Marchas en LA y NY; llaman al Colegio Electoral a no aceptar triunfo de Trump
En el marco del Día Internacional del Migrante, activistas y legisladores latinos prometen que no permitirán que se apruebe ninguna medida que afecte los recursos económicos o separe a las familias de indocumentados.

Miles de personas marcharon en Los Ángeles y Nueva York para manifestarse contra el odio, el racismo y la discriminación, además de que llamaron al Colegio Electoral a que no apruebe la elección de Trump en el marco del Día Internacional del Migrante.

En la capital californiana fueron convocados por organizaciones como la Coalición de los Derechos Humanos Pro Inmigrantes (CHIRLA), la Federación de Trabajadores de Los Ángeles y la Organización Justicia para Asiáticos Americanos de Los Ángeles.

La movilización fue encabezada por Kevin de León, líder del senado de California, el concejal Gil Cedillo, así como de activistas como María Elena Durazo y Stewart Kheow.

El senador De León aseguró que los inmigrantes no buscarán un pleito con el presidente electo pero “no cederemos ni un ápice en luchar por los derechos de inmigrantes en California”.

“A los inmigrantes indocuementados en California les doy mi palabra que como líder haré todo lo posible por defender los derechos de nuestra gente más pobre y más marginada al prohibir que agentes tengan incursiones en centros de trabajo y otros sitios”, prometió al recordar que hace unas semanas entregó un paquete de propuestas al congreso.

En la manifestación destacaron pancartas que además de llamar a la unidad de la comunidad inmigrante, se pronunciaban para que el Colegio Electoral no consumara el triunfo de Donald Trump. También hubo piñatas y máscaras del presidente electo.

Sin embargo, María Elena Durazo convocó a los asistentes a no tener miedo y no depender de la resolución de las instancias electorales, mucho menos de un político que, dijo, “no va a durar una eterninad y que vamos a cambiar a la siguiente persona en ese cargo para que no sea igual”.

La activista advirtió que en lo que se debe trabajar es en “una agenda de migración y de justicia, queremos asegurar que cada trabajador en el país no se le roben sus sueldos sólo por se inmigrantes”.

En Nueva York, se estima que participó más de un millar de personas en la marcha que arrancó en la sede de la ONU y con destino a la Trump Tower, donde vive y tiene sus oficinas como presidente electo el polémico empresario.

Nydia Velasquez, integrante de la Cámara de Representantes de Estados Unidos y una de las principales oradoras del mitin, afirmó que “la fuerza de nuestra ciudad es su diversidad (…) ¿quién no es inmigrante en esta ciudad?”.

La legisladora nacida en puerto Rico e integrante del congreso desde 1993 advirtió “no toleraré que ninguna ley separe a las familias”. 

Representantes de más de 80 organizaciones civiles, activistas y autoridades locales participaron junto con cientos de familias que portaban pancartas en español y en inglés y que entonaban consignas como “Arriba, abajo, la migra pa’l carajo“.

Francis Madi de la Coalición de Inmigrantes de Nueva York aseguró “nosotros queremos decirles a todos los migrantes y a todos los residentes de este estado que nosotros los vamos a proteger y no vamos a dejar que ningún tipo de entidad separe a las familias“. (Con información de NTMX)

 






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]