresponden a la evasión fiscal en sus declaraciones entre 2012 y 2016; uno al cargo de declaración falsa a un banco para gestionar préstamos y dos a violación de normas de campaña, ambos por contribución corporativa y haber excedido el monto establecido para aportaciones.

Como parte de su acuerdo de declaratoria en un tribunal de Nueva York, Cohen aceptó no impugnar ninguna sentencia de entre 46 y 63 meses y quedó en libertad bajo fianza; sin embargo, el abogado conocerá su pena el próximo 12 de diciembre y se enfrenta a la posibilidad de pasar varios años en la cárcel, según anticiparon varios medios estadounidenses, entre ellos The Washington Post.

Los precedentes de la sentencia se sitúan el 9 de abril, cuando el FBI realizó una incursión a la oficina de Michael Cohen, en la habitación de un hotel y en su casa, para investigar y determinar su culpabilidad en el fraude. A partir de ese momento, la relación estrecha que el abogado y Trump llevaban desde hace más de una década con trabajo en la Organización Trump y el asesoramiento legal que se extendió pasadas las elecciones, se distanció. Incluso, el mes pasado, el acusado dijo a ABC News que su lealtad era primero con su familia y su país, no con el presidente.

La investigación, declararon los fiscales en el momento del cateo autorizado por el FBI, se centró en las transacciones financieras personales de Cohen, haciendo referencia su negocio de taxis, la identidad de los bancos que le prestaron dinero y los pagos realizados para suprimir información negativa durante la campaña presidencial, como el pago de 130 mil dólares que hizo días antes de las elecciones a la actriz porno Stormy Daniels, quien asegura que tuvo una aventura con Trump hace casi una década, aunque él lo niegue.

En este sentido, Cohen, de 51 años, admitió ante un juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos su responsabilidad en el arreglo de los pagos a la actriz porno Stormy Daniels y la ex modelo de Playboy Karen McDougal, “bajo la dirección del candidato”, a cambio de su silencio, “con la intención de influir en la elección” presidencial de 2016.

Cohen publicó en junio que su familia y él esperaban una disculpa ante los 15 alegatos en su contra sobre la intromisión rusa: “no tuve nada que ver”.

Respuestas de los abogados

El abogado de Trump, Rudi Giuliani, de acuerdo con Reuters, afirmó que las acusaciones del gobierno contra Michael Cohen no incluyen “ninguna acusación de irregularidades contra el presidente”.

En esta línea, el abogado de Michael Cohen, Lanny Davis, respondió que el presidente Donald Trump debería enfrentar cargos criminales por haber dirigido a su “solucionador” de larga data para que hiciera pagos de dinero a dos mujeres para influir en las elecciones.

Tuiteó: “Si esos pagos fueron un crimen para Michael Cohen, entonces ¿por qué no serían un crimen para Donald Trump?”

Davis también tuiteó que, al declararse culpable, Cohen estaba “cumpliendo su promesa” de “poner a su familia y su país primero y decir la verdad sobre Donald Trump”.

Otros acusados

Michael Cohen no es el único en el gobierno de Donald Trump acusado por fraude bancario y corrupción.

Tras cuatro días de deliberaciones, este martes 21 de agosto, el ex jefe de campaña de Trump, Paul Manafort, fue encontrado culpable por un tribunal de Alexandria (Virginia) de ocho de las 18 acusaciones de fraude en su contra y no hubo consenso en las 10 restantes.

Cinco de los cargos fueron por fraude fiscal, dos de fraude bancario y uno por ocultar cuentas bancarias en el extranjero, al tiempo que fueron declarado nulos los otros diez cargos por los que ha sido juzgado.

Este es el primer juicio derivado de la investigación del juez especial Robert Mueller sobre el rol de Rusia en las elecciones presidenciales estadounidenses en 2016, en la cual Manafort trabajó por cinco meses, en tres de ellos como jefe.

En tanto, el tuitero estrella de la Presidencia estadounidense no ha emitido pronunciamiento en cuanto las detenciones, anunciando en cambio su llegada a West Virginia con gran entusiasmo:






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]