207 muertos por ola de atentados en iglesias y hoteles de Sri Lanka; 7 detenidos
Las “investigaciones están en curso para descubrir qué tipo de conspiración está detrás de estos crueles actos", indicó el presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena.
Foto: Reuters

Al menos siete personas fueron detenidas en relación con la cadena de explosiones contra iglesias, hoteles y zonas residenciales en Sri Lanka, que han dejado al menos 207 muertos, incluidos unos 35 extranjeros, así como unos 500 heridos, informó el Ministerio de Defensa.

Seis detonaciones ocurrieron en tres iglesias y tres hoteles de cinco estrellas de Sri Lanka, mientras más tarde se reportó otra explosión cerca del Zoológico Nacional en la periferia de Colombo y al poco tiempo, una octava detonación en otro suburbio, sin que hasta ahora ningún grupo haya reivindicado los atentados.

Hasta el momento, 207 personas han perdido la vida y al menos 500 resultado heridos, informó el portavoz de la policía, Ruwan Gunasekara, detallando que entre los fallecidos figuran 35 extranjeros de Polonia, Dinamarca, China, Japón, Pakistán, Estados Unidos, India, Marruecos y Bangladesh, según el cingalés Daily Mirror.

Tras los atentados, las autoridades declararon un toque de queda nacional y cerraron el acceso a las redes sociales y servicios de mensajería, además recomendaron a los habitantes a permanecer en sus casas y abstenerse de acercarse a las zonas próximas a las detonaciones.

Asimismo, todas las escuelas en Sri Lanka permanecerán cerradas el lunes y martes próximos, mientras en el aeropuerto internacional Bandaranaike de Colombo se extremaron los controles de seguridad, por lo que a los pasajeros se les recomienda presentarse en la terminal cuatro horas antes de su hora de salida.

El inspector general de la Policía de Sri Lanka, Pujuth Jayasundara, había advertido a oficiales de alto rango de una amenaza de posibles ataques del grupo islamista Thowheeth Jamaath Nacional (NTJ) contra iglesias prominentes y la legación diplomática india en Colombo, 10 días antes de los atentados de este domingo.

El NTJ es un grupo musulmán radical de Sri Lanka que se dio a conocer el año pasado cuando fue implicado en actos vandálicos contra estatuas budistas.

En un mensaje a la nación, el presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, llamó a la calma en el país tras la serie de atentados que golpearon este domingo tres hoteles de lujo y tres iglesias en la isla.

El mandatario expresó su tristeza por lo que ha ocurrido, pero aclaró que las “investigaciones están en curso para descubrir qué tipo de conspiración está detrás de estos crueles actos”.

A través de su cuenta de Twitter, el primer ministro de Sri Lanka, Ranil Wickremesinghe, condenó de manera enérgica los cobardes ataques, llamó al pueblo a permanecer unido y convocó una reunión de emergencia de su gobierno.

La misión de las Naciones Unidas en Sri Lanka también repudió los atentados perpetrados contra iglesias y hoteles de Sri Lanka, coincidiendo con las celebraciones del Domingo de Resurrección.

“Nuestras sinceras condolencias para las familias, las víctimas, el gobierno y el pueblo de Sri Lanka. La ONU en Sri Lanka insta a todos los ciudadanos y líderes a unirse en este difícil momento”, escribió la misión de la ONU en Twitter.

En los últimos meses se ha recrudecido la violencia religiosa en Sri Lanka, un país de 22 millones de habitantes donde el 70.0 por ciento son budistas, casi el 13.0 por ciento hindúes, el 9.7 por ciento musulmanes y el 7.6 por ciento cristianos.

En la Plaza de San Pedro en el Vaticano, el Papa Francisco dijo que recibió con tristeza y dolor la noticia de los ataques, y los sumó a sus deseos de paz en que citó conflictos en varios países del mundo en su tradicional bendición al mundo y la ciudad.

“Fue con horror y tristeza que me enteré de los atentados en Sri Lanka que costaron la vida a tanta gente. Ofrezco mis más sentidas condolencias a las familias de las víctimas”, indicó por su parte el presidente de la Unión Europea (UE), Jean-Claude Juncker.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo, por su parte, que sus pensamientos estaban con las familias de las más de 200 personas que perdieron la vida en los ataques, entre ellas decenas de extranjeros, y abogó por la pronta recuperación de los más de 500 lesionados.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, también expresó su condena e indignación por las explosiones. “Condenamos firmemente estos actos atroces. Toda nuestra solidaridad con el pueblo de Sri Lanka y nuestros pensamientos están con todos los familiares de las víctimas en este Día de Pascua”, escribió en su cuenta de Twitter.

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, también expresó en un tuit su firme condena a los atentados explosivos de este mañana en Sri Lanka (antes Ceilán), que consideró “verdaderamente espantosos” y sus condolencias a los cientos de afectados.

A las condenas y mensajes de condolencias, se unió la canciller federal alemana, Angela Merkel, quien envió una carta al presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, en la que calificó “estremecedor” lo ocurrido y lamentó que el odio e intolerancia sean protagonista de un nuevo acto terrorista en el mundo

El presidente ruso, Vladimir Putin, también extendió sus condolencias por las víctimas de las detonaciones de este domingo. En un mensaje enviado al mandatario cingalés Maithripala Sirisena, refrendó además su lucha contra el terrorismo internacional.

En tanto, en un mensaje en su cuenta oficial en Twitter, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, también expresó su pésame por las víctimas. “Estados Unidos ofrece sus más sinceras condolencias al gran pueblo de Sri Lanka. ¡Estamos listos para ayudar!”, escribió. (Ntmx)



Temas relacionados:
Asia
Terrorismo





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.