Tras asesinato de Javier Valdez, usaron spyware Pegasus contra su viuda Griselda Triana
El intento de espionaje contra la esposa de Valdez, se suma al ataque contra Ismael Bojórquez y Andrés Villarreal, sus colegas en Ríodoce. "Es siniestro", advierte Artículo 19.

Por Juan Omar Fierro

Unos días después de que fuera asesinado su esposo, el periodista Javier Valdez Cárdenas, la comunicadora Griselda Triana fue atacada con dos enlaces del malware Pegasus, software de espionaje adquirido por el gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto a través de la Procuraduría General de la República (PGR).

Un nuevo informe de investigación elaborado por el laboratorio canadiense Citizen Lab en conjunto con las organizaciones Social TIC, R3D y Artículo 19, señala que se han detectado 25 casos de ataques ilegales a periodistas, activistas sociales y defensores de derechos humanos con el software espía Pegasus, propiedad de la compañía israelí NSO Group.

Pegasus es un programa informático malicioso que según sus fabricantes sólo se vende a gobiernos para el combate al crimen y la delincuencia. El malware compromete toda la información de un dispositivo electrónico, teléfono celular o tableta, cuando las víctimas dan click a contenidos engañosos, descargando un virus informático que se instala en los aparatos móviles.

El periodista Javier Valdez fue asesinado por desconocidos cuando se encontraba cerca de las oficinas de Ríodoce, medio digital e impreso especializado en información sobre crimen organizado y cárteles de la droga en el estado de Sinaloa.

El semanario tiene sus oficinas principales en Culiacán, Sinaloa. Tras arrebatarle la vida, los homicidas, presuntamente ligado a Dámaso López Núñez, alias “El licenciado”, se robaron archivos, una computadora portátil y el teléfono celular de Valdez.

El reporte indica que diez días días después del crimen, el 25 de mayo del 2017, Griselda recibió el primer mensaje con un enlace malicioso por parte de los operadores de Pegasus, quienes intentaron infectar el teléfono celular de la esposa de Javier Valdez con un mensaje que fingía ser una alerta de la revista Proceso.

Los mensajes con el malware contenían una liga para enlazar el dispositivo de Triana a la infraestructura de RECKLESS-1, es decir, a dominios o sitios estrechamente ligado a NSO Group.

Apenas en noviembre pasado, los expertos de Citizen Lab documentaron que dos días después del asesinato de Javier Valdez, Ismael Bojórquez y Andrés Villarreal, periodistas y compañeros de Valdez en el semanario sinaloense Ríodoce también fueron víctimas de ataques con Pegasus.

Los mensajes contra Griselda Triana

Griselda Triana también es periodista, era conductora en la estación de radio de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) y antes del asesinato de su esposo fungió como directora de comunicaciones del Centro de Políticas de Género y Equidad, dependiente de la misma universidad.

Los intentos de infección contra la comunicadora se dieron de manera sucesiva los días 25 y 26 de mayo de 2017. En ambas ocasiones, los mensajes maliciosos suplantaron a medios de comunicación con falsos informes sobre el asesinato de Javier Valdez.

El primer mensaje de texto llegó al móvil de Griselda el 25 de mayo del 2017 a las 2:40 de la tarde, se hizo pasar por una alerta de la revista Proceso que informaba sobre el robo del automóvil de Valdez como supuesta causa del homicidio.

Un día después, el 26 de mayo del 2017, a las 9:59 de la mañana llegó al móvil de la mujer un segundo mensaje que aparentaba ser una liga al portal Animal Político, acompañado de una pregunta que fingía ser de una persona cercana: “Como vez este reportaje. Cuando faltan las palabras solo ataques podemos recibir:”

Debido a su estado de ánimo, Griselda Triana no quiso abrir ninguno de los mensajes, pero al enterarse en noviembre del 2018 de los ataques con Pegasus a los periodistas Ismael Bojórquez y Andrés Villarreal, compañeros de su esposo en el semanario Ríodoce, recordó los dos mensajes de texto.

La periodista solicitó el apoyo de las organizaciones civiles que investigan el caso de #GobiernoEspía y decidió entregar copia de los mensajes a la Red por los Derechos Digitales (R3D) y a Artículo 19, quienes los compartieron con Citizen Lab de la Universidad de Toronto.

De esta manera, los expertos canadienses lograron identificar que el malware pretendía que la periodista hiciera clic en dominios que son parte de la infraestructura digital que operó RECKLESS-1, una red que estaba inhabilitada en junio del 2017, pero que volvió a registrar actividad hasta finales de septiembre del 2018.

“La infraestructura asociada con el operador RECKLESS-1 estuvo activa hasta junio de 2017, cuando publicamos un tercer informe que describe los abusos (del spyware), incluido el segundo que se presentó en México. Si bien la infraestructura estaba inhabilitada, resultados de análisis recientes indican que los operadores del Grupo NSO vinculados con el gobierno mexicano han estado activos hasta fines de septiembre de 2018”, señala el reporte de Citizen Lab.

Desde que se detectara el primer caso en 2016, Citizen Lab en conjunto con las organizaciones mexicanas R3D, SocialTic y Article 19 han detectado 25 casos atribuidos a #GobiernoEspía, incluyendo a la periodista Carmen Aristegui y los reporteros de investigación, Daniel Lizárraga, Rafael Cabrera y Sebastián Barragán, autores del reportaje de la Casa Blanca.

Emilio Aristegui, hijo de la comunicadora y menor de edad en ese momento, también fue víctima de intentos de infección con Pegasus.

Debido a los tres últimos casos comprobados de intentos de infección con el malware, el reporte califica como preocupante que los objetivos más claros de este tipo de espionaje sean periodistas.

Conoce aquí la historia de #GobiernoEspía

Siniestro, espionaje a Griselda Triana

El Subdirector Regional de Artículo 19, Leopoldo Maldonado, advirtió que no existe ninguna justificación legal para que la extinta PGR, hoy Fiscalía General de la República (FGR), intentara espiar a Griselda Triana, esposa de Javier Valdez, y dos de sus colegas en Ríodoce, Ismael Bojórquez y Andrés Villarreal, tras el asesinato del comunicador y autor de nueve libros sobre narcotráfico y periodismo.

Maldonado agregó que la única explicación posible del uso de Pegasus en contra de la y los periodistas “es un intento por descarrilar la investigación y criminalizar a las víctimas” como ha sucedido en otros casos vinculados a medios de comunicación y defensores de derechos humanos. “Es siniestro”, remató.






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.