A mujeres no nos pueden exigir portarnos bien en un país feminicida: Dresser; protestas tienen razón legítima: Meyer
"Si durante tantos años las ignoran una y otra vez, se justifica, se legitima, la rabia, la indignación", consideró Sergio Aguayo.
Foto: Notimex

Tras las protestas feministas del viernes, la politóloga Denise Dresser afirmó que “la rabia deviene de la desesperanza ante quienes ignoran lo que nos está sucediendo en las calles, en las casas, en el Metro…”.

“Ser mujer en México es vivir en peligro permanente y ante eso no me parece válido que nos pidan decoro, que nos exijan portarnos bien”, comentó la doctora en #AristeguiEnVivo.

“La autoridad debería reaccionar, ahí están los números, las historias de los 270 feminicidios cada mes”, apuntó. 

Celebró que el fin de semana la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum haya modificado su discurso y pidiera perdón por calificar las movilizaciones contra la violencia de género como una “provocación”. Lo que esperamos de la mandataria es empatía, no estigmatización, señaló.

Lo que se está pidiendo es “que México ya no sea un país mortal para nosotras”; “la atención no debe estar centrada en quienes pintarrajean sino en quienes violan o asesinan”, sostuvo. 

Pidió distinguir entre la violencia generalizada en México y la violencia contra las mujeres, pues la segunda “no ha sido tratado como una crisis, no tiene clase ni geografía ni religión y es perpetrada una y otra vez por hombres”.

“La pandemia que presenciamos es una violencia física, psicológica… todas las mujeres sin excepción viven con temor… he ido a decenas de mujeres donde no hubo pintas ni golpeados y pasaron totalmente desapercibidas… el enojo puede romper puertas y ventanas pero también abrirlas… ojalá las autoridades las abran de par en par”, concluyó.

El historiador Lorenzo Meyer recordó que “el vandalismo es una de las formas tradicionales para que se muestre, se haga evidente el problema que se está enfrentando”. 

“Siempre ha sido necesario rebasar los límites, de lo contrario no tiene el impacto que se busca”, mencionó.

En cuanto a lo ocurrido en el Ángel de la Independencia, refirió que “el monumento no se destruyó, sólo hay que limpiarlo”.

“Estos actos tienen una razón muy legítima en el fondo, se podrá decir que no es la forma, pero sí es la forma, la historia nos dice que transgrediendo esos límites que son simbólicos -no se mató a nadie-, se requirió esto para hacer más visibles los temas”, abundó.

“De brutalidades a brutalidades, la que ellas reclaman es infinitamente mayor“, aseveró.

No obstante, apuntó que “cambiar la cultura machista lleva generaciones completas” y “el camino es cuesta arriba”.

Preguntó si es el gobierno el principal responsable de la violencia contra las mujeres o es en este caso una cultura machista.

Por ello, opinó que “no hay gobierno que pueda hacer lo suficiente ante fórmulas culturales muy arraigadas”.

A su vez, Sergio Aguayo cuestionó si las protestas del viernes significan que “ya terminó para algunos grupos la Luna de miel con la cuarta transformación“.

“Estamos ante un tema legítimo, ignorado, donde se están renovando los métodos y los liderazgos”, resaltó.

El gobierno de AMLO no está dando la respuesta que les fue prometida no sólo a los grupos feministas, sino a otros como los pueblos originarios, especialmente al EZLN.

Por ello, al igual que las feministas, otros grupos pronto podrían decidir que ha llegado la hora de tomar las calles. 

“Las feministas están siendo pioneras en métodos de lucha y en formas de expresarse y de presionar al Estado que ignora sus legítimas demandas… estamos ante una realidad mucho más compleja… si durante tantos años las ignoran una y otra vez, se justifica, se legitima, la rabia, la indignación”, acotó.

“¿De qué manera, cuál va a ser la política (del gobierno de AMLO) para enfrentar la utilización de métodos ilegales, violentos, para defender causas legítimas?”.

Y es que en el país hay una “utilización sistemática de métodos ilegales para llamar la atención, establecer una mesa de diálogo y obtener resultados”, por ejemplo con la toma de casetas.

“Estamos ante dos casos muy contrastantes de la violación de una ley para defender un derecho… es inaceptable la manera como están matando, violando a nuestras mujeres jóvenes”, finalizó.

Ve la Mesa Política:


Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que su gobierno no hará uso de la fuerza pública para reprimir manifestaciones y agregó que es partidario del diálogo y la no violencia, por lo que no caerá en la confrontación:

Además, el mandatario hizo un llamado a que todas las marchas y manifestaciones sean pacíficas, así como a respetar el patrimonio nacional, entre ellos el Ángel de la Independencia, destacando que la demanda para que no haya violencia de género contra las mujeres no tiene ninguna relación con los actos violentos ocurridos durante la marcha del pasado viernes:








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.