Llaman jesuitas a respetar los derechos humanos de caravana centroamericana
“Acoger, proteger, promover e integrar” son los cuatro verbos que el Papa propone para encarar la dramática realidad de tantos migrantes y refugiados, señalan.
(Foto: Especial).

Los jesuitas de México hicieron este viernes un llamado al gobierno y autoridades de migración mexicanas para que “respeten en todo momento los derechos humanos de los miles de migrantes que integran la caravana proveniente desde Honduras, que intenta llegar hasta Estados Unidos, en busca de una mejor vida”.

En un comunicado, la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús recuerda las palabras del Papa Francisco en su homilía de la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, el 14 enero de este año:

“Se necesita un cambio de mentalidad: pasar de considerar al otro como una amenaza a nuestra comodidad a valorarlo como alguien que, con su experiencia de vida y sus valores, puede aportar mucho y contribuir a la riqueza de nuestra sociedad. Por eso, la actitud fundamental es la de salir al encuentro del otro, para acogerlo, conocerlo y reconocerlo”.

Nos preocupa -dicen los jesuitas- la crisis humanitaria que se puede generar en la frontera con Guatemala, debido a la falta de agua potable, alimentos y acceso a instalaciones que les permitan satisfacer sus necesidades básicas. Hagamos lo necesario para atenuar su sufrimiento al máximo.

Asimismo, hacen un llamado a la sociedad mexicana para que “todos podamos abrir nuestros corazones a la hospitalidad y la solidaridad con nuestros hermanos migrantes de la mejor manera posible, entendiendo las graves realidades de violencia y pobreza de las que huyen en sus países de origen”.

 

También recuerdan el mensaje papal con motivo del Segundo Coloquio Santa Sede México sobre la migración internacional:

“Estas personas, que son hermanos y hermanas nuestros, necesitan una “protección continua”, independientemente del status migratorio que tengan. Sus derechos fundamentales y su dignidad deben ser protegidos y defendidos. Una atención especial hay que reservar a los migrantes niños, a sus familias, a los que son víctimas de las redes del tráfico de seres humanos y a aquellos que son desplazados a causa de conflictos, desastres naturales y de persecución. Todos ellos esperan que tengamos el valor de destruir el muro de esa “complicidad cómoda y muda” que agrava su situación de desamparo, y pongamos en ellos nuestra atención, nuestra compasión y dedicación”. (MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO CON OCASIÓN DEL «SEGUNDO COLOQUIO SANTA SEDE-MÉXICO SOBRE LA MIGRACIÓN INTERNACIONAL)

En el comunicado, señalan que México es un país del que miles de personas emigran todos los años hacia Estados Unidos con la intención de vivir mejor y dar un mejor futuro a sus familias. “Conocemos de primera mano el drama humano que padecen los mexicanos cuando toman la decisión de abandonar a sus familias y hogares, para sufrir abusos e incluso morir al intentar cruzar la frontera con la Unión Americana”.

En México autoridades y sociedad en general tenemos que ser congruentes con nuestros valores y exigencias de respeto hacia nuestros connacionales, para dar la hospitalidad y atenciones necesarias a los seres humanos que tocan a nuestra puerta en busca de apoyo.

Recordemos -concluyen- que “acoger, proteger, promover e integrar” son los cuatro verbos que articulan la respuesta que el Papa Francisco propone para encarar la dramática realidad de tantos migrantes y refugiados que huyen de las guerras, persecuciones, desastres naturales y de la pobreza.

 








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.