Caso Fátima: no fue secuestro por dinero
Una vez que la Fiscalía capitalina obtenga las órdenes de aprehensión contra Giovana y Mario, la pareja será trasladada a la Ciudad de México para quedar a disposición de un juez local. Será pagada la recompensa de 2 millones de pesos a quienes proporcionaron información a las autoridades.

Por Juan Omar Fierro

El crimen de la niña Fátima no se cometió por dinero, pero el móvil no se dará a conocer para evitar el morbo y respetar la memoria de la pequeña niña, informó el secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch.

El funcionario agregó que la captura de Gladys Giovana “N” y su pareja sentimental Mario Alberto “N” ocurrió gracias a dos denuncias ciudadanas que ayudaron a localizar los domicilios en los que ambos se ocultaban.

García Harfuch explicó que la hoy imputada era conocida de la familia y que gracias a testimonios de vecinos y familiares se logró conocer que un hijo de la pareja asistía a una escuela de la zona, lugar en el que proporcionaron los nombres completos de los sospechosos, ya que solo contaban con los nombres de pila.

Posteriormente, una denuncia ciudadana proporcionó el domicilio en el que vivían Giovana y Mario en la colonia San Felipe, alcaldía de Xochimilco.

Ahí se realizó un cateo con orden judicial y se localizaron dos prendas que portaba Fátima al momento de su desaparición; así como varios cinchos similares a los se encontraron en el cuerpo de la menor para mantenerla inmovilizada.

A las 8 de la mañana, las autoridades supieron que los imputados se habían refugiado en la comunidad de La Palma en el municipio Isidro Fabela del Estado de México.

Sin embargo, fue entre las 12 y una de la tarde que se logró confirmar la identidad y el paradero de los agresores; por lo que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, solicitó el apoyo de la Secretaría de Seguridad del Estado de México y del propio gobernador, Alfredo del Mazo.

Con la confirmación sobre el refugio de los imputados se planeó un operativo con autoridades del Estado de México y apoyo de la Guardia Nacional.

La detención fue realizada por policías municipales, quienes en su calidad de primeros respondientes pusieron a la pareja a disposición de un Ministerio Público local, pero por un delito distinto al que se les imputa, en este caso cohecho, debido a que supuestamente ofrecieron dinero a los agentes para que los dejaran escapar.

Aún cuando este delito pudiera no comprobarse, la imputación por cohecho permitirá a la Fiscalía General de la Ciudad de México contar con 48 horas, que se vencen mañana en la tarde, para solicitar las órdenes de aprehensión correspondientes por el delito de secuestro y feminicidio en agravio de la niña Fátima, cuyo cuerpo sin vida y torturado fue encontrado el sábado de la semana pasada. 

El propio García Harfuch aclaró que una vez que la Fiscalía Capitalina obtenga las órdenes de aprehensión contra Giovana y Mario, la pareja será trasladada a la Ciudad de México para quedar a disposición de un juez local.

El secretario de Seguridad de la CdMx reconoció que las autoridades locales continúan procesando todos los indicios encontrados en los domicilios en los que se refugió la pareja.

Por último, aclaró que sí será pagada la recompensa de 2 millones de pesos que se ofreció a las personas que ayudaron a localizar a los presuntos responsables del crimen de Fátima, pero no se aclaro si el dinero se va a dividir entre todas las personas que colaboraron en la investigación.



Temas relacionados:
Caso Fátima
Ciudad de México





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.