En reunión AMLO-Kushner, “da la impresión de que esconden algo”; no se explica presencia de Bernardo Gómez: Embajador
Enrique Berruga consideró "un poco absurdo" que la reunión se haya dado en casa del empresario, ya que para eso se tienen instalaciones de gobierno.

En la reunión entre Andrés Manuel López Obrador y Jared Kushner no se entiende el nivel de secrecía, ya que se trata de un encuentro entre el presidente de México y el asesor del gobierno de Estados Unidos, afirmó el diplomático Enrique Berruga.

“El Presidente de la República con toda legitimidad se puede reunir con él a la hora que quiera, no tienen ningún problema… Es un enredo innecesario totalmente“, dijo.

En entrevista para #AristeguiEnvivo, el diplomático observó que la discusión sobre la reunión entre López Obrador y Kushner se ha centrado más en el contexto en el que se dio, cuando lo más importante  es el contenido de los temas que se trataron.

“Este tipo de reuniones también se pueden hacer de manera discreta y se vale, lo que se llama back channels, canales traseros. Se vale perfectamente tener esa comunicación, esa es una costumbre de la diplomacia muy socorrida. Ahorita mismo la atención está más puesta en que si fue en la casa de Bernardo Gómez y por qué, y cuál fue el menú.

“Me parece que lo más importante sería saber el tono y la profundidad de la discusión en temas delicadísimos que tenemos entre dos países en este momento a los cuales no se les ve solución, empezando por el tratado de libre comercio, las caravanas migrantes, el muro“, abundó.

Por otro lado, Berruga señaló que “inhibe mucho una conversación de alto nivel político y diplomático, el que haya una persona (Bernardo Gómez), que no tiene una función en esto, más allá de que sea el anfitrión”.

“Es un poco absurdo, para eso se tienen instalaciones de gobierno, se puede hacer en la Cancillería perfectamente, en el mismo el Palacio Nacional, que es espléndido. Se controla todo esto, no tiene por qué haber personas que no tienen vela en el entierro“, añadió.

Comentó que si Gómez fuera representante del sector empresarial mexicano, se podría explicar mejor su presencia en la reunión, porque sería quien trasmita una serie de mensajes, de tesis o planteamientos, tanto a su contraparte estadounidense como a sus colegas de México. “Pero en este caso, hasta donde yo entiendo, no tiene ninguna función en el Consejo Coordinador Empresarial o en la Coparmex“.

Sobre el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el exsubsecretario de Relaciones Exteriores dijo que la interrogante es cómo le van a hacer los tres gobiernos para que sea aprobado por los congresos. 

“No se ve nada fácil porque está mucho más politizado que cuando se estaba discutiendo en la administración pasada. Hubo un periodo en el que se pudo discutir todo de manera muy técnica pero ahorita mismo es la política lo que impera acá.

“En el caso del Congreso mexicano se tienen que modificar leyes laborales y ambientales antes de que se quiera y se pueda llevar en Washington y en Ottawa el tratado a ratificación para homologar a México en lo que son sus prácticas laborales y ambientales”, agregó. 

A continuación la entrevista completa:






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.