"Los desastres de un país serán del tamaño que las autoridades lo deseen": investigador de la UNAM - Aristegui Noticias
“Los desastres de un país serán del tamaño que las autoridades lo deseen”: investigador de la UNAM
En #AristeguiEnVivo habló Víctor Cruz Atienza, uno de los 10 científicos más relevantes del año.

La revista científica Nature publicó el lunes la lista de las diez personas más influyentes para la ciencia durante el 2017, en la que se reconoce a Víctor Cruz Atienza, investigador del Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM, por su labor durante la emergencia nacional provocada por los sismos que sacudieron al país en septiembre.

Sobre ello habló el investigador este martes en #AristeguiEnVivo; esta es la versión íntegra de la entrevista con Carmen Aristegui:

CA: Le aprecio muchísimo al investigador de este Instituto de Geofísica de la UNAM, considerado como uno de los diez científicos más relevantes del año, que me tome una llamada telefónica, para hablar con él, primero para felicitarlo y segundo para conversar unos minutos que nos da. Buenos días y bienvenido Víctor.

VC: Buenos días Carmen gracias por el espacio.

CA: ¡Pues muy felices Víctor! Me imagino que usted también, es una noticia fenomenal.

VC: ¡Sí, sí claro! Es una noticia, sí, sorprendente, a uno sin duda le da gusto y le da motivación para seguir trabajando como lo hemos hecho desde hace años y en particular a raíz de los terremotos que hemos dedicado cuerpo y alma a nuestra labor, a entender qué es lo que pasó, lo que ya resumías, ha sido un trabajo muy intenso de muchos investigadores de México y en particular de la UNAM.

Es un reconocimiento que espero al menos permita a las autoridades mexicanas darse cuenta que hacemos cosas con el mayor rigor y que pueden tener una utilidad muy grande para tomar decisiones en el país.

CA: Acabas de decir algo importantísimo, “que las autoridades de México reconozcan que hacemos un trabajo serio, riguroso, reconocido mundialmente…”, pues eso para que tomen en cuenta la ciencia.

Con lo que hemos visto y tomando como hilo de esta conversación en estos sismos de septiembre de 2017, ¿qué dice un científico como tú cuando ofrece información-ciencia para que se hagan cosas…?, ¿qué tanto las autoridades de todo tipo en México atienden lo que dicen los científicos?, ¿qué tanto las decisiones para prevenir o para reconstruir o para lo que haya que hacer toman en cuenta la ciencia,  Victor?

VC: A raíz de los sismos pues han habido muchos acercamientos con autoridades, legisladores, incluso tuvimos un seminario bastante importante en Relaciones Exteriores con un grupo de expertos japoneses que generosamente quisieron realizar esta reunión de discusión para identificar las mejores estrategias de reconstrucción para que esto no se repita más, ¿no?, las desgracias, y ahí en esos foros, pues uno ha participado, uno ha compartido su visión de las cosas. Esto que mencionabas tú, que sostengo yo y otros de la importancia que tiene la prevención, es decir, la trascendencia que tiene, no solo financiera en un país sino en términos de vidas, el hecho de destinar recursos para entender mejor el fenómeno y estar preparados para cuando vuelva a ocurrir.

Esto inevitablemente se traducirá en una reducción de los desastres. Platicando con un senador hace unas semanas me llamó mucho la atención que él me compartía a título más personal su experiencia en los sismos. Escuchándolo me quedé sorprendido cuando decía “es que esto de los terremotos sí…es como una fatalidad. Es algo con lo que siempre viviremos y tenemos que levantarnos siempre de las desgracias”.

Me llamó la atención porque finalmente como él, todos los legisladores son los que tienen la capacidad real para hacer las cosas que sean necesarias para que esto no suceda, es decir, los desastres en un país serán del tamaño que las autoridades lo deseen, depende directamente de las decisiones que toma una sociedad.

El peligro, la amenaza natural, en este caso los terremotos, está ahí y nuestra responsabilidad como sismólogos es caracterizarlos, saber de qué tamaño van a ser, etcétera, etcétera, y en eso se ha avanzado mucho en México.

Ahora, el que seamos vulnerables ante esta amenaza depende de las decisiones que tome la sociedad. Desde luego que también se han hecho muchas cosas, sobre todo desde 85 para reducir el riesgo, es decir, claramente hay huecos muy importantes… hablando con especialistas, expertos en el diseño estructural de edificios como Sergio Alcocer y otros, me entero yo que, por ejemplo, a nivel nacional no existen reglamentos de construcción específicos por zona y que tienen, cada entidad tiene la libertad de asumir o no el reglamento que gusten y que en muchos casos se deriva de los que sí existen en lugares como la Ciudad de México, pero que no es una obligación, o sea falta una reglamentación a nivel nacional que permita reducir la vulnerabilidad de forma significativa.

Nada más quisiera mencionar otra cosa: dentro de las medidas preventivas que estamos promoviendo fuertemente el notorio Yoshihiro Ito y yo que somos quienes estamos impulsando este gran proyecto con Japón en las costas de Guerrero, propusimos la instalación de un sistema cableado submarino de sensores que nos permitirían abonar muchísimo, mucha información muy útil a los sistemas de alertamiento temprano para tsunamis y para terremotos. Esa es una de las muchas medidas preventivas que el gobierno de México podría adoptar si tuviera visión, si entendiera que ahí es donde hay que invertir el dinero. El Fonden, Fondo de Desastres Naturales, es infinitamente más grande que el Fopreden, Fondo para la Prevención de Desastres Naturales, y eso justamente refleja este error, esta falta de cultura en nuestra clase política y en nuestra sociedad en general en la que necesitamos dinero para reconstruir pero no para evitar que haya destrucción. En fin, un poco ha sido así ¿no?

CA: Ni más ni menos, te escucho y de pronto me viene a la mente, por supuesto, los conceptos como mapa de riesgos ¿no? que de pronto parece que son como secreto de Estado, que tendría que ser de uso común y de acceso inmediato y demás y parecería que no es tan fácil.

VC: Sí, sí entiendo bien. Sí es algo de información vital que debería ser pública indiscutiblemente, pero no estoy muy al tanto de cuales son los pormenores o los intereses políticos o no que puedan estar detrás de ese tipo de información, pero sí sé que hay intereses no solo políticos sino económicos que puedan eventualmente obstruir que esta información fluya, pero bueno no soy, en la materia yo no conozco lo suficiente como para emitir una opinión.

CA: Pero bueno en donde sí estas más que parado es en el tema científico, desde luego, y esto que nos cuentas desde luego, Víctor Cruz Atienza, pues es de enorme importancia. Este texto que se destaca en la comunicación de la Universidad, que publicaste junto con el Dr. Krishna y con el Dr. Ordaz, bueno pues es un texto que tiene una pregunta básica ¿qué ocurrió?… En un resumen, ¿qué ocurrió en México en septiembre de 2017?

VC: Ese día, el 19 de septiembre ocurrió un terremoto, que si bien no es extraordinario, si nosotros como sismólogos, mis colegas que llevan años estudiando este tipo de sismos, sabían que podía ocurrir algo parecido. Había incluso simulaciones de terremotos comparables, con base en otros anteriores que si bien no fueron tan cercanos a la Ciudad de México, no fueron tan lejanos; hablo de los terremotos intraplaca (de profundidad intermedia) los que rompen dentro de la Placa Oceánica de Cocos por debajo del continente de eso estamos hablando ahora… que son digamos particulares por su cercanía y su naturaleza misma de la ruptura del sismo, hacen que el campo de ondas que incide en la cuenca de México, en este caso sea muy particular y muy diferente al campo de ondas sísmicas que incidió, por ejemplo, en 85 que era un sismo mucho más lejano o que cualquier otro sismo que venga de la costa.

Entonces, ese hecho junto con las propiedades tan particulares del suelo de la Ciudad de México, notablemente en la zona de los sedimentos lacustres pues amplificó las zonas de forma extraordinaria muy cerca del límite donde comienzan los edificios, lo que conocemos geotécnicamente como la zona de transición.

Lo que presenté yo la semana pasada en un congreso con base en lo que hemos estado haciendo desde ese día, pues es simplemente cuando inciden las ondas sísmicas de abajo y entran a la cuenca se generan nuevas ondas en ese límite con una amplitud muy grande, y esa amplitud es muy grande solo en la región cercana al límite de esta zona de transición, esencialmente es eso.

Si uno compara las regiones de los daños, las zonas dañadas de 85 y 2017, viene ahí un traslape en ciertas colonias de la ciudad, como bien sabemos, en la Condesa o en la Roma, donde hubo destrucción en 85, son claramente diferentes ¿no? ¿por qué? porque como dije ya las zonas sísmicas que incidieron en el 85 eran de otra naturaleza, tenían, estaban enriquecidas, decimos nosotros, en bajas frecuencias, mientras que este sismo reciente venía muy fuerte con frecuencias más altas que digamos sufren como ya dije una amplificación mayor en esta región cercana al límite donde no ocurrieron daños en 85, entonces esencialmente es eso.

CA: Víctor para cerrar esta conversación, ya lo mencionaste, pero déjame preguntarte un poco más sobre este proyecto que tú estás liderando: “Evaluación del Peligro Asociado a Grandes Terremotos y Tsunamis en la Costa del Pacífico Mexicano para la Mitigación de Desastres”, ¿en qué punto va?, ¿qué perspectiva tiene una investigación de este calibre?

VC: Ha sido una labor titánica, estamos por acabar el segundo año del proyecto de los cinco que va a contemplar y ahora vamos muy bien, todo va viento en popa.

Hace tres semanas o algo así finalmente ya estuvimos en el océano, en el buque oceanográfico El Puma, desplegamos toda la red instrumental en el fondo marino donde usamos instrumentos de la más alta tecnología a nivel mundial, es decir es una red que hicimos nosotros sismo-geodésica, no solo vamos a medir la sismicidad en el fondo del mar y dentro del mar también tenemos equipos en la tierra, sino que además vamos a medir cómo se deforma el continente bajo el mar, ¿producto de qué? de la convergencia de la Placa de Cocos, de la subducción de la Placa de Cocos que finalmente es esta deformación la que refleja el potencial sísmico, o sea de qué tamaño pueden ser los eventuales terremotos futuros.

Esta información nos va a permitir eso, estimar ese potencial y postular escenarios de terremotos cautivos en un futuro para estimar el peligro asociado a los tsunamis y a las ondas sísmicas para luego, hay un grupo de trabajo también muy interesante, multidisciplinario el proyecto, son psicólogos, aprendí muchísimo de esta gente que viene de Japón junto con, CENAPRED, para transmitir toda esta información en medidas concretas, material educativo, preventivo para la población de la costa.

Hemos trabajado mucho en Zihuatanejo donde se han llevado a cabo simulacros y como dije ya se ha desarrollado material didáctico, educativo, en fin…la idea es esta. Es un proyecto ambicioso, grande y ahí, va viento en popa, ya tiene incluso reconocimiento internacional, estamos contentos por ello. Ojalá que las autoridades en México, nos ha costado mucho trabajo la verdad conseguir dinero, mucho trabajo para poder complementar esta financiación que el gobierno de Japón está haciendo para la prevención de desastres en México.

CA: Es lo que dices Víctor, estamos gastando un dineral también en la reconstrucción, pero no hay un monto similar para la prevención ¿cómo debería ser la ecuación si se trata de usar el dinero público, siempre limitado, si me permites el jugueteo, 50 a 50? ¿cómo debería de ser?

VC: Pues bueno eso habría que preguntarle a la gente que estudia en detalle , yo he encontrado gente muy preparada, muy estudiosa en la materia y lo que yo añadiría es que si en realidad como tú lo leíste al principio en ese resumen, el dinero que recibe un gobierno obligadamente para una reconstrucción va a ser de cinco a diez veces mayor que el dinero que hubiera podido destinar a la prevención mayormente para que no ocurriera ese desastre; entonces en esos términos, en principio el dinero a la prevención debería de ser mayor que el dinero para la reconstrucción ¿por qué? porque la reconstrucción supondría gastos mucho menores ya que estaríamos preparados.

CA: ¡Obviamente!

VC: ¿Me explico?

CA: Pues suena lo más lógico Víctor, suenas totalmente sensato, lo que ocurre es que el presupuesto va al revés, gastamos cuando ya ocurrió y hoy estamos precisamente, fijate Víctor, a tres meses de distancia del sismo del 19 de septiembre y bueno pues estamos viendo como los gobernantes están anunciando las aportaciones, haciendo cuentas de cuánto se recibió, de cuánto se está gastando, cuánto nos va a costar hacer tal o cual construcción y pues ciertamente tendría que haber un balance de lo que no se hizo en materia de prevención.

CA: Por supuesto y además, a ver, desde luego hay que destinar recursos para reconstruir indiscutiblemente, la cosa es ¿cómo lo están haciendo? ¿esa reconstrucción garantiza que cuando rompa el siguiente no se van a caer las casas de nuevo? La respuesta, estoy casi seguro, es no. O sea esto es un problema que necesita una solución pronta porque la gente está en condiciones muy precarias, pero sí una recepción de fondo anterior de planeación, entonces esta reconstrucción se haría como el título de este seminario con Japón que se llamaba Reconstruye mejor, o sea con base a todo lo que hemos aprendido cómo podemos reconstruir para que no se reproduzca una desgracia, yo no creo que estos fondos que se estén destinando ahora, que además con fines electorales les cae como anillo al dedo, respondan a este tipo de reflexiones que son las únicas que van a garantizar que no haya muertos, destrucción, en fin, que la gente viva tranquila.



Temas relacionados:
Ciencia
Sismo
UNAM



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]