‘Ritos y retos del oficio’, el periodismo cultural a debate
El reportero Jesús Alejo coordina el libro publicado por la Secretaría de Cultura.
(Secretaría de Cultura).

Por Héctor González

¿Por qué habría de interesarle al público en general un libro sobre periodismo? ¿Qué resonancias podrían tener, más allá de las gremiales, las reflexiones de un cúmulo de reporteros? En principio y a simple vista ninguna. Alguien dirá que es un ejercicio de ombliguismo y sobada de espalda ante la cada vez más notoria crisis de los medios tradicionales.

Conviene recordar que, durante décadas, varias décadas, los diarios, las revistas y los noticieros eran la forma en que las sociedades consumían la información. Se crearon círculos viciosos de manipulación y manejo de información/desinformación, que fueron expuestos con la aparición de internet y en particular de las redes sociales. Iniciativas ciudadanas comenzaron a dar seguimiento de contenidos que los medios de comunicación dejaban pasar. En consecuencia, los lectores dieron la espalda al periodismo poco serio y sin compromiso. Bajaron los lectores, las ventas y no pocos espacios desaparecieron.

La explosión de Facebook o Twitter dio pie en una oleada de información plagiada, mentirosa, fake news pues. Quien nunca haya caído ante el embrujo de una fake news que tire la primera piedra.

Partamos entonces de que una sociedad democrática necesita de medios serios y fuertes, espacios que procesen, expliquen y contextualicen los sucesos cotidianos. ¿Conviene entonces reflexionar acerca del periodismo?

Convocados por Jesús Alejo (El Nigromante, Veracruz, 1971), un grupo de periodistas de distintas generaciones y medios se han reunido en distintos foros para analizar la situación de un oficio que aún no encuentra la manera de reponerse de los ganchos aplicados por lectores desencantados y una cultura de la gratuidad tecnológica. Varios de estos textos están reunidos en Ritos y retos del oficio. La mayoría no apelan al romanticismo ni a la nostalgia de lo que fue. Por el contrario, encuentran su origen en la autocrítica. José Luis Martínez S., Héctor de Mauleón y Sergio González Rodríguez, nos recuerdan que el periodismo cultural se queda corto si se remite a hablar de novelas, teatro o películas sin conexión con la realidad de un país como el nuestro. No se trata de caer en al amarillismo, advierten, sino simplemente de tender puentes entre los lectores y el quehacer político, académico y artístico de una sociedad.

La madurez de una sociedad se mide por la calidad de sus medios de comunicación. Tengámoslo en cuenta y entonces veremos que analizar el periodismo mexicano no solo es necesario, sino urgente.

Jesús Alejo (Coordinador). Ritos y retos del oficio. Secretaría de Cultura. 279 pp.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Libros



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.