Senado ratifica el T-MEC y lo turna al Ejecutivo; es el primero de los tres países en aprobarlo
El Senado aprobó el decreto que contiene el protocolo por el que se sustituye el TLCAN por el TMEC y 6 acuerdos paralelos; se remite al Ejecutivo Federal.

El pleno del Senado de la República ratificó por mayoría de votos el T-MEC, con lo que México se convirtió en el primero de los tres países que integran ese acuerdo comercial de América del Norte en avalarlo.

Con 114 fueron a favor, cuatro en contra y tres abstenciones, los senadores avalaron el decreto que aprueba el Protocolo por el que se sustituye el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) por el Tratado Comercial entre los Estados Unidos Mexicanos, Estados Unidos de América y Canadá (T-MEC).

Así como los seis acuerdos paralelos entre el gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el gobierno de los Estados Unidos de América; el documento se remitió al Ejecutivo Federal para los efectos constitucionales correspondientes.

Con esta aprobación, “México manda un claro mensaje a favor de una economía abierta y de profundizar su integración económica en la región. El T-MEC dota de certidumbre a inversionistas, consumidores y productores para seguir apostando por la economía mexicana integrada con una América del Norte económicamente vigorosa”, destacó la Secretaría de Economía.

Lee más: Celebra AMLO ratificación del T-MEC; “nos adelantamos a EU y Canadá” | Video

“El T-MEC hace frente a la realidad económica global del Siglo XXI al incorporar capítulos sobre comercio digital, combate a la corrupción, buenas prácticas regulatorias, competitividad y cooperación para el desarrollo de PyMEs. Además, el nuevo Tratado moderniza rubros del TLCAN como reglas de origen, textiles y administración aduanera, que ayudarán a incrementar la competitividad de la economía de América del Norte”, destacó la dependencia.

“Entre los diversos beneficios del T-MEC para México están:

“La certidumbre y previsibilidad de sus reglas que van a seguir apoyando al comercio con sus socios en la región como un motor para el crecimiento y desarrollo.

“Mantiene la apertura en el comercio agrícola en Norteamérica que para México sumó US$50,700 millones en 2018.

“Asegura la integración productiva en el sector automotor donde el comercio de México con sus socios en América del Norte sumó US$139,244 millones en 2018.

“Consolida las ganancias obtenidas desde la entrada en vigor del TLCAN hace más de 25 años, especialmente con relación a las cadenas regionales de valor y a la competitividad regional.

“Establece nuevas reglas para una economía digital en donde puedan participar en el comercio exterior más empresas, sectores y regiones de México.

“En los últimos años, México ha logrado cifras récord a nivel comercial en su relación con sus socios en América del Norte. De hecho, durante el primer cuatrimestre de 2019, por primera vez en la historia, nuestro país se convirtió en el primer socio comercial de Estados Unidos con un comercio superior a US$203 mil millones por arriba de Canadá y China”.

Por todo ello, “la Secretaría de Economía se congratula por la aprobación por parte del Senado mexicano de este importante instrumento, el cual fue resultado del trabajo conjunto llevado a cabo por el Gobierno de México, el sector privado y la sociedad en general con el fin de consolidar los beneficios de la integración económica en América del Norte con el fin de promover el bienestar de todos los mexicanos”.

“El Gobierno de México y la Secretaría de Economía, en particular, daremos seguimiento puntual a los procesos de aprobación legislativa en EE.UU. y Canadá, esperando que sean ágiles y conduzcan a la pronta implementación del nuevo T-MEC. Su entrada en vigor se dará una vez que los tres socios hayan concluido sus procesos jurídicos internos y será una señal de que los gobiernos de los países socios estamos convencidos de que el T-MEC es un instrumento que apoyará la atracción de inversiones y el desarrollo productivo”, finalizó la SE.

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Martí Batres Guadarrama, reconoció el esfuerzo de la unidad parlamentaria para alcanzar la ratificación del T-MEC, así como los acuerdos paralelos.

Señaló que la decisión contribuirá a un posicionamiento fuerte de México en la actual coyuntura internacional y también fortalece la cooperación en materia económica, especialmente en la región de Norteamérica; además, subrayó que es un mensaje contundente de la estabilidad económica de México para las empresas nacionales.

El dictamen del T-MEC en comisiones unidas de Relaciones Exteriores, Economía, Puntos Constitucionales y Relaciones Exteriores de América del Norte se avaló por unanimidad y en el pleno la aprobación fue por mayoría calificada.

Es decir, que las senadoras Nestora Salgado, Jesusa Rodríguez y Ana Lilia Rivera, de Morena, así como el senador sin partido, Emilio Álvarez Icaza, votaron en contra; mientras que los senadores panistas Víctor Oswaldo Fuentes Solis y Martha Cecilia Márquez Alvarado, así como la morenista Blanca Estela Piña Gudiño, se abstuvieron.

Las diversas bancadas apoyaron con unidad un documento que resguarda los mejores intereses de México.

Al terminar la votación y del aplauso que expresaron los legisladores, la senadora Xóchitl Gálvez, del Partido Acción Nacional (PAN) se levantó de su escaño y recorrió el salón de plenos con una tabla que decía: “Bienvenida la 4T al Neoliberalismo”.

El presidente de la Mesa Directiva recordó que el Senado es el único que tiene la facultad aprobar los tratados comerciales, y de esta manera queda aprobado el protocolo por el que se sustituye el Tratado de Libre Comercio de América del Norte por el T-MEC.

Mencionó que la firma de ese nuevo acuerdo se efectuó en Buenos Aires, Argentina, el 30 de noviembre de 2018, e informó que el protocolo incorpora el preámbulo de los capítulos y los anexos correspondientes.

Asimismo, indicó que queda aprobado el acuerdo paralelo relativo a dispositivos de seguridad esenciales en vehículos celebrado entre los gobiernos de México y de Estados Unidos.

También queda aprobado el acuerdo paralelo relativo a la protección comercial efectiva, conforme al Artículo 20.49, celebrado entre los gobiernos mexicano y estadounidense.

Otro acuerdo paralelo entre ambos países que se aprobó fue el relativo al término “usuarios previos”, así como el acuerdo paralelo sobre el proceso de consultas ante la imposición de una medida que Estados Unidos adoptará al amparo de la sección 232 de la Ley de Expansión Comercial de 1962.

Se aprobó el acuerdo paralelo relativo a los mecanismos de solución de controversias respecto a las medidas que Estados Unidos llegará a adoptar también en amparo de la ley mencionada de expansión, en relación con los vehículos para pasajeros, camiones ligeros o autopartes.

Al hacer uso de la palabra, el senador Eruviel Ávila Villegas, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), señaló que el T-MEC avanza en la regulación de nuevas tecnologías, combate la corrupción, y es un instrumento comercial que da certeza y protección a las acciones en materia laboral, de medio ambiente y de crecimiento sustentable.

El senador Samuel García Sepúlveda, de Movimiento Ciudadano, destacó que la ratificación del T-MEC es fundamental para apuntalar la economía, debido a que representa 23 por ciento del Producto Interno Bruto, pero advirtió que se deben impulsar políticas públicas que promuevan desarrollo en el campo, la industria y diversifiquen las exportaciones.

El senador panista Gustavo Madero resaltó que la modernización del tratado permitirá mantener actualizado el marco legal para los exportadores mexicanos, y refirió que las relaciones diplomáticas con Estados Unidos es uno de los rubros que se deben reforzar de manera paralela a la implementación del T-MEC.

Añadió que México no puede someterse las relaciones comerciales, a los impetuosos discursos electorales del mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, ni tampoco a la imposición de aranceles a productos mexicanos a cambio de atender políticas migratorias.

Por Morena, habló la senadora Bertha Alicia Caraveo Camarena, quien puntualizó que aprobar el T-MEC facilita el avance del país hacia una nueva visión internacional y regional de los acuerdos comerciales y los beneficios que conlleva.

Por el Partido del Trabajo (PT), la senadora Geovanna Bañuelos dijo que el tratado permitirá abrir nuevas etapas para el comercio de la región, lo que impulsará el desarrollo económico del país.

El senador Antonio García Conejo, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), resaltó que la ratificación del T-MEC moderniza las relaciones comerciales, además de que fue resultado de una ardua negociación que en todo momento buscó el mayor beneficio para México. (Con información de Ntmx)

Aquí el decreto aprobado:

Dictamen Tmec by Aristegui Noticias on Scribd






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.