La Profeco verificará precios en penales, tras denuncias de capos
Este acuerdo se da a poco más de dos meses de que tres capos del narcotráfico recluidos en penales federales protestaron por los altos precios de la comida chatarra.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) verificará mediante diversos mecanismos que se respeten los precios de los productos que se ofrecen a las personas privadas de su libertad en los diversos Centros Federales de Readaptación Social (Ceferesos) y el Complejo Penitenciario Islas Marías.

En un comunicado, la dependencia detalló que el procurador Federal del Consumidor, Rogelio Cerda; el titular del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, Rogelio Miguel Figueroa; la tercera visitadora general de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Ruth Villanueva, y Joel Guevara, director general de la empresa Klasnic, encargada del abasto y comercialización de productos en los penales firmaron un convenio “para ordenar administrativamente la relación de consumo en Ceferesos“.

Con este instrumento, la Profeco aseguró que podrá verificar a través de diversos mecanismos, entre otros, un sistema a distancia cibernético, que se cumpla con las disposiciones contenidas en la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC).

Asimismo, apuntó, “los firmantes intercambiarán información para el debido ejercicio de sus atribuciones, siempre y cuando no se encuentre clasificada como reservada o confidencial”.

Según el acuerdo, el Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social enviará a la Profeco el catálogo de productos que oferta la empresa a las personas privadas de la libertad para que identifique aquellos productos cuyos precios se hayan recolectado a través de su programa Quién es Quién en los Precios (QQP) y comparta información con el Órgano Administrativo y la empresa, para que la tomen como referencia para determinar el precio final de los productos.

Por su parte, la Profeco recabará información sobre productos cuyas características sean similares a aquellos que estén en el referido catálogo, pero que no se encuentren el mercado regular o en la base de datos del QQP por sus características de cantidad, gramaje, envase o cualquier otra especificación con las que los penales los solicite a Klasnic, a efecto de que la utilicen como referencia para determinar el precio final de los productos

En tanto, la CNDH recibirá de los penales un informe sobre la ejecución de los compromisos contenidos en el convenio cada tres meses, para dejar evidencia sobre las acciones realizadas en materia de derechos humanos, con especial énfasis en la protección de los derechos de los consumidores.

“Es, sin duda, una oportunidad de ampliar el campo de maniobra de la Profeco para cumplir con las obligaciones a que está constreñida de vigilar que a todos, exactamente a todos los consumidores, sin ninguna distinción, les sean respetados sus derechos“, aseguró Cerda.

Hizo hincapié en que las personas privadas de su libertad no pierden sus derechos como consumidores, tal como lo señala el artículo 9 de la Ley Nacional de Ejecución Penal.

“El respeto a nuestra dignidad sin distinción de nacionalidad, credo, edad, sexo, preferencias o cualquier otra, son prerrogativas que nos corresponden a toda persona por el simple hecho de serlo”, agregó.

Este convenio se da a poco más de dos meses de que tres capos del narcotráfico recluidos en penales federales protestaron por los altos precios de Cheetos, Doritos y más comida chatarra.

De acuerdo con un reporte de Reforma, Vicente Carrillo Fuentes, ex líder del Cártel de Juárez; Sidronio Casarrubias, líder de Guerreros Unidos, y José Noé Barajas, operador de Los Caballeros Templarios,  denunciaron ante la Profeco abusos en los precios de las tiendas de esas prisiones.



Temas relacionados:
CNDH
Dinero y Economía
México
Profeco



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]