Hoy es el Día de los Refugiados ‘más triste para México’: ONGs
Organismos ciudadanos lamentan la militarización de la vigilancia migratoria en la frontera sur, así como la “represión de las personas migrantes y refugiadas”, y el riesgo de convertirnos en un tercer país seguro.

Más de 130 organizaciones de la sociedad civil manifestaron su oposición a los recientes acuerdos migratorios alcanzados entre los gobiernos de México y Estados Unidos, al considerar que van “orientados a reforzar el control, la persecución y la represión de las personas migrantes y refugiadas que llegan a México, a través de la intensificación de la militarización en el sureste”.

Los grupos firmantes también lamentaron que el Estado mexicano se haya “sometido a las presiones políticas de Estados Unidos y ha cedido su soberanía en materia de control fronterizo, su política migratoria y de asilo”.

México se ha convertido en el agente de control fronterizo de los Estados Unidos y en el muro militar de Trump, corriendo el riesgo de convertir a México en un Tercer País Seguro”.

A través de un comunicado, los activistas señalaron que solo de 2017 a 2018, el número de personas solicitantes de la condición de refugiadas en México incrementó 103 por ciento, y en 2019 se pronostica que las cifras se dupliquen.

El éxodo de personas desplazadas forzosamente hacia la frontera sur de México es la consecuencia de la extrema violencia que los estados, las pandillas y los grupos del crimen organizado ejercen en Centroamérica, que deja a cientos de miles de personas y familias en la desprotección, y que, en los últimos meses, se ha agravado, al adoptar la forma de caravanas.

La preocupación particular de las organizaciones es el incremento en las detenciones migratorias por parte de agentes de la Guardia Nacional y Policía Federal de personas que han comenzado su procedimiento para solicitar la condición de refugiadas ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), incluso quienes ya son reconocidas como refugiadas en México.

“Este año, la llegada de esta fecha nos lleva a conmemorar a las personas refugiadas en México de la forma más triste e indignante posible”.

Ante este escenario, los activistas advirtieron del colapso que podrían enfrentar las instituciones facultadas para el reconocimiento de la condición de refugiado y para tramitar las regularizaciones migratorias asociadas, tales como la Comar y el Instituto Nacional de Migración, por falta de recursos humanos, financieros y de infraestructura.

Las organizaciones firmantes exigieron:

  • Al Gobierno Federal de México que reoriente su política de gestión migratoria y en materia de refugio; que detenga las detenciones contra personas solicitantes de la condición de refugiadas, y que evite, a toda costa, violar el principio de no devolución. También pidieron un aumento a los recursos públicos destinados a fortalecer el sistema de asilo en el País.
  • Al Gobierno de los Estados Unidos de América, que asuma sus responsabilidades en materia de acogida y protección a las personas refugiadas, y que desista de su política exterior con Latinoamérica basada en el sometimiento, presión y chantaje a los países de la región.
  • A los gobiernos de El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, que cesen en sus actitudes criminales y vulneración de derechos contra sus propios connacionales, que asuman la responsabilidad de protegerles contra la violencia, las pandillas y el crimen organizado, y que inicien un camino para disminuir paulatinamente las causas estructurales del desplazamiento forzado en Centroamérica.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.