ONU denuncia “desapariciones generalizadas” en México
Pide a México fortalecer fuerzas civiles y un plan de retiro gradual del Ejército.

El Comité de la ONU sobre Desapariciones Forzadas consideró que en México persiste “una situación de desapariciones generalizadas en gran parte del territorio” en el que “imperan la impunidad y la revictimización”, además de que se mantienen “obstáculos estructurales para el acceso a la verdad, a la justicia y a la reparación integral”.

En sus “Observaciones finales sobre el informe presentado por México” en su calidad de firmante de la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas, manifestó que “observa con preocupación patrones de falta de datos confiables sobre las desapariciones forzadas, escaso número de condenas”, así como “la emergencia que constituye el alto número de cadáveres sin identificar” (alrededor de 35 mil, según informó el gobierno mexicano a principios de 2018).

Remarcó también que hay obstáculos para la participación de las víctimas y sus organizaciones en los mecanismos oficiales de búsqueda e investigación, así como para que obtengan verdad, justicia y reparación integral.

En el informe se pide a las autoridades mexicanas que pongan rápidamente operativo el Registro Nacional de Personas Fallecidas no Identificadas y no Reclamadas, el Banco Nacional de Datos Forenses y el Registro Nacional de Fosas.

Recalcó que “está altamente preocupado por la insuficiencia de servicios forenses en el Estado parte (México) para responder a los procesos de búsqueda, de investigación, de exhumación e identificación, para responder adecuadamente al creciente número de personas reportadas como desaparecidas, los miles de cadáveres y restos óseos pendientes por identificar, así como la contínua aparición de fosas comunes y clandestinas en distintas partes de su territorio”.

Propuso “reformar la institucionalidad forense y pericial”, mediante “la creación de una institución nacional especializada y autónoma, que cuente con un servicio profesional de carrera, sometida a un régimen de rendición de cuentas efectivo, que incluya controles de calidad”.

En cuanto a investigación, el Comité de la ONU concluyó que en México existen “serias deficiencias (…) incluidas la falta de autonomía de las investigaciones, la dilación en la ejecución de diligencias básicas, la ausencia de investigación de campo, la falta de medios de prueba de base científica, la fragmentación de las investigaciones y la ausencia generalizada de una estrategia integral”.

Además, se expresó la preocupación que ha causado el rol otorgado a las fuerzas militares en las tareas de seguridad pública en la mayor parte del territorio nacional, así como “la creciente militarización de las autoridades civiles encargadas de hacer cumplir la ley”.

El impacto de esta “militarización” en México podría generar “el aumento de la desaparición forzada” y de la “impunidad”.

Por último, “el Comité insta al Estado parte a fortalecer a las fuerzas civiles del orden y a establecer un plan de retiro gradual, ordenado y verificable de las fuerzas militares de las tareas de seguridad pública. Además, recomienda al Estado parte adoptar un marco normativo que regule el uso de la fuerza por los agentes de las fuerzas del orden, compatible con el derecho internacional de los derechos humanos y los estándares internacionales”. 






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.