Denuncian asesinato de joven migrante a manos de policías estatales en San Miguel de Allende
El gobierno de Guanajuato señaló que los agentes dispararon al ser agredidos por hombres armados.

Por: Javier Bravo

San Miguel de Allende, Gto.- El pasado 12 de diciembre un joven migrante de 23 años fue asesinado por policías estatales. Tras el hecho, el gobierno lo señaló oficialmente como integrante de un grupo armado con el que se enfrentaron, sin embargo sus familiares denunciaron que no hubo justificación alguna para ultimar al muchacho, quien llegó a su comunidad para pasar las fiestas decembrinas.

Sucedió en la comunidad de Corralejo de Abajo, ubicada en los límites con el municipio de Dolores Hidalgo y con alrededor de 200 habitantes. Leonardo Reyes visitaba a su familia en la temporada vacacional luego de haber emigrado a Dallas, Texas.

La noche del pasado 12 de diciembre Leonardo se encontraba cerca de la comunidad San Damián, en el camino que conduce a Corralejo de Abajo, a donde fue a buscar señal para el internet de su celular, de acuerdo con sus familiares. Pasada la media noche, lo que se escucharon fueron ráfagas de disparos que escandalizaron a toda la comunidad.

A través de un boletín, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) informó que los elementos fueron agredidos “sin motivo aparente” por tres hombres armados sobre el tramo carretero San Miguel-Guanajuato-Juventino Rosas, por lo que tuvieron que responder.

Al iniciarse la persecución, los tripulantes de la camioneta no cesaron la agresión a los elementos impactando los disparos en varias ocasiones contra la unidad policial. Al ser abatido el conductor, la unidad se estrelló contra un árbol y de ella “descendieron pie tierra dos hombres que se dieron a la fuga aprovechando las condiciones de oscuridad”.

“Los integrantes de las FSPE actuaron en cumplimiento a los protocolos nacionales e internacionales del uso de la fuerza y ante un peligro inminente de muerte en su contra, repelieron la agresión al ser atacados”, fue la postura oficial.

Los familiares de Leonardo Reyes denunciaron que testigos alcanzaron a escuchar las risas de los oficiales al darse cuenta de que se habían equivocado.

Incluso, acusó que los policías alteraron la escena, pues “movieron la camioneta”. Además, en una comunidad de 50 personas ninguno de los amigos con los que se juntaba está detenido o desaparecido. “¿De dónde eran las otras personas? No, Leonardo estaba solo”, asegura uno de los familiares.

El abogado Juan José Padierna denunció que una vez que se dio cuenta al Ministerio Público de estos testimonios, se les advirtió que de la misma forma ellos ya tenían la versión de los elementos policiales, por lo que exigió una investigación objetiva e imparcial.

En las imágenes difundidas por la SSP se observa la camioneta entre arbustos, pero en otras imágenes tomadas por habitantes de la comunidad, se observa la camioneta a medio camino. Otra de las inconsistencias es que la patrulla presuntamente baleada por el joven abatido, ya que no permaneció en el lugar para las pruebas periciales correspondientes.

Ante esto, el abogado resaltó que no hubo detención preventiva para los elementos que asesinaron a Leonardo Reyes, como dictan los procedimientos. Es por ello que ratificaron la denuncia ante la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato, instancia que hasta el momento ha solicitado el informe oficial de los hechos.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.