Colosio 20 años. Mario Aburto: el autor material - Aristegui Noticias
Colosio 20 años. Mario Aburto: el autor material
"(El 23 de marzo de 1994) Mario Aburto disparaba a la cabeza al candidato. Las primeras imágenes de su aprehensión son captadasa los 4.6 segundos posteriores al primer disparo y se aprecian en el videocasete identificado como BTC 02 'Escenas de Cepropie y CNN'", establece el informe oficial.

La principal duda que intentaron resolver todas las investigaciones relacionadas con el asesinato de Luis Donaldo Colosio está relacionada con el asesino material.

Así lo reconoce el informe de la investigación del homicidio, de la Subprocuraduría Especial para el Caso Colosio, de la Procuraduría General de la República: “Una de las sospechas e inquietudes más persistentes ha sido la relacionada con la identidad de quien atentó contra la vida del licenciado… La aprehensión inmediata en el lugar de los hechos del sujeto que se identificó como Mario Aburto Martínez y su detención en la entonces Subdelegación dela Procuraduría General de la República no daban lugar a duda alguna. Sin embargo, su posterior presentación a la opinión pública y a los medios de comunicación en el penal de Almoloya despertó la sospecha. Sus aparentes diferencias físicas y el corte de cabello y bigote a su ingreso al penal generaron la idea de que la persona aprehendida en Lomas Taurinas supuestamente fue sustituida por la que se presentó en Almoloya”.

La PGR dedica el tomo II de su amplia investigación –que Aristegui Noticias retoma a 20 años del magnicidio-, a “El autor material”.

En estos documentos sobre el caso, se considera que la sospecha sobre el asesino “tuvo su origen en las imágenes difundidas por la prensa y televisión”, por lo que las analizó técnica y científicamente para determinar si se trata de un solo Mario Aburto.

“Para establecer la identidad del sujeto se recurrió a los principios de la identificación criminalística y la antropología forense, para lo cual se aplicaron inicialmente tres técnicas (sobre posición fotográfica cara-cara, confronta de características faciales y somatometría facial), pero fue la comparación de características dermatocrómicas la decisiva. También se aplicaría la dactiloscopia. En un afán de exhaustividad y para no dejar cabos sueltos en cuanto al establecimiento de la identidad, se realizaron otros estudios. Uno en foniatría con la voz de Mario Aburto; otro de las manchas de sangre halladas en la chamarra que vistió el día del atentado, y uno más en antropología física para determinar la morfología de sus manos. A los resultados obtenidos mediante la vía científica, se aunaron los testimonios de amigos, compañeros, parientes, novias y demás personas vinculadas con Mario Aburto…”.

La investigación apunta que Aburto es de complexión mediana, piel color blanco; el rostro visto de frente es de forma redonda; el cabello es de color castaño oscuro, forma ondulada e inserción en punta; la frente es de altura mediana, anchura pequeña, sin arrugas e inclinación intermedia; las cejas son de forma arqueada, dimensión larga y ancha, semipobladas; los ojos son de color castaño claro, tamaño pequeño y forma ligeramente alargada; la nariz es de altura pequeña, anchura mediana, dorso rectilíneo, base levantada y tabique descubierto; la boca es de anchura mediana, labio superior mediano e inferior grueso, comisuras ligeramente abatidas…

Estudios psicológicos incluidos en la investigación determinaron que Aburto: no es psicótico; tiene adecuado contacto con la realidad; sin ideas delirantes; sin alucinaciones; mantiene el control sobre sí mismo; posee una inteligencia normal; tiene rasgos antisociales; rasgos paranoides; y rasgos obsesivos.

Sobre los hechos del 23 de marzo, se señala que “se practicó un examen criminalístico de las ropas que portó el licenciado Colosio el día de los hechos, se estableció que con base en las características del orificio de entrada en la ropa y considerando la presencia de tatuaje de pólvora tanto en la chamarra como en la lesión, era factible determinar que el disparo al abdomen fue realizado a “quemarropa” y que la boca del cañón del arma se encontraba a una distancia no mayor de 5 centímetros“.

Revisa el informe completo:

Tomo II by Aristegui Noticias



Temas relacionados:
Colosio 20 años



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]