Ni un paso atrás en la autonomía de las autoridades electorales: presidente del INE
El Estado mexicano debe ser más austero y para lograrlo, se debe revisar el funcionamiento de los entes electorales", señala el diputado Sergio Gutiérrez Luna.
Cuartoscuro

Si bien el sistema electoral de México es perfectible, funciona y es un referente internacional, sostuvo este lunes el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova Vianello.

En reunión con integrantes de la Cámra de Diputados, Córdova expresó que nadie está en contra de la racionalidad, pero no se debe dar ni un paso atrás en autonomía de las autoridades electorales, certeza en las reglas, equidad en la contienda y representación de la pluralidad.

En un comunicado, el INE informó que, bajo la premisa de construir un nuevo sistema electoral donde se privilegie el consenso y no se vulnere la certeza de los procesos electorales, consejeras y consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) sostuvieron una reunión de trabajo con diputadas y diputados que integran el Grupo de Trabajo para la Reforma del Estado y Electoral.

Al inaugurar la reunión,  Córdova Vianello, refrendó la disposición de la autoridad electoral para contribuir con información a la mejor toma de decisiones en la construcción de una reforma electoral.

Recordó que la de 2014 no es una reforma fundacional “ni una reforma perdida en la historia de la transición. Es el último estadio de una serie de cambios pactados por las fuerzas políticas en las últimas cuatro décadas”.

Subrayó que, después de las reformas de 1997 a 2014, “hoy la democracia mexicana es fuerte y saludable”, lo cual se refleja en que existen elementos como la posibilidad de transición, la paridad legislativa, la representación de los pueblos y comunidades indígenas y un sistema donde se garantiza los derechos de las minorías, por lo que refirió “si bien el sistema electoral es perfectible, funciona y es un referente internacional”.

El Presidente del INE sostuvo que nadie está en contra de la racionalidad del uso eficiente de los recursos públicos, pero en una posible reforma electoral no se debe dar ni un paso atrás en la autonomía de las autoridades electorales, la certeza de los procesos, la equidad y la representación de la pluralidad.

 

Consenso sí, pero también austeridad: Gutiérrez Luna

Al tomar la palabra, el diputado Sergio Gutiérrez Luna, coordinador del Grupo de Trabajo, coincidió en que se debe buscar el mayor consenso posible y no vulnerar la certeza de las elecciones; sin embargo, indicó, el Estado mexicano debe ser más austero y para lograrlo, se debe revisar el funcionamiento de los entes electorales.

El diputado reiteró el compromiso del Congreso de la Unión de que todas las voces sean escuchadas en la construcción de una reforma electoral.

En la reunión, las consejeras y consejeros pusieron a disposición de las y los legisladores información sobre diversos temas del sistema nacional de elecciones.

 

Recursos etiquetados para los OPLE

El consejero Marco Antonio Baños, presidente de la Comisión de Vinculación con Organismos Públicos Locales, señaló que, si bien la reforma constitucional de 2014 logró desvincular a los integrantes de los institutos locales de los gobiernos en las entidades, es necesario revisar su autonomía administrativa.

“Señaladamente algunos gobiernos de entidades federativas, de todos colores, han ejercido presión por la vía administrativa al funcionamiento de estos órganos. Por ello, podría pensarse que la autonomía administrativa de estos órganos se garantice por la Cámara de Diputados a través de recursos que pudieran ser etiquetados desde la misma Cámara”, mencionó.

Asimismo, añadió el Consejero Baños, se tiene una oportunidad de revisar el procedimiento de remoción de las y los consejeros electorales a nivel local, ya que en las disposiciones actuales no se contemplan sanciones intermedias que no sea la remoción de su cargo.

Al abordar la relación entre el INE y los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE), la consejera Pamela San Martín expuso que actualmente hay un modelo híbrido incompleto de origen, que, si bien aspira a la homologación de procedimientos entre lo federal y lo local, “hay empates y desencuentros” entre las leyes locales y la general o federal, con los calendarios electorales y las facultades de autoridades pues no se estableció el cómo debería llevarse a cabo la coordinación.

Lo anterior ha generado que los OPLE sean dependientes del INE en la normativa y en la ejecución de las actividades, lo cual “puede mejorarse nacionalizando las elecciones, acompañada de una reingeniería o fortaleciendo la coordinación”.

Explicó que, a través del Reglamento de Elecciones, se buscó concretar y homologar procedimientos, “pero el seguimiento al cumplimiento de estas reglas implica que la estructura se tenga que volcar al seguimiento normativo y en la ejecución de las actividades, lo que hace que, en todo proceso local, además de hacer actividades propias que tiene encomendado el INE se tenga que coordinar con otras que hacen los OPLE”.

Posteriormente, el consejero José Roberto Ruiz, quien fungió como presidente de la Comisión de Reglamentos del INE, refirió que dicho ordenamiento normativo pretende estandarizar la calidad de la organización de los procesos electorales con altos niveles de precisión y detalle en los procedimientos que se deben implementar, en ocasiones los OPLE no han tenido la capacidad para ejecutar dichas disposiciones.

Ante esta situación, mencionó que, desde su perspectiva, “aunque hay un buen Reglamento de Elecciones que pone con detalle lo que pueden hacer los OPLE, ahora necesitamos estar vigilando que realicen esa función”. Por este motivo, propuso una relación muy estrecha entre el INE y el Congreso, a fin de suministrar información técnica y estadística sobre cómo impactaría la existencia de una sola autoridad electoral a nivel nacional.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.