“Nos quisieron dar un escarmiento”: sobreviviente de Ayotzinapa
Omar García, sobreviviente de Ayotzinapa, rechazó la hipótesis de que los normalistas fueron confundidos con narcotraficantes, y afirmó que la desaparición de estos tuvo un móvil político.
FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO

A casi cinco años de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, Omar García, uno de los sobrevivientes de la noche del 26 de septiembre de 2014, afirmó que la agresión tuvo un móvil político.

“Sabían que éramos nosotros y nos quisieron dar un escarmiento”, declaró durante una entrevista para Aristegui en Vivo.

García rechazó la hipótesis de que un grupo criminal los confundió con narcotraficantes y que uno de los autobuses en los que viajaban transportaba droga, pues las autoridades locales estaban al tanto de que viajarían a la Ciudad de México para participar en una protesta del 2 de octubre.

“No pueden, bajo ningún motivo, confundirnos con narcotraficantes”, sostuvo.

Aunque no rechaza la posible colusión de integrantes del grupo criminal Guerreros Unidos, no cree que fueron los responsables de ordenar el ataque contra los estudiantes, y pidió investigar a las autoridades policiales municipales, estatales y federales, así como al Ejército Mexicano.

“Al final sí hubo una orden de desaparecer a mis compañeros”, declaró García. “Para mí, sigue siendo el Estado”, en contubernio con los grupos de poder con influencia en el estado de Guerrero, recalcó.

Luego de la reunión que sostuvieron con el procurador General de la República, Alejandro Gertz Manero, García consideró que el gobierno federal mostró respeto hacia los sobrevivientes y familiares de las víctimas, así como buena voluntad para esclarecer el caso, ya que la pasada administración los trataba de manera inadecuada e insistía en criminalizarlos.

Por otra parte, se dio cuenta de lo difícil que será para las autoridades investigar un caso que se investigó mal desde el principio, y que ha permitido que muchos de los implicados que habían sido encarcelados, salgan en libertad.

“Entonces, por un lado esperanzador, por otro lado preocupante”, comentó.

Hay que asear la investigación

El representante legal de los familiares de los normalistas, Vidulfo Rosales, calificó la reunión con Gertz Manero como tersa, luego de en días anteriores habían tenido fricciones con el Fiscal General, ya que consideraban que su postura oficial defendía la “verdad histórica”, planteada por la pasada administración federal.

“Ahora cambió, porque el fiscal Gertz Manero dijo que la investigación está plagada de irregularidades, incluso él habló de cosas más fuertes como crimen de Estado, al referirse al conjunto de irregularidades”.

Rosales reconoció que “hay una tarea titánica por delante” para los investigadores, pero debe iniciar con deslindar responsabilidades al interior de los cuerpos policiales que participaron en el ataque a los estudiantes.

También consideró indispensable “asear la investigación”, para deslindar responsabilidades de los funcionarios que participaron en las indagatorias, incluyendo a Jesús Murillo Karam y Tomás Zerón.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.