Niega Genaro García Luna haber recibido sobornos del narco
"Es mentira, difamación y perjurio a mi persona que cualquier individuo, policía o grupo delictivo me haya entregado algún bien", afirmó en una carta.
(Foto: Archivo Cuartoscuro).

Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública federal de 2006 a 2012, negó haber recibido sobornos de parte del crimen organizado.

Este martes, en el cuarto día de su interrogatorio como testigo en el juicio contra Joaquín Guzmán Loera, “el Chapo”, el narcotraficante Jesús Zambada García declaró que pagó personalmente dos sobornos por al menos seis millones de dólares a García Luna, en un restaurante de la Ciudad de México.

Zambada, quien se ha declarado culpable de cargos por narcotráfico, dijo que entre 2005 y 2006 pagó tres millones de dólares a García Luna y en una segunda reunión en 2007 le entregó un portafolios con entre tres y cinco millones de dólares.

“Es mentira, difamación y perjurio a mi persona que cualquier individuo, policía o grupo delictivo me haya entregado algún bien económico o material en cualquier momento de mi desempeño público o privado”, afirmó García Luna en una carta enviada a varios medios de comunicación.

Respecto del soborno que Zambada García declaró haber entregado al ex funcionario federal cuando éste era secretario de Seguridad Pública, García Luna dijo: “subrayo que nunca tuve contacto, ni recibí personas vinculadas con la actividad delictiva, mi actividad se limitó al desempeño de mi responsabilidad oficial, hay registro de videograbación de todo el tiempo que estuve en el cargo, de las personas que ingresaron a la Secretaría y registro documental de mi agenda personal con todas las reuniones que sostuve dentro y fuera de la oficina”.

En su carta, García Luna mencionó que Zambada García también refirió haberle pagado a cambio de designar en Culiacán, Sinaloa, a un comandante simpatizante de su hermano, Ismael Zambada García, “el Mayo”. Esto habría ocurrido cuando García Luna fue director de la Agencia Federal de Investigación (AFI), entre 2000 y 2006.

El ex funcionario federal explicó que cuando se creó la AFI se modificó el reglamento por el cual se designaba a los comandantes, facultad que fue conferida a un Consejo de Profesionalización dentro de la Procuraduría General de la República.

“En este sentido es totalmente falso e inverosímil y sin fundamento, la versión de un supuesto pago para una designación donde mi gestión y cargo no tenía facultades de designación, vínculo, ni competencia ni jurisdicción”, señaló.

García Luna añadió que durante su etapa como funcionario público fue objeto de difamación, de forma sistemática, en la medida que atacó los intereses del crimen organizado. “Nunca se ha aportado una sola prueba o evidencia de todas esas infamias”, afirmó.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.