“No tinc por”: Barcelona derrota a la tristeza y al Betis (Video)
El conjunto blaugrana dio un poco de alegría a su gente en el Camp Nou, tras iniciar el torneo con una victoria 2-0; Andrés Guardado es titular con los béticos.
(Foto: Twitter @FCBarcelona_es )

No fue un día cualquiera. El futbol regresó, con Lionel Messi a la cabeza, pero el dolor es tan punzante que lo traspasa todo.  A Barcelona se le saltan las lágrimas en cada homenaje y el Camp Nou, orgullo de la ciudad, rindió el suyo demostrando que sólo el tiempo ayuda a superar el luto.

“No tinc por”, gritaron casi 60 mil gargantas al acabar el minuto sin silencio. Aquí estamos, somos más y mejores. Por eso vamos a ganar. Costó retirar del estadio ese manto de tristeza que los asesinos tendieron el jueves sobre Barcelona.

Al esfuerzo por recuperar la sonrisa contribuyó la gente de la casa, sensible a un momento tan delicado. Por el ambiente y por la situación del equipo, cogido con alfileres tras la fuga de Neymar y el meneo del Real Madrid en la Supercopa de España.

En ese torneo salió tocado Gerard Deulofeu por insustancial. El delantero es futbolista de inspiración, y con dos incursiones despejó el paisaje. Ernesto Valverde colocó a Deulo en la derecha y a Paco Alcácer en el extremo opuesto, aclarando el panorama a Messi.

Sin sus socios habituales, el argentino gobernó desde la mediapunta, ayudado por Sergi Roberto en el interior izquierdo.

Después de media hora de dominio claro pero con poca producción en área más allá de los dardos de Messi (una falta al tejado de Adán y un remate a la base del poste, puro veneno), los chispazos de Deulofeu liquidaron la contienda.

Contribuyó Alin Tosca en el centro que buscaba a Messi en boca de gol. En el segundo, un robo ambicioso de Deulo entregó el segundo a Sergi Roberto, antes del descanso.

El Betis mostró oficio defensivo hasta la media hora, y cuando quiso combinar y estirarse se le acabó el encuentro. Se nota el toque Quique Setién.

Gente con buen pie en la medular, como Andrés Guardado y Víctor Camarasa en el eje o Joaquín Sánchez jugando a banda contraria, futbolistas que definen el color de un equipo.

Pero con poca presencia en área enemiga. Para remediarlo llegó Sergio León, rápido y vertical, pero cuando tuvo la suya dudó. Lo peor que puede hacer un delantero. Javier Mascherano le rebañó un mano a mano justo antes del 2-0.

No dieron los verdiblancos más señales, en una actuación gris. Bajó el ritmo en el segundo acto. Típico de agosto. Todos salvo Messi, empeñado en revitalizar a un Barsa alicaído. Peleó todas las opciones de ataque, desde el balcón del área, con su diagonal indestructible, y lanzó dos zurdazos espectaculares que reventaron contra el poste.

Hasta el último segundo del tiempo de prolongación buscó la diana, detenido por Aissa Mandi en última instancia tras otra acción individual. Leo es capaz de derrotar a la mismísima tristeza.

(Con información de Marca Claro)
banner-deportes



Temas relacionados:
Deportes
España
Futbol



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]