Propuesta educativa de AMLO atenta contra la democracia, la calidad y la equidad: INEE
La consejera presidenta del Instituto, Teresa Bracho, consideró nociva la eliminación de los concursos de oposición para ingresar al magisterio.
(Foto: INEE).

La iniciativa de reforma constitucional enviada por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, para cancelar la reforma educativa convierte la evaluación de los maestros en un acto político y atenta contra la democracia, la calidad y la equidad educativas, afirmó este lunes Teresa Bracho González, consejera presidenta del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

Bracho González presentó, junto con los consejeros de la Junta de Gobierno del INEE Bernardo Naranjo y Sylvia Schmelkes, la campaña “En Educación, #ACiegasNo”, para pedir un diálogo abierto y eficaz con el Poder Ejecutivo y el Congreso de la Unión en torno a la reforma al artículo 3 constitucional.

El INEE coincide con López Obrador en que la desigualdad económica y social es el gran lastre del país y concuerda en colocar la equidad como eje de la iniciativa de reforma constitucional en materia educativa.

Por otro lado, considera nocivas la eliminación del concepto de calidad educativa y del principio de mejora constante, la definición de la obligatoriedad de la educación superior y la eliminación del INEE y el Sistema Nacional de Evaluación Educativa.

La reforma propuesta por el presidente elimina la fracción III del artículo 3, que actualmente establece que: “La ley reglamentaria fijará los criterios, los términos y condiciones de la evaluación obligatoria para el ingreso, la promoción, el reconocimiento y la permanencia en el servicio profesional con respeto a los derechos constitucionales de los trabajadores de la educación”.

Esto equivale a eliminar los concursos de oposición para el ingreso en el servicio docente y “pone en juego la transparencia de los procesos de asignación de plazas”, dijo Bracho.

Al presentar un análisis del presupuesto destinado a la educación, el consejero Bernardo Naranjo Piñera consideró como un gran acierto la responsabilidad fiscal, es decir, no recurrir a deuda ni causar déficit presupuestal para financiar nuevos programas, aunque destacó que se redujo el presupuesto destinado a las instituciones que atienden la educación de los que menos tienen, como el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos, el Consejo Nacional de Fomento Educativo y el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica, mejor conocido como Conalep.

Para abonar a la equidad y a la calidad educativas propuso apoyar especialmente a estudiantes que provienen de los niveles socioeconómicos más bajos; escuelas con mayores niveles de insuficiencia o abandono escolar; niveles educativos inicial y básico, por encima de los más avanzados, y a Instituciones y servicios (educación indígena, multigrado, especial, hijos de jornaleros) con mayores necesidades.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.