Banxico aumenta su tasa a 8.25% ante incertidumbre por políticas del nuevo gobierno y factores externos
El banco central destacó la importancia de tomar medidas que propicien un ambiente de confianza y certidumbre para la inversión, como reforzar la transparencia y la rendición de cuentas.

Este jueves el Banco de México (Banxico) incrementó 25 puntos base su tasa de referencia, de 8 a 8.25 por ciento, ante la incertidumbre generada en torno a las políticas de la nueva administración, así como por factores externos, como la volatilidad de los precios del petróleo.

En un boletín explicó que “los mercados financieros internacionales han mostrado alta volatilidad y los precios de los activos de las economías emergentes han presentado cierto deterioro, si bien su evolución ha mejorado en los últimos días”.

Expuso que desde la última decisión de política monetaria, los precios de los activos financieros en México continuaron mostrando una marcada volatilidad. “La cotización del peso mexicano continuó reflejando la incertidumbre en torno a las políticas de la nueva administración”.

Además, apuntó, las primas de riesgo soberano y las tasas de interés en México de mediano y largo plazos “mostraron incrementos considerables que se han revertido parcialmente, si bien aún se mantienen en niveles elevados”.

En ese sentido, destacó la importancia de que además de seguir una política monetaria prudente y firme, se impulse la adopción de medidas que propicien un ambiente de confianza y certidumbre para la inversión, una mayor productividad y que se consoliden sosteniblemente las finanzas públicas, reforzando la transparencia y la rendición de cuentas.

Por otra parte, el banco central observó que la inflación enfrenta riesgos de carácter estructural derivados de la posible adopción de políticas que pudieran conducir a cambios profundos en el proceso de formación de precios en la economía.

“Considerando la magnitud de los aumentos recientes en el salario mínimo, además de su posible impacto directo, se enfrenta el riesgo de que estos propicien revisiones salariales que rebasen las ganancias en productividad y generen presiones de costos con afectaciones en el empleo formal y en los precios“, abundó.

Para elevar de manera sostenida el poder adquisitivo de los salarios, indicó, “es necesario considerar el papel de otras políticas públicas, en particular fomentar la competencia en aquellos sectores de bienes y servicios con una participación elevada en la canasta de consumo de los segmentos de la población de menores ingresos”.

En ese sentido, agregó, “la Junta de Gobierno tomará las acciones que considere necesarias, en particular manteniendo o en su caso reforzando la postura monetaria, de tal manera que la tasa de referencia se ubique en niveles congruentes con la convergencia de la inflación general a la meta del Banco de México en el horizonte en el que opera la política monetaria”.






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.