Parque Nacional de Los Remedios 'festeja' 80 años con 80% menos de su área original - Aristegui Noticias
Parque Nacional de Los Remedios ‘festeja’ 80 años con 80% menos de su área original
Ciudadanos y autoridades municipales urgen a los gobiernos estatal y federal a proteger lo que queda del también conocido Bosque de Los Remedios.

Tiene 80 años y ha perdido alrededor del 80 por ciento de su extensión original.

Se trata del Parque Nacional de Los Remedios, creado en 1938 y que albergó un santuario, un observatorio prehispánico y conserva vestigios arqueológicos. La invasión para fines inmobiliarios y la contaminación han diezmado esa área natural protegida.

En 1938, el entonces presidente Lázaro Cárdenas expropió 400 hectáreas en el extremo oeste del municipio de Naucalpan, Estado de México, y por decreto presidencial creó el Parque Nacional de Los Remedios.

En su interior se ubicaban el Santuario de la Virgen de Los Remedios, el Cerro de Moctezuma (utilizado por los aztecas como un observatorio) y monumentos arqueológicos (un acueducto y un templo chichimeca, además de otros vestigios).

Al día de hoy, queda menos del 20 por ciento de acuerdo con autoridades y activistas. La Comisión Estatal de Parques Naturales y de la Fauna (Cepanaf) tiene registradas 105 hectáreas como área natural protegida, pero de éstas ya varias han sido invadidas o contaminadas de forma drástica.

Asentamientos irregulares que van desde casuchas de cartón hasta grandes residencias se pueden observar al recorrer uno de los últimos pulmones con los que cuenta el área metropolitana de la Ciudad de México. Además, empresas o particulares han intentado hacer desarrollos inmobiliarios en el área del bosque que a la fecha, pese a su evidente ilegalidad, se siguen litigando en distintas instancias judiciales.

Patricia Canales, presidenta de Fuerza Unida Emiliano Zapata en Pro de las Áreas Verdes, A.C., informa que son varios sitios en los que están siendo invadidos dentro del bosque: el Cerro de Moctezuma, la zona conocida como La Lomita, los alrededores de la Presa de Tenantongo, y áreas aledañas a los pueblos de Los Remedios y San Juan, entre otras.

 

Tres botones de muestra:

El cerro de Moctezuma. De acuerdo con asociaciones de colonos de los alrededores, en este sitio que cuenta con el ‘resguardo’ y ‘protección’ del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), fraccionadores han ido reduciendo su área con la construcción de residencias haciendo uso de varias argucias legales como la escrituración vía “prescripción positiva”. Abogados alertan que este recurso es inválido en áreas naturales protegidas y más aún en zonas arqueológicas determinadas por el INAH.

Acueducto de Los Remedios. Otro caso que aún no se ha concretado pero está latente es la intención de construir 66 departamentos en una hectárea y media que se encuentra junto al acueducto de 461 metros de longitud, sitio turístico e histórico del municipio de Naucalpan. En 2006, inició la batalla cívica y legal de vecinos por proteger este sitio.

La también abogada Patricia Canales relata que los responsables: la empresa Desarrolladora Mallorca, S.A. de C.V. y de su apoderado legal, Jaime Cortez, se han caracterizado por el desacato de órdenes legales y administrativas. Además, estos fraccionadores han contado con el apoyo de diversas instancias estatales y municipales. Gracias a la defensa jurídica de esta área del bosque, se logró no sólo la suspensión de la obra por parte de la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (Propaem) al detectar que la Secretaría de Medio Ambiente estatal no tenía facultades para otorgar permisos de impacto ambiental en un área federal. Además, se ganó un juicio cuya sentencia fue que no se puede construir en un área natural protegida.

No obstante, a la fecha los presuntos propietarios del lugar insisten en hacer valer sus escrituras, que a decir de la activista, “son apócrifas pues se derivan de lo que se llama prescripción positiva” (…) “tienen un vicio de fondo: nunca han sido poseedores del lugar y eso las nulifica inmediatamente”.

 

Polígono IV del Bosque de los Remedios. Desde mayo del año pasado a la fecha, en este sitio fueron arrojadas varias toneladas de cascajo, se han talado árboles, se han hecho excavaciones y la invasión también involucra el área del llamado derecho de vía de las torres de alta tensión de la Comisión Federal de Electricidad que cruzan el polígono.

Asociaciones de colonos y representantes vecinales de 9 colonias presentaron un oficio el diciembre pasado denunciando todo esto al entonces alcalde Edgar Olvera. De acuerdo con autoridades municipales, el responsable de la invasión, de nombre Luis Soberanes Sobrino, exhibe diversos documentos: un contrato de compraventa con un ejidatario que se dice dueño del área no urbanizada del polígono IV, Francisco Saúl Roa Velázquez.

El polígono, además de ser área natural protegida, incluye una franja debajo de las torres de alta tensión. Autoridades del ejido de Los Remedios desconocen dicho documento e incluso informan que el señor Roa se encuentra suspendido de sus derechos.

Para la tala de árboles, Soberanes Sobrino presentó un permiso de la delegación de la Semarnat en el Estado de México, pero la ubicación que menciona el documento no corresponde al área del bosque, sino a un predio particular ubicado en una colonia aledaña. Por último, para hacer excavaciones y abrir un camino al interior del bosque, el responsable mostró un par de cartas compromiso que firmó con el Comisariado Ejidal de Los Remedios y con la Fundación Los Remedios A.C., en las que se compromete a ”respetar y no hacer ninguna actividad que perjudique el bosque”; no obstante, con el pretexto de “limpiar y retirar escombro”, ha continuado con la invasión del sitio.

En días recientes, la Síndica Procuradora del gobierno de Naucalpan, Mariela Pérez de Tejada, solicitó la colaboración de la Cepanaf, del gobernador Alfredo del Mazo y de la Profepa, para frenar esta invasión que se ha caracterizado por la utilización de maquinaria pesada y el desacato a medidas administrativas, como es el derribo de los letreros colocados por la autoridad municipal donde se advierte que el área no es urbanizable y está prohibido cualquier intento de invasión.

El ex alcalde y hoy diputado local Eduardo Contreras, quien durante su administración (2000–2003) llevó a cabo la construcción de 9 kilómetros de barda que delimitara y protegiera el área que quedaba del Parque Nacional de Los Remedios, destacó la importancia de que tanto autoridades municipales como estatales actúen para frenar todos estos intentos de invasión que se caracterizan no por ser “viviendas austeras, sino grandes viviendas de gente que sí tiene posibilidades económicas como para estar invadiendo el parque que es un bien de todos”

En declaraciones para Aristegui Noticias, advierte que el gobierno del estado “sí tendría que denunciar jurídicamente a los invasores y por otro lado el gobierno municipal debe parar las construcciones”. Advierte que va a estar muy pendiente de que se lleve a cabo un plan de regeneración y protección del parque, “que no existe actualmente”, pero al que se comprometieron autoridades de ambos niveles de gobierno en una reunión reciente y también a que “se procese jurídicamente a los responsables”, a fin de detener las invasiones.

Consultada por este sitio de noticias, la Dirección de Medio Ambiente de Naucalpan informa que efectivamente el Polígono IV es una de las zonas de mayor problema, junto con el sitio conocido como “El Atorón”. “El gobierno municipal mantiene reuniones con autoridades estatales, quienes están a cargo de la zona, a fin de que se implementen acciones necesarias para atender la problemática (…) En la última reunión, el Gobierno del Estado indicó que se actuaría junto con la Federación para atender el tema”, explicó.






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]