Apoyo a Pemex podría mitigar riesgos para la economía mexicana: Banxico
Sin embargo, la mayoría de los integrantes de la Junta percibió que "la fragilidad financiera y el futuro" de la empresa están entre los riesgos que podrían afectar las condiciones macroeconómicas del país.

Un potencial apoyo financiero a Pemex por parte del gobierno federal o una reducción de su carga fiscal, que atienda sus problemas estructurales, podrían mitigar los riesgos percibidos para la economía del país, señalaron la mayoría de los miembros del Banco de México (Banxico).

De acuerdo con la minuta número 65 de la reunión de la Junta de Gobierno del Banxico, con motivo de la decisión de política monetaria del pasado 7 de febrero, los expertos anticiparon que las medidas del gobierno favorecerán a Pemex, siempre y cuando sean compatibles con el cumplimiento de las metas fiscales ya establecidas. 

De igual forma, la mayoría de los integrantes de la Junta percibió que “la fragilidad financiera y el futuro de Pemex”, en particular un deterioro adicional en su calificación crediticia, están entre los riesgos que podrían afectar las condiciones macroeconómicas del país.

Un miembro subrayó que la estrategia de negocios que adoptará esta empresa jugará un papel clave en la determinación de las perspectivas de corto y mediano plazo sobre la economía nacional.

En tanto, cuatro observaron que recientemente los mercados financieros nacionales resintieron la revisión de la calificación crediticia de Pemex (de BBB+ a BBB-) con perspectiva negativa por parte la agencia calificadora Fitch Ratings.

La minuta refiere que en cuanto a la actividad económica en México, en el cuarto trimestre de 2018, ésta exhibió una desaceleración importante respecto del trimestre anterior.

Todos comentaron que el balance de riesgos para el crecimiento está sesgado a la baja, y la mayoría advirtió que en el inicio del 2019 se han presentado factores transitorios que podrían afectar al crecimiento del primer trimestre del año.

De acuerdo con el documento, las expectativas de inflación general para el mediano y largo plazos siguen ubicándose por encima de la meta permanente de 3.0 por ciento, en niveles alrededor de 3.50 por ciento.

En su opinión, el balance de riesgos respecto a la trayectoria esperada para la inflación mantiene un sesgo al alza, en un entorno de marcada incertidumbre.

En cuanto a los principales riesgos al alza para la inflación, la mayoría destacó la posibilidad de que la cotización de la moneda nacional continúe viéndose presionada por factores externos e internos.

Además, podría verse alterada por nuevas presiones sobre los precios de los energéticos o de los productos agropecuarios, o si se presenta un escalamiento de medidas proteccionistas y compensatorias a nivel global, o en caso de que se deterioren las finanzas públicas.

“Dada la magnitud de los aumentos recientes en el salario mínimo, además de su posible impacto directo, se enfrenta el riesgo de que estos propicien revisiones salariales que rebasen las ganancias en productividad y generen presiones de costos, con afectaciones en el empleo formal y en los precios”, añadió.

La mayoría apuntó que es importante que el Banco de México mantenga un enfoque prudente y mande una señal clara de su compromiso con su mandato de estabilidad de precios.

En esta reunión de política monetaria por primera vez participaron como subgobernadores del Banxico Gerardo Esquivel y Jonathan Heath, tras su ratificación por parte de la Comisión Permanente a la propuesta de su nombramiento hecha por el presidente Andrés Manuel López Obrador.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.